FANDOM


116 dic 2014 21:48 - efewee: 3°era ------------------------------------------- "Quien nos iba a decir que pasaríamos meses enteros sin ver zombies... Te acuerdas del principio? Todo era un caos y nadie apostaba un duro por la supervivencia de los humanos,y ahora miranos..." chris se levantó de la parte de atrás "que haces? Con quien hablas?" preguntó extrañado "con caracortada" el robot iba en la parte del copiloto. "Sigo sin entender porqué el va en la parte de alante..." Sonreí "él tiene mas poder que tú en este minigrupo que hemos formado. Gracias a él conseguimos nuestro propósito" levante la prótesis robotica de mi mano izquierda. "Y ya la controlo mejor que la derecha. Si yo muriese, obedecirias a caracortada" Todo era tranquilo y relajado. No sabíamos donde nos dirigiamos. Ni nos lo preguntabamos. Sólo buscábamos algo que ni si quiera sabiamos que era. Entonces me cruce con lo que yo buscaba. Apareció corriendo del lado de la carretera y joder. Estaba buenisima. Pare el coche lentamente al lado suyo y baje la ventanilla. "Vaya, que gustoso es encontrarse más personas. Estaba cansado de ver tanto hombre..." chris refenfuño en la parte de atrás. La chica sonrió. Yo seguí hablando "como te llamas?" pregunté. "Ariel" dijo mientras me estrechaba la mano "escuché vuestro coche cerca, y vine con la confianza de que no fueseis...ya sabéis" Sonreí "tranquila, solo somos dos tíos y un robot." sin darme cuenta, la estreche la mano robótica, ya no me daba cuenta. Ella se extraño. "Tranquila, no le caigo bien a los magos. Por cierto, yo soy efe, y estos son chris y caracortada" chris sonrió y saludo a lo lejos. Caracortada sólo emitió un pitido. La escena le hizo gracia. "No solemos hacerlo, pero ahora tenemos espacio en el coche y si quieres..." "Donde coño estas ariel?!" se escuchó a lo lejos. Un hombre apareció de la dirección donde vino la chica. "Te dije que escuché un coche nathan!". El chico se desesperó " y si intentan matarte que?!" empecé a hablar "tranquilo, somos pacificos" el hombre llamado nathan se acercó al coche. "Como se yo eso?" saque mi revolver y se lo puse en la mano "si hago algo sospechoso, disparame. Tienes derecho de proteger a los tuyos." ariel habló por fin " tenemos que llevarlos con los demás, son de fiar. Tengo una corazonada." nathan la miró, luego me miro a mí. Y se dio la vuelta. "Que nos sigan." ariel nos miró y volvió por donde vino. Gire el coche en su dirección. Chris se consternó. "En serio vamos a ir con ellos? Y si no son de fiar?" le miré y les sonreí. "Tengo una corazonada" 16 dic 2014 22:10 - Guio: Iba corriendo a lo largó del campo, el sol se habia escondido lo suficiente para no afectarme Traicionada por los halcones Rescatada por la orden Y más tarde, traicionada por la orden Intente en vano tatuarme un logo en contra de ellos, pero se regeneraba, así que lo prasme en mi capa Me pare, comprobe mis juego de cuchillos, y dije en voz alta: Puedo olerte Entonces un murciélago que había cerca se lanzó hacia mi La esquive, y la estampe contra el suelo "Lección número 1: nunca ataques con tu forma animal si ya te han descubierto" El murciélago se transformó en una chica de unos... 10,11 años? Ni en la orden habia tan jóvenes Entonces lo intui, y me eche hacia atrás Un cuchillo atravesó el lugar donde estaba "Lección número 2: los vampiros podemos sentir donde hay sangre, y a quien pertenece Y de paso... En serio te parece buena idea mostrar tus habilidades?" La otra chica, de unos 20 años, se rió Entonces un oso... UN PUTO OSO me golpeo la espalda, tirandome al suelo Entonces la joven vampira se lanzó encima mia, con intención de morderme... La agarré y Di media vuelta, quedando yo encima de ella, me aparte de un salto y saque dos de mis cuchillos Entonces a la pequeña se le reflejo un colgante, con el símbolo del viento Me trajo recuerdos de cuando era humana "Tu... Por que tienes eso?" 16 dic 2014 22:14 - Guio: *agua 16 dic 2014 22:14 - Guio: Símbolo del agua* 17 dic 2014 01:32 - Jass: "¡No es por aquí Nathan. Ya te he dicho que no es por aquí!" decía Brenda mientras golpeaba mi hombro una y otra vez mientras gemía de dolor. "Es por aquí, llevo años tomando este atajo, dejame a mi, ¿vale?" dije mientras seguía con una mirada seria hacia el infinito de la carretera. No había silencio en el coche, cada dos segundos se oía un grito estruendoso de mi novia, la cual había roto aguas. Intentaba llegar a nuestro campamento, pero la lluvia no me dejaba ver apenas nada. Despues de unos minutos sin encontrar el camino pare el coche y la ayude a salir de el para metera en la parte trasera e intentar que surgiera alli el parto. "¡¿QUE HACES ANIMAL?! ¿NO VES QUE AQUÍ NO PUEDO HACER ESO?" decia mientras seguia pegandome. Brenda no es que fuera asi por el parto, era asi siempre. Absorbia cada gota de energia de mi cuerpo hasta anularme completamente, la gente siempre suele hacer burlas de ello, diciendo que nunca llevo los pantalones en la relacion pero... Yo no podia hacer nada. La queria despues de todo, era su saco de boxeo... La tumbe en el asiento trasero y la quite los pantalones. Empece a ayudarla con las respiraciones, a empujar y animarla. La noche seguia su curso, y la lluvia cada vez era mas fuerte. Apretaba su mano sin parar, estaba viviendo el momento, despues de tanto tiempo, ya que para mi paso una eternidad, mi hijo iba a nacer, le enseñaria todo lo que he aprendido en este mundo, o en lo que queda de el. Ella seguia gritando, hasta que en el ultimo empujon pude ver algo. Mi corazon se paro, mi respiracion, todo mi cuerpo se congelo. En el ultimo empujon el niño cayó en mis brazos lentamente y mi unica reaccion mirarlo sin decir palabra. Brenda respiraba mas tranquila, mientras miraba el techo del coche. Como habia podido... No me lo podia creer. "Joder, esto es lo mas doloroso que he experimentado en mi vida" dijo jadeando. En ese momento se hizo un silencio por parte de los dos en el coche, excepto por el bebe, que no paraba de llorar. "Nathan, ¿es que no me vas a felicitar despues de tanto esfuerzo? ¡Te he dado un hijo!" gritaba indignada y sin fuerzas. Mi silencio seguia cediendo. Ella seguia mirando al techo. "Dejame ver a mi niño, anda" dijo mientras se incorporaba. Me miro y no pudo contener la cara de sorprendida. Yo me encontraba totalmente empapado, ya que no cabia del todo en el coche y habia ayudado en el parto con mitad del cuerpo fuera de el, sujetando al niño. La miraba con la mirada totalmente perdida en algun lugar de mi cuerpo. "Tomalo, ahora es solo tuyo" dije mientras lo ponia en sus brazos y me volvia a poner en mi asiento. El niño era completamente negro. Claramente no era mio, por desgracia, me habia engañado con el unico negro del campamento. Me reia en mi interior porque ya no podia mas, habia perdido lo poco de cordura que me quedaba en ese momento. "¿Que? ¿Vamos a casa o es que no vas a arrancar?" dijo con tono de amargada desde el asiento trasero. Me baje del coche, me dirigi hacia el asiento en el que me habia colocado anteriormente y la cogi de los pies hasta sacarla fuera del coche. "¡¿Nathan?! ¡¿Que coño te pasa?!" gritaba con cada vez menos fuerzas. Desde el suelo, abrazando al niño con la lluvia empapandonos a los tres agarre la puerta del copiloto mientras me dirigia a ella. "Dime, ¿se lo llevo a su padre o te lo quedas tu?" le dije con un tono bajo y triste. Ella me miro fijamente y no dijo nada. "Tan egoista como siempre, zorra" dije mientras me subia al coche y me deslizaba hasta el asiento del piloto. Arranque y deje a los dos atras, sin ningun miramiento. Que la jodan. Despues de cinco años de relacion... He sido lo que siempre he dicho y nada mas, un saco de boxeo, pero ya era hora de dejar claro que era libre. 17 dic 2014 16:30 - Ivan: - ¡Deprisa! El entorno se volvía cada vez mas borroso a medida que aumentaban la velocidad. El calor que irradiaba su montura les protegía del frío invernal. Un grito desgarrador surcó el lugar y los dos se llevaron las manos a los oídos. - Nos va a alcanzar... Nos va a alcanzar... El grito se intensificó y se le unieron las ramas de los arboles partiéndose mientras aquella extraña 'cosa', bajaba directamente. Un pequeño salto fue suficiente, pero no evitó que las garras arañaran la espalda de la muchacha antes de que la criatura volviera a elevarse y desapareciera. Varios metros después, Erik se agachó un poco y susurró algo. El gran lobo gris disminuyó el paso hasta que finalmente pararon al lado de un río congelado. - Te amo - dijo la chavala acariciando al lobo. - Si no fuera por ti... - A saber qué era eso - la cortó Erik. Buscaba algo por el lugar con los brazos cruzados y tiritando. - A-ayudame a enc-contrar algo con lo que romper el hielo. La mujer, mejor dicho, se recogió, el pelo en una cola de caballo naranja y se puso manos a la obra. En cuestión de minutos, los tres estaban saciados y somnolientos. - N-no h-ay ningu...na cueva ce-cerca. Los dos temblaban de frío. El lobo les observó y tras darse cuenta de la situación se acurrucó junto a ellos. El calor que emanaba les salvaría... Otra vez. Aunque la nieve sobre la que se sentaban no ayudara. - B-ueno, algo me-jor. - M-añana l-legaremos a la ciudad. S-olo un día m-más. La noche se cernía. 17 dic 2014 17:24 - ‪+34 622 62 04 46‬: Alexia miraba por la ventana, absorta, quizas esa noche podria ser... -¿En que piensas?-le pregunte. -En que esta noche es muy tranquila, los cadaberes en descomposicion tapan nuestro olor, la luz de la luna entra por las ventanas y este es nuestro primer dia en este piso. Tuvimos suerte-continuo- de encontrarlo, ya no hay zombies y este piso es acojedor, tardaran en encontrar nuestra pista. Podria aconstumbrarme a esto. Mis brazos rodearon su cuerpo y nos quedamos mirandonos a los ojos. Yo miraba sus ojos marrones caramelo que brillaban a la luz de la luna con toque de tristeza, ella miraba mis ojos verdes claro que al estar de espaldas a la luna se oscurecian dandole una profundidad misteriosa. Acercamos nuestros labios hasta que se encontraron en un tierno y humedo beso. Me hecho sobre el sofa y me enpezo a besar el cuello, le di la vuelta poniendome sobre ella la mire a la cara y la volvi a besar, esta vez de forma mas apasionada. Nos cojimos de la mano y nuestros dedos se entrelazaron, empezo a incarme las uñas, la cuales cada vez se crecian mas. -Kvothe...-susurro. Con la otra mano acaricie su cintura y lentamente le subi la camiseta, pero ella paro mi mano y se aparto. -Lo siento, todavia no puedo, no estoy preparada. Yo... Antes de que pudiese continuar la interrumpi. -No te preocupes, te dije que esperaria lo que fuese necesario y no te presionaria. -Pero... -Ya dije que no me importa esperar. Le di otro beso y saque de la mochila una manta y unas latas en conserba. Mientras comiamos envueltos en la manta hablamos de nuestra vidas antes de conocernos, le conte que tenia dos tias y del resto no hable porque ya se los mencione. -Perdon,-dijo con culpabilidad- yo te separe de tu hermana. -No te sientas culpable, tu pensaas que estaba con el asesino de tu padre(todavia no sabia que era Roland) ademas, si no hubieras hecho, jamas te habria conocido. Ella me habia contado que un grupo habia asesinado a su padre y que su tia, la mujer del lobo alpha y loba alpha de su antigua manada queria vengarse. -¿Y tu madre?¿Que paso con ella? Nunca me habia hablado de ella y sentia curiosidad, pero en un segundo me senti fatal al ver sus preciosos ojos manchados por unas lagrimas. -Perdon, perdon. Dije desesperado. -No te disculpes, no es nada malo, solo la echo de menos. Iva a interurmpirla pero ella lo ignoro y continuo. -En mi antigua manada mi tia era la loba alpha cuando tenia 9 años mi madre se quedo nuevamente embarazada y poco despues estallo un guerra entre manadas por el territorio de caza. Un dia cuando mi madre estaba ya de 8 meses, nos atacaron, casitodos consiguieron huir mientras los demas, entre ellos mi padre, luchaban. Pero cuando estabamos listos mi madre rompio aguas, ella me dijo que hullese pero no lo hice y me escondi. Uno de la manada enemiga entro y de un zarpazo la mato, a ella y a mi hermano. Sali de mi escondite y por primera vez me transforme.

Lo mate, no lo recuerdo bien, estaba cegada por la ira pero cuando volvi en mi y vi a mi madre desangrada y los restos de aquel hombres esparcidos por todos lados, vomite. Tras aquello, mi tia se caso con su lobo alpha y asi se unieron los clanes evitando mas derramamiento de sangre.

Hizo una pequeña pausa y cintinuo. A partir de transformarme me empezaron a tratar como una adulta, te lo explicare. Para nosotros llegar a la madurez es cuando nos transformasmos por primera vez con unos 13 pero en casos como el mio se produce un transformamiento prematuro, aun asi te empiezan a instruir. Pero un problema del transformamiento prematuro en mi caso, fue el motivo por el cual tengo miedo de hacerte daño, no me controlo a veces. Para cuando acabo, ya no quedaba comida en las latas. -No se que decir... -No digas nada, ni vuelvas a sacar el tema. Me abrazo y nos tumbamos en el sofa, apoyada su cabeza en mi pecho, nos dormimos. Me desperte en mitad de la noche helado, la lluvia que habia empezado al dormirnos se habia cambiado por nieve, me levante del aofa y saque otra manta. Me acerque a Alexia que estaba caliente y me quede mirandola, ella era todo para mi. Le debia la vida no solo por evitar que me matara su manada, tambien por no dejarme solo. En mi infancia pasaron cosas horribles, pero jamas estube solo y desconocia que haria en esa situacion.. Cuando me iba a acomodar se escucho un aullido a lo lejos y alexia salto del sofa tirandome al suelo. -¿Estas bien?- me pregunto.

-Si, pero como nos han encontrado? -Eso no importa, tenemos que irnos. Recojimos la cosas utiles y salimos saltando la valla del patio del bajo. Como teniamos decidido, corrimos hacia la carretera en direccion contraria al territorio de la manada de Alexia. Ella iba por delante mia, cruzo la carretera mientras me llamaba para que corriera mas rapido. "Nadie normal puede seguirte el ritmo" pense frustrado. Cuando fui a cruzar una luz me deslumbro y sali despedido. Un coche paro y de el salio una chica. -¿Eso era una persona? Antes de que el chico del asiento del conductor dijiese algo, Alexia me agarro y metio adentro del choche sin que la pareja pudiera evitarlo. -¡Arranca!- grito alexia. -¿Que haceis?- dijo el muchacho. -Arranca Adrik, lo hemos atropellado, tenemos que ayudarlos. Adrik arranco de mala gana. -Por cierto, soy Natasha y este mi hermano Adrik-comtinuo mientras sacaba un mechero del bolsillo. -Yo... Yo sly kvothe. Dije atontado, no por el dolor ya que solo tendria unos moratones, si no porque Natasha me parecio preciosa. Alexia lo noto y me piso el pie discretamente. -Yo soy Alexia y cuidado con lo qie haces con ese mechero. Natasha no parecia agradarle y por primera vez vi que era celosa. 17 dic 2014 19:22 - Ivan cambió el icono de este grupo 17 dic 2014 19:58 - Gomez: Como osas quitar al cangrejo Ivan?! 17 dic 2014 19:58 - Ivan: Me cansé de metáforas y pasé a la acción! 17 dic 2014 19:59 - Gomez eliminó a Ivan 17 dic 2014 19:59 - Gomez: Que os sirva a todos de aviso! 17 dic 2014 20:09 - Gomez añadió a Ivan 17 dic 2014 20:08 - Gomez: Espero que hayas aprendido la leccion 17 dic 2014 20:14 - Ivan: Ni siquiera me di cuenta de que me habías hechado (͡° ͜ʖ ͡°) 17 dic 2014 20:15 - Ivan: Ja! Tu poder dictatorial no funciona Gomez 17 dic 2014 20:15 - Gomez: *echado 17 dic 2014 20:15 - Gomez: Que no? Que NO!? 17 dic 2014 20:19 - Ivan: Erik y la muchacha estaban acurrucados cuando oyeron pisadas

- Hola, soy Alex... Y esta... Es... MI... NIEVE!

En ese momento el lobo se abalanzo y cenó con sus tripas 17 dic 2014 20:19 - Ivan: (???????) 17 dic 2014 20:20 - Ivan: Bueno vamos a dejar de ensusiah esto xD 17 dic 2014 20:22 - Gomez: Ok... xd 17 dic 2014 20:55 - Gomez: Estaban empezando a quedarse adormecidos. Acurrucados junto al gigantesco lobo cuando una luz les apunto directamente a los ojos y les hizo despertarse de inmediato. El lobo empezo a gruñir, enseñando sus dientes. El chico se puso delante de la chica, que con las heridas en su espalda cada vez peor era incapaz de moverse.

La luz bajo un poco y dejo de deslumbrarles. Pudieron ver que provenia de una linterna, sujeta en la mano de una chica que, alumbrada por la luz de la noche, movia la cabeza como si asintiese mientras la lluvia caia sobre ella. Llevaba el pelo corto y peinado hacia atras, era oscuro, aunque no podian diferenciar bien el color de este. Su piel palida bajo la luna relucia como si fuera plata. Se quito un casco y dejo de mover la cabeza. Podian escuchar una debil melodia punk salir de este. -¿Qué? ¿De acampada?- fue todo lo que se limitó a decir con una sonrisa cruzandole el rostro. Pero en seguida la sonrisa se borro de su rostro. Se quito la chaqueta de cuero y apartando al lobo de un manotazo fue hacia la chica. Ninguno hizo nada para impedirselo. Miró las heridas de su espalda y acto seguido le puso la chaqueta encima. -Tú, ¿puedes montar en el lobo?- preguntó al chico. Este asintió- Vale, seguidme. En mi moto solo cabe uno mas. Ayudame a cargarla hasta alli. Empezaron a cogerla. Estaba a punto de perder el conocimiento. -Gracias- se limitó a decir el chico. No estaba en posicion de rechazar ninguna ayuda. -Joder, habeis tenido suerte de que estuviese por aqui. ¿Como se ha hecho esto? -No se… algo bajo del cielo y…- empezó a decir. -Describemelo- le cortó. -No se… tenia alas…-se limitó a decir. -Gracias a Dios. Pense que lo mismo habia bajado del cielo montado en patinete- le contestó la chica. El chico la miro con incredulidad. -Sarcasmo. Ya habian llegado a la moto, la cargaron atras y se la ató a la cintura para evitar que se cayese en mitad de la carretera. -Ok. Seguidme. Ya intentaremos dilucidar que le atacó despues. -¡Espera! ¿A donde la llevas?- preguntó el chico en su montura. -¿A donde? Pues a un puto hospital. Aunque si lo prefieres podemos perder mas el tiempo y lo mismo solo hace falta llevarla a la morgue. La chica gimió quejumbrosa un poco a su espalda. -Tranquila, pronto estaras como nueva. Y dicho esto arrancó.

Despues de un rato con el bebe en brazos, tiritando de frio e intentando protegerlo de la lluvia como le era posible, vio un coche acercarse por la carretera. Se paró frente a él y este se detuvo en seco. De él bajo un hombre de unos cuarenta años. -¿Brenda, eres tú? -¡Oh, por Dios! ¿Álex?- gritó esta con alegria. -Si, soy yo, que pa… ¿Es ese tu...? ¡Sube ahora mismo al coche! ¡Harry, coge las mantas del maletero, corre!- gritó hacia el coche. Una vez dentro resguardaron al bebe, que respiraba lenta y pesadamente, entre las mantas. La madre no paraba de llorar y tiritar. A pesar de ello solo cogió una de las cinco mantas y dejo el resto para su retoño recien nacido. Iba junto a Harry, un chaval albino de unos 20 años, en la parte trasera. -¿Que cojones, Brenda , donde coño esta Nathan? ¿Por qué no habeis venido a nuestro hospital? Sabeis de sobra que todos vosotros sois bienvenidos en la ciudad. -I… ibamos a ir. De hecho estabamos yendo. Pero no pude aguantar mas y… y lo tuvimos en mitad de la carretera y… -¿Y qué? ¿Qué le paso? ¿Esta bien?- preguntó Álex muy preocupado. -Si… si… pe...pero…- y se limito a enseñar a su bebe- Cuando él lo vio… nos- las lagrimas le impedian hablar con normalidad- nos echo del coche y… y… -¿Por qué?- preguntó Harry a su lado. -Por como es…- respondio ella. -¿Y que tiene este pequeño de malo? ¡Si es precioso!- dijo mientras le hacia carantoñas en su regazo. Ella se negaba a cogerlo. -Es negro. -¿Y?- siguió Harry. -Nathan no- añadio Álex desde el asiento delantero. -Oh…- dijo Harry. Él no conocia a ninguno de los dos. Y por lo visto estaba metiendo la pata- Bueno, mis padres tampoco eran tan blancos y no por ello me abandonaron en una cuneta- añadió, intentando arreglarlo como pudo.

Estaban llegando a la ciudad por fin. El pequeño, sin nombre aun, respiraba mejor y estaba empezando a recobrar calor. A pesar de ello no estaba fuera de peligro. La madre, sin embargo, aun mojada, parecia estar cogiendo un catarro y les asustaba que pudiese derivar en una neumonia. 17 dic 2014 22:57 - Guio: Nisiquiera respondió "Te lo repito, De donde coño sacaste eso" Ni me respondió La pequeña vampira retrocedio Mientras, la otra empezó a atacarme desde la distancia, jugando con un par de cuchillos Ambos cuchillos fueron hacia mi, cada uno desde una dirección Volé Hace ya unos 10 años que practicaba la lucha aérea, y la manejaba bastante bien esquive los cuchillos, entonces una voz vino a mi cabeza "Ellas piensan que son de su madre" "Qué?!" Pensé "imposible" (en mi familia siempre hubo una extraña e incestuosa relación: la mujer siempre tenía 3 hijos, la primera siempre era una psiquica la segunda Maga el tercero era un barón, que preñaba a uno de las dos, y el ciclo se volvia a repetir Y en teoría, yo deberia haber sido un chico pero no lo fui ni Maga ni psíquica Si que era buena peleando, pero aquello era un deshonor, así que me abandonaron No se que pasó después...) Por culpa de Distraerme en la batalla me alcanzo una piedra que me rompió el brazo derecho Baje al suelo, y hice una humilde reverencia "No quiero pelear, y no tenéis ninguna posibilidad" justo Cuando acabe de decir eso, un Dardo paralizo a la Maga Saque una de las muchas bolsitas de sangre que tenía "Pero si queréis comida, me vais a contar tooodo lo referente a ese colgante" Pude ver como la Maga tenía el símbolo de la tierra 18 dic 2014 00:06 - Jass: El limpia parabrisas seguia funcionando sin parar. Me era mas facil encontrar el camino a casa sin que me empujaran y me gritaran. Como podia haberme engañado despues de todo lo que he hecho por ella... Soy estupido por haberme dejado manipular de esa forma. Saque de la guantera un paquete de cigarros y me encendi uno mientras que conducia con la otra mano. Abri un poco la ventanilla y podia oler la lluvia, sentir el frio de aquella tormentosa noche. Estaba llegando al campamento de nuevo, despues de estar horas y horas dando vueltas. Pude ver unas sombras en la carretera que conducia a la entrada del campamento. Fui yendo mas lento poco a poco hasta terminar al lado de las sombras. Era Gus y una chica. Baje aun mas la ventanilla y les mire fijamente mientras sujetaba el cigarro con la otra mano. Gus y la chica se dieron la vuelta y me miraron fijamente, empapados por la lluvia. Hice un gesto para que subieran y acto seguido se abrieron las puertas traseras del coche. "Menos mal que nos has visto tio, hemos empezado a escuchar aullidos y..." dijo Gus mientras agarraba mi asiento y ponia su cara cerca de mi oido. Algo hizo que se callara en ese instante. "Me habian dicho que Brenda y tu habiais ido de camino al hospital" termino diciendome. "Y alli la he dejado" conteste serio mientras entraba por fin en el aparcamiento del puerto. Gus al notarme serio no volvio a preguntarme nada. Salimos del coche, y fui consciente de que esa chica no era de nuestro campamento. "Hola, Ariel" dijo mientras me daba la mano. Parecia una mujer bastante fuerte y segura por la forma de apretar la mano. "Nathan. ¿De donde has salido?" dije yo mientras soltaba una pequeña sonrisa. "No se si oiste hablar del quinto grupo de magos del norte" dijo mientras caminaba conmigo hacia el motel que habia despues del puente. Gus se encontraba delante vigilando el camino. "Claro, era uno de los mas importantes, nuestros aliados" le conteste. "Bien, pues estan todos muertos" termino con un tono cortante y frio. La mire asustada. Me preguntaba que narices habia pasado por alli. Esos magos eran unos de los mas entrenados... ¿Como podrian haber muerto tan facilmente? Y mas sin haber zombies ya de por medio. "Teneis que tener cuidado, estan lejos, pero podrian acercarse" dijo mientras me miraba y despues de un silencio, abrio la puerta del motel. Entramos al hall, y alli estaba el campamento entero, conversando, mientras que otros iban a la cocina a preparar la cena. Al verme, todos empezaron a levantarse de sus asientos y a preguntarme por Brenda y el bebe, pero mi mirada solo buscaba a alguien, y no podia pararme a dar respuestas. Aparte un sillon y me acerque a Jimmy. Le cogi por el cuello y le puse contra la pared. "¿Te follastes a mi mujer hijo de puta?" dije mientras ponia mi pistola en su sien. El hombre asustando solo me negaba con la cabeza y comenzo a llorar. "¡Dimelo! ¡Te follastes a mi mujer! ¡Se que eras tu, eras tu el que siempre estaba con ella cuidadola cuando yo no estaba!" decia mientras perdia totalmente los nervios y la voz. Nadie se movia ni decia nada, despues de todo yo creo que soy el mas alto cargo despues de nuestro lider, el cual no estaba esta noche. Alguien cogio mi brazo lentamente y me aparto del hombre. Era Ariel. "Si de verdad crees que ha sido el, te equivocas" me dijo intentandome calmar. "¿Acaso tienes puta idea de alguien de nosotros?" la grite a ella. En ese momento se saco una chapa de identificacion. Perfecto, lo que necesitaba, una psiquica, igual que un poligrafo pero sin tener que atar a nadie a ningun lugar. "Muy bien, dime quien coño ha sido entonces, tiene que estar en esta sala" le dije mientras me sentaba en un sillon con el arma en la mano y todos seguian en silencio. Ella miro alrededor, concentrada en cada cara, aunque fueran tambien blancos. "En realidad, ahora mismo, no esta en esta sala" contesto una vez mas. Guarde mi arma. No tendria sentido que la nueva me mintiese nada mas llegar. Un momento. ¿Y si me estaba mintiendo? ¿Y si no era tenia poderes psiquicos? "Muy bien, demuestrame que de verdad tienes esos poderes, mujer" le dije orgulloso al haber pensado en esa trampa. En ese momento mi arma se estrello contra la pared. Yo levante mis manos en son de paz para bromear, en realidad si me habia cagado un poco, siempre me dieron mala espina esos poderes paranormales. "Esta bien, esta bien, esta todo en tus manos" le dije mientras me iba a la cocina. Ella solto una sonrisa picara y se dio la vuelta para hablar con Gus y presentarse al resto. 18 dic 2014 17:50 - Ivan: - Preparate para cualquier cosa.

El lobo asintió levemente en plena carrera y se puso al nivel de la moto. No llevarían mas de un par de kilómetros recorridos cuando volvió aquel grito espantoso. Aparecieron dos desde detrás de una montaña y se abalanzaron sobre ellos, y con precisión absoluta evadieron los esquives. Tanto de la moto como del lobo.

Erik sacó el machete de su funda y rápidamente asestó un tajo en la pierna del engendro, que los soltó a varios metros de altura y les hizo aterrizar con una fuerte sacudida. Algo cayó junto a ellos. El suelo se tiñó de rojo. Casi sin tiempo de respirar, otra cosa cayó en el mismo punto exacto. Todo explotó. Sus ropas se mancharon. El lobo, otrora gris, se tenía pelirrojo. Algo pegajoso se quedó en su mejilla, en su pelo, su chaqueta...


 Observó la rueda zigzaguear hasta el borde del precipicio, atravesando el quitamiedos partido por la mitad, seguramente por otros que habían seguido su mismo camino. Ni siquiera los gritos le quitaban el ensimismamiento.
 ¿De quien eran? Solo recordaba los chillidos que le rompían el tímpano.
 La rueda se precipitó al vacío, y resonó con un ruido metálico poco después que le hizo reaccionar.
 El lobo le empujó, indicándole que mirara arriba. Allí, enganchada a la pierna de una de esas cosas, apoyándose en las garras, la nueva trataba de sobrevivir mientras se elevaban cada vez más.
 
 - Rápido, por la montaña - le dijo al lobo mientras subía.
 
 El animal no se lo pensó más. Con su agilidad propia, comenzó a recorrer el lateral, bajo el ser, tratando de ganar altura.
 18 dic 2014 17:54 - ‪+34 622 62 04 46‬: Me dolia el costado, y empezaba a ponersemw morado
 18 dic 2014 17:55 - ‪+34 622 62 04 46‬: Perdon
 18 dic 2014 18:06 - ‪+34 622 62 04 46‬: Me dolia el costado y empezaba aponerseme morado, alexia me abrazaba preocupada por mi.
 -¿De quien huiais?
 -¿Por que, me interesa mas a mi?-dijo Adrik antes de que pudiesemos contestar.
 -No hace falta que os preocupeis, no nos persiguen por haber matado a nadie-dijo alexia.
 -Nos persiguen por escaparnos de ellos-aclare.
 -En unos kilometros os dejaremos bajar.
 -¿¡Que dices!? Lo has atropellado, tenemos que ayudarlos.
 -Pero no sabemos nada de ellos.
 -No te preocupes Natasha, estoy bien, en poco bajaremos.
 -No podemos, necesitamos un refugio kvothe. Para que te curen.
 -Parecen que ninguno aqui llevamos los pantalones.
 Dijo Adrik riendo.
 -¿Donde os dirijiais?- pregunto Natasha un su dulce voz.
 -Lejos de esta ciudad.
 -Vale, pues os llevaremos a un campamento cercano del que nos han hablado.
 18 dic 2014 18:07 - ‪+34 622 62 04 46‬: Con su*
 18 dic 2014 20:50 - ‪+34 686 62 99 72‬: Miro a mi alrededor viendo lo mal que estaba conduciendo mi hermano y vuelvo a prender el mechero, veo por el espejo del copiloto que Alexia me estaba mirando mal y sonrio -Tranquila que el mechero no es el problema... - Rio ligeramente de manera amistosa y agrando un poco la llama, Adrik para en seco y me apaga la llama, me quita el mechero y me mira pidiendo que fuera responsable por una vez -Maldita piromana... Dame eso- Le miro de mala gana -Sigue conduciendo culturista... - Gruñe y continua conduciendo. Miro a kvothe -Perdona al alelado de mi hermano... Conduce de pena- Veo que me mira como si se le hubiera perdido algo en mi cara e intento ocultar mi expresion confusa. Adrik me da un golpecito en el brazo molesto -Si condujeras tu acabariamos ardiendo... Maniatica del fuego... Estas loca, ¿lo sabias?- Le saco la lengua en tono de burla -Y tu cada dia eres mas lelo, ¿lo sabias?-
 18 dic 2014 22:37 - Gomez: “¿Qué haceis? Anda, tirar pa’ la ciudad, que os vais a hacer daño” oyeron resonar tanto el chico como el lobo en sus cabezas. Era la voz tranquila de la chica, que cada vez se alzaba más en el aire.
 Hasta que en un momento, de forma crucial, el ser que intentaba secuestrarla empezó a volar en elipses erraticas, emitiendo profundos quejidos de desesperación.
 Unas figuras aladas, oscuras como la noche, llegaron desde la lejania. Rodearon a la criatura y la hicieron descender lentamente y en silencio. Al llegar al suelo la joven se apartó de la bestia, con unas heridas con mala pinta en el brazo.
 -Perfecto, lo que nos faltaba a todos- dijo enfurruñandose.
 -Yo te acercare al hospital mientras el resto custodian a… lo que sea esto hasta la camara del banco en la ciudad, ¿vale?- dijo uno de los rescatadores.
 -Lo que sea, Sam- contestó la chica con cierta indiferencia.
 Y tras ello, él la agarró y emprendió el vuelo.
 
 -¡Álex! ¡ÁLEX!- gritó una mujer mientras se acercaba corriendo al coche que acababa de entrar por la carretera al aparcamiento del hospital.
 -Menos mal que estas aqui, Margaret, nos hemos encontrado a una de las refugiadas al otro lado del lago bajo la lluvia con un recien nacido y…- empezó a decir este nada más bajar del coche, mientras Harry ayudaba a Brenda a bajar del coche, cubriendola a ella y al bebe con su chaqueta.
 -Álex, es Grace, está herida. Tercera planta, cuarto 3B. Yo me encargo de ella- le cortó la mujer vestida completamente de blanco que habia salido a por él a la entrada.
 Álex no dijo una sola palabra. Simplemente entró en el hospital y empezó a subir las escaleras. Con los ojos abiertos como platos, palido como el blanco de aquellos pasillos y conteniendo la respiracion.
 -Hola, soy Harry y ella es…- empezó a decir el albino mientras cargaba con la adultera.
 -Si, vale, Margaret, encantada. ¿Puedes con ella?- le corto la mujer, señalando con la cabeza Brenda mientras cogia al bebe de los brazos de Harry.
 Este solo asintió.
 -Perfecto, sigue el pasillo derecho hasta una sala en la que pone 4C, que se sequé y se ponga algo caliente- y dicho esto salió disparada con el bebe en brazos.
 
 -¡Ay, yo que se! Una especie de pajaro con cabeza humana. Joder, no se que más quieres, si tanta curiosidad tienes ve a la ciudad y miralo con tus propios ojos- gritaba Grace a una mujer de mediana edad, pelirroja y con gafas, que sostenia un cuaderno y apuntaba cosas en él con determinación.
 Entonces Álex abrió la puerta. Empapado, de pies a cabeza, y blanco como la cal.
 Pero su palidez no duró demasiado, ya que al instante sus mejillas se tiñeron de rojo. Seguidas de su frente y finalmente el resto de su cara.
 -¿¡PERO SE PUEDE SABER QUE COÑO HA PASADO!? ¿NO PUEDO IR AL PUTO PUEBLO A POR ALGUIEN SIN QUE TE PASES TODO LO QUE TE DIGO POR LOS COJONES?
 -¡PERO VAMOS A VER PAYASO, LO PRIMERO QUE NO ME CHILLES!. ¡Y LO SEGUNDO, ¿TIENES TU PUTA IDEA DE LO QUE HA PASADO? NO, ¿VERDAD? PUES PREGUNTAS PRIMERO Y TE DEJAS DE MIERDAS!- saltó esta. Poniendose tan, o más, roja que el hombre.
 -Vale, vale. Respira, Álex, respira- dijo él para si mismo- A ver, Grace, bonita, ¿estabas aqui antes de que anocheciera?
 -No, pe…
 -Vale. ¿Estabas fuera a conciencia a pesar de lo que te dije?- la interrumpió.
 -Si, pero esque tenia un moti…
 -¡Entonces qué coño tienes que explicar!- la volvio a interrumpir.
 -¡Joder, pues si me dejas voy a ello!- saltó ella.
 -Oye, yo… voy a ir a la ciudad, ¿vale? Para completar los datos y…- dijo la mujer pelirroja.
 -¡NO! Cynthia, tu te quedas, si la mato quiero testigos.
 -¡Ay, que si, que eres el mas chulo de toda Frikitown! Mira, estaba volviendo como te habia dicho, ¿vale?, pero oí un grito y tambien los gruñidos del pajaro ese y joder, no iba a dejar por ahi a tres personas a su suerte. Ademas, como los habia captado cerca, pues me puse a buscarlos y, en fin, para cuando anocheció aun no los habia encontrado. ¡Pero qué querias! ¿Que los dejase morir alli?- dijo ella, aclarandose por fin.
 -Vale… De acuerdo. Entiendo por qué lo hicistes. Bueno, ¿donde estan ellos?- preguntó el hombre, mucho mas calmado.
 -¡Ay, pues yo que se! A una se la cargo el pajarraco ese y… bueno, a los otros dos… más o menos los deje atras.
 -Tonta. Es que tu eres tonta.
 -¡Ay, que si, venga que si! ¡Que mira como me erosiona el coño tó! ¡Que te pires ya!
 -¡No, esperate, que aun te tengo que dar las gracias porque despues de casi perder un brazo- dijo mirando al que esta tenia en cabestrillo- encima no haya servido para nada!
 -¿Álex?- dijo Harry con voz debil mientras llamaba a la puerta con suavidad e introducia lentamente la cabeza.
 -¡¿QUÉ?!- contestaron este y Grace a la vez mirandole fijamente y cortando asi su discusion.
 -Gracias- le susurro la pelirroja mientras se escabullia por el resquicio de la puerta que se habia dejado abierta.
 -Ah, Harry. Si. Grace, este es el chico al que he ido a buscar al pueblo mientras tu te dedicabas a hacer el canelo por ahi.
 -Genial. ¿Qué quieres, le bailo?- contestó esta. Visiblemente molesta por la pelea que acababan de tener.
 -No, pero ya que eres tan autosuficiente, te vas a encargar tu de guiarle en sus funciones de vigilante. ¿Donde esta Brenda?
 -Pri… primer piso, 4C- le respondió timidamente Harry- E...encantado, por cierto- dijo tendiendole la mano a Grace, rojo como un tomate.
 -No. Venga, no jodas. ¿Es broma verdad?- empezó a decir mientras Álex, sin mirar atras caminaba por el pasillo- ¡Vale! ¡PERO QUIERO OTRA MOTO!- gritó. Y dicho grito resono por todo el pasillo.
 -Por su bien espero que la moto este bien…- susurró Álex mientras bajaba al segundo piso.
 20 dic 2014 13:18 - efewee: No nos dio tiempo a hacer, ver o hablar con nada y con nadie. Nada mas llegar un hombre mayor de piel negra nos llevó a un despacho que estaba apartado. Nos sentamos chris, caracortada y yo y esperamos al que suponíamos que era el que era el jefe empezase a hablar.  Lo primero que hizo fue sencillo, se sentó y empezó a mirar a caracortada con curiosidad. "Que es eso?" dijo señalando a caracortada. "Mi mejor amigo" dije con una sonrisa mientras que chris me miraba con recelo. "Oh vamos" dije mirando a chris "es una relación diferente... Entiendelo". " y tiene armas?" siguió preguntando el jefe. Mire extrañado a caracortada "pues nunca me lo había preguntado...". " bueno, eso da igual"dijo el jefe "mirad, este sitio es mi familia. Yo soy como un padre para ellos, les cuido, les ayudo" hizo una pausa y me miro con tono amenazante "les entreno...y si alguno de vosotros tenéis la idea de dañar o hacer daño a alguno de los míos. Sufriréis las consecuencias." cuando terminó sacó una pistola y la puso sobre la mesa, apuntandonos. Acto seguido saque otra pistola aún mas grande y la deje al lado de la suya. El jefe se asustó y echó para atrás. "No nos vamos a quedar mucho tiempo aquí, pero este trato va también a la inversa. Como uno de tus habitantes haga daño a uno de los mios" moví la cabeza señalando a caracortada y chris"le mataré sin piedad ninguna, tenlo claro...no me interesa hacer daño a nadie de frikitown" empezamos a oír jaleo fuera y salimos los cuatro a ver que pasaba. No pudimos ver el espectáculo entero, pero pude ver a la buenorra desarmar a un tío con la mente. Vaya, telepática. Me recordó a él... ¿Que estará haciendo en este momento? Cuando terminó todo,al rato,me acerque a hablar con ella.
 20 dic 2014 14:42 - Guio: Al parecer, esto iba a ser difícil 
 La idea de la comida no sirvió como chantaje 
 Poco después, llegó un telepata, al final, después de mucho rato, resultó que al final si que eran mis sobrinos 
 Saber que la mayor había tenido un barón y la mediana 4 niños, me hizo mucha gracia
 20 dic 2014 14:42 - Guio: (Perdón)
 20 dic 2014 14:43 - Guio: Después de eso, decidieron llevarme al campamento, y yo decido que si la pequeñaja era sobrina mia, tendría que entrenarla
 20 dic 2014 18:30 - ‪+34 622 62 04 46‬: Llevamos un rato en la carretera y los carteles decian que en poco llegariamos al siguiente pueblo. Por lo qje teniamos entendido era un campamento grande, lo suficiente para que la manada de Alexia no fuese a por nosotros.
 Sjnceramente me preocupaba poner en riesgo a tanta gente, pero al mirar a Alexia pensaba que todo merecia la pena.
 Le di un beso.
 -¿Que ocurre?-pregunto extrañada.
 -Nada, solo pensaba en que al fin estaremos juntos.
 -Adrik, para tengo que ir al baño.
 Dijo Natasha, nosotros dos tambien bajamos. Entre en unos matorrales y escuche voces, rapidamente me escondi y obserbe.
 -¿Como vas a ser un familiar nuestro de hace 300 años? Se que mi familia es peculiar pero esto se pasa.
 De inmediato la reconoci, era la voz de Aladia, mi querida hermana. Sali de entre los matorrales. Y el grupo se puso en guardia.
 -¿Kvothe?
 Fui corriendo y la abrace. Seguia igual, psro era normal siendo vampira. Todos haciamos preguntas pero estabamos demasiados emocianados como para hablar.
 -¿kvothe donde estas?
 Alexia aparecio de entre unos arboles.
 -¿Quien es ella?-Preguntaron al unisono Ada y Ali.
 21 dic 2014 00:27 - Ivan: zb,
 21 dic 2014 00:27 - ‪+34 622 62 04 46‬: Qe?
 21 dic 2014 00:27 - ‪+34 622 62 04 46‬: Que?*
 21 dic 2014 00:28 - Ivan: Pardon xD
 21 dic 2014 00:28 - Ivan: Nah que se me fue la mano xE
 21 dic 2014 21:32 - Gomez: El Sol salia por el horizonte. Al fin, aquella noche habia pasado.
 Margaret entró a la habitacion de Grace: ella descansaba en la cama, mientras que Harry estaba tirado en una butaca, como buenamente podia, roncando a pierna suelta.
 La mujer llevaba en brazos una pila de mantas y almohadas, que dejo sobre una comoda y acto seguido fue a revisar uno de los goteros que tenia puestos Grace.
 Esta se despertó al notar a Margaret a su lado.
 -¿No sabeis que dentro de ese armario hay una cama plegable, para familiares?- dijo, concentrada en el gotero.
 -Yo si- le contestó Grace, esbozando una pequeña sonrisa.
 Margaret tuvo que morderse  el labio para no reirse a su vez.
 -Deberias tener más cuidado, Grace, o acabaras con un brazo robotico- le dijo esta, con tono reprensivo.
 -¡Oh! Disculpe hermana Margaret, pero ¿es eso que oigo en su voz odio? ¿Qué tiene usted en contra de los pobres droides?- dijo Grace con un tono jocoso y exagerado.
 -Sabes perfectamente a lo que me refiero.
 -¿Es que acaso no le enseñaron lo de amar al proximo en el convento, hermana Margaret?- siguió la niña.
 -Es amara al projimo. ¿Sabes por qué nos conocian a las monjas, antes de todo este apocalipsis mal traido? Por dar las mejores palizas a niñas insubordinadas como tu- dijo a la vez que le arrancaba el gotero del brazo y le tapaba despues con un pequeño algodoncito.
 -¡Au!
 Y ante esa exclamación, Harry dejo de roncar y se levantó sobresaltado.
 -Buenos dias. Tu mujer sigue en la habitacion de ayer, ademas, tu hijo está estable. Creo que conseguirá salir de esta, aunque no conviene sacarle aun del hospital- empezó a decirle Margaret, a la vez que le alcanzaba un pequeño bollo, a modo de desayuno.
 -¿Qué?... No… ¡No!, e… ella no es mi mujer, ni el mi hijo pe…-dijo Harry, aun sin poder razonar correctamente debido al sueño.
 -¡Ufff! Menos mal, no sabes lo que me estaba costando aguantar la risa. Quiero decir, tu tan blanquito y él tan… ¡Já!, bueno, si me necesitais para algo más estaré en la primera planta- dijo Margaret- ¡Ah!, si, se me olvidaba: ya puedes irte Grace, pero vuelve en dos o tres dias para que te revise ese brazo. ¡Y no te quites el vendaje! 
 -¿Y para mi no hay bollo?- fue lo que la niña se limito a contestar.
 Y la antaño monja salió por la puerta sin si quiera girarse.
 -¿Quieres el mio?- dijo el albino timidamente.
 -¡Ug, no! Lo has tocado- y dicho esto la sonrisa timida y forzada que tenia en el rostro se borró y apartó aun más la mirada.
 Grace puso los ojos en blanco, se levantó de la cama y se sento en uno de los brazos de la butaca en la que habia descansado Harry. Le quito el bollo de las manos y, sujetandolo con la mano escayolada, lo partió por la mitad, dandole la mas grande a él.
 Y el chico sonrió tontamente.
 -Bueno, hora de irnos- dijó, y engullendo de un solo bocado el bollo se levantó del brazo de la butaca.
 -¿Irnos?
 Pero ella ya habia hecho la mochila y estaba a punto de salir por la puerta.
 Harry la alcanzó en un par de zancadas. En el pasillo pudieron ver a Álex, durmiendo en uno de los sofas que habia alli dispuestos. El chico se acercó para despertarle, pero una voz en su cabeza resonó: “¡No!”
 Asi que siguio caminando.
 -¿Por qué no me has dejado despertarle?- preguntó el chico al salir del hospital.
 -Vale, regla número uno. No cuestiones mis decisiones, incluso si te parecen lo más estupido del mundo. Ahora mismo yo estoy a tu cargo, ¿de acuerdo?- dijo, cambiando a un tono entre autoritario y disciplinario. El chaval solo asintió- Entonces vamos a tomar un cafe.
 Tras un rato andando por fin llegaron a una pequeña calzada que conducia a la pequeña ciudad.
 -¡Dios, como voy a echar de menos mi moto!- dijo Grace mientras caminaba en cabeza.
 -Por cierto, mola mucho tu pelo- dijo Harry, intentando sacar conversación- Te queda muy bien ese verde.
 -Oh, gracias. No sabia que eras gay.
 -¿Qué? ¡No lo soy!- dijo él, sorprendido.
 -¡Eh! ¿Qué pasa? ¿Tienes algo encontra de los homosexuales? Guau, no me esperaba esto de ti Harry…- dijo ella con cara de asco y decepción.
 -No, no tengo nada contra ellos, de verdad, es solo que yo no… que… joder, que me gustan las tias, pero no tengo nada en contra de ellos, de veras- dijo él, rojo como un tomate y nervioso como él que mas.
 -Ya lo se, te estaba tomando el pelo- dijo entre carcajadas- Por cierto, ahora que hablamos de pelo, algo tendremos que hacerle al tuyo.
 -¿Algo de qué?- contestó este, empezando a estar un poco harto.
 -No se, teñirlo, cortarlo. Algo.
 -¿Pero qué le pasa a mi pelo?
 -Demasiado rubio.
 -¿Demasiado rubio para qué?
 -No se, ¿para ser humano?
 -Dijo la chica del pelo verde.
 Con eso consiguio callarle la boca a Grace.
 -No, si al final nos vamos a llevar bien tu y yo. Ya hemos llegado, por cierto.
 Entraron dentro de una cafeteria. Habia mucha gente con un uniforme parecido al que llevaba Grace. Casi todos llevaban un arma en el cinturon.
 La joven se sento a la barra, detras de la cual un muchacho pelirrojo les atendió, sirviendoles un cafe a ambos.
 -¿Quien es este?- le preguntó a Grace, señalando a Harry con la cabeza.
 -Soy Harry, encantado- dijo tendiendole la mano.
 -Un novato. Viene del pueblo- contestó Grace.
 -¡Ah!, encantado, yo soy Matt. Si necesitas algo puedes hablar conmigo o con mi jefa. ¿Y te lo han puesto a tu cargo?- preguntó el camarero.
 -Si. ¿Por qué, no me crees suficientemente preparada?- dijo mientras le daba un sorbo a su café.
 -No, no, no es eso. Ya sabes que a mi me da igual, pero a tus compañeros… sabes que no. Jé. En fin, da igual. Tengo un mensaje para ti- y dicho esto le alcanzó una carta.
 Grace la leyo en silencio. Se terminó de un trago su cafe y arrastró a Harry fuera del café.
 -¡Eh! Aun no habia terminado. ¿Qué pasa?
 -Tenemos una misión. Resulta que algun hijo de puta dejo a una mujer con un recien nacido ayer bajo la lluvia.
 -Ah, Brenda… Si, la encontramos Álex y yo y la trajimos al hospital.
 -¿Está bien el niño?- el chico asintió- De acuerdo, ahora voy a subir un momento a mi casa, tu quedate aqui y no hagas nada.
 Y dicho esto entró en uno de los bloques de pisos y se perdió escaleras arriba.
 Entró a su casa, en el septimo piso. Estaba oscura y silenciosa. Siguió caminando hasta llegar a un pequeño cuarto en el que un hombre dormia tranquilo bajo las sabanas.
 Se acercó a la mesilla con cuidado, intentando coger unas llaves sin hacer ruido. Pero nada mas traspasar el umbral de la habitacion en hombre se giró hacía ella y se quedó mirandola obnibulado por el sueño.
 -Esto es un sueño… no te muevas y te mostrare el mundo si tu no estuvi…- empezó a decir en voz suave la chica.
 -Corta el rollo, Grace- dijo el hombre en la cama, seguido de un profundo bostezo.
 -¡Can, cosa guapa, qué tal la noche!- dijo acercandose a él con una sonrisa.
 -Perfecta. ¿Qué quieres? O mejor: ¿donde habeis estado tú y Álex toda la noche?- dijo él, obviamente molesto.
 -Nah, eso que te lo explique él cuando llegue a casa. Pero estamos ambos bien, si eso te tranquiliza. Y en cuanto a qué quiero… bien… por hoy me conformare con tu coche- dijo ella con una sonrisa.
 -Grace, qué le ha pasado a la moto.
 
 -Can, vas a tener que ser mucho más especifico.
 -Tu moto, Grace, ¿qué le ha pasado a tu moto?- contestó Can intentando no perder los estribos.
 -Aaaah, ESA moto. Jé, veras, tiene gracia, un pajaro la elevó por lo aires. Reventandola contra él asfalto. ¿Por qué no te ries?
 -No te voy a dejar mi coche, pideselo a Álex. Y si no tendras que usar uno de patrulla, como todo el mundo.
 -¡Pero son horriblemente malos, y ademas tengo que ir hasta el otro lado del la...!
 
 -Grace. ¡NO! Punto. Las llaves de los coches patrullas estan en el cajetin del aparcamiento.
 -Ya, lo sé. Muchas gracias- dijo refunfuñando.
 Y salió de allí hecha una furia y dejandole la luz encendida.
 22 dic 2014 00:19 - efewee: Deje a caracortada y chris preparando las cosas en caso de que tuviésemos que huir. Después del historial que teníamos, era normal ser así de precavidos. Yo, sin embargo, me acerque a ella. "Una actuación increíble" dije cuando dejó de hablar con unos hombres del campamento. "Oh,vaya gracias" me dijo sonriendo. Si que era guapa..."con que telepata...ya decía yo que te notaba algo especial..." se rió "es un buen don...y tu, que eres?" puse una sonrisa irónica en mi cara "yo soy yo, simplemente. No necesito poderes, ni convertirme en un lobo, ni beber sangre. Sólo necesito una pistola cargada." ella asintió "impresionante..." ya no se me ocurría como seguir con este tema, así que para evitar silencios incómodos busque otro nuevo. "Por cierto, que es eso de los cinco magos que dijiste antes?" cuando iba a contestar, sonó una sirena y todos se metieron todos en sus aposentos "hora de dormir" dijo ella y se volvió. Yo me quede allí parado, mirándola el culo. Joder, que culo. Me gire y me dirigí al coche. No nos habían dado ninguna habitación, una manera sutil de decir que no tenemos un hueco allí. Me dormí en los asientos de atrás. Cuando salio el sol, los gritos nos despertaron. Cuando mire afuera los vi. Que coño eran? Eran pájaros, y hombres...no se que eran, pero nos atacaban. Y era hora de actuar
 23 dic 2014 07:58 - Guio: Me quedé mirando al extraño que acababa de aparecer, que parecía ser su hermano 
 "Tener tantos hijos fue una bonita forma de separar un poder que no se podra recuperar" pensé 
 Entonces apareció una lobita 
 Identificar que tipo de ser vivo es tu rival por el aroma de su sangre es algo que lleva muchos años de entrenamiento, excepto con los lobos 
 Los lobos huelen a mierda 
 La lobita se quedó super pegadita a kvothe, lo cual a Aladia pareció molestarle 
 "Quienes son estos?"
 "Pues verás.. estas son mis hermanitas y... Quien coño eres tu?" 
 "Alguien que morirá si seguimos hablando aqui, ya habrá tiempo de explicaciones" 
 Después de eso al fin natsumi decidió salir 
 Natsumi era una asiática con grandes dones para leer la mente y adivinar el futuro, pero no tenía mucho poder ofensivo, por eso siempre iba armada
 Como ya me había aclarado con la pequeñaja, fuimos directas al campamento, donde después de acosarnos a preguntas, sonó la alarma y pudimos irnos a dormir (o a que natsumi durmiera) tranquila 
 Me senté en el suelo y ella Se apoyo en mi pierna 
 Cuando llevaba un rato durmiendo y casi amaneció empezó a chillar "Kyaaa ahh...agh.. que... mierda... Eres...?" 
 Entonces gritos externos la despertaron, y yo me puse alerta 
 Había entrado el ser más feo posible en el idificio 
 Y era hora de combatir
 24 dic 2014 16:56 - Ivan: - Pilla.
 
 Erik lanzó al animal al otro lado de la hoguera. El lobo se limitó a mirar el cuerpo cubierto de nieve, y miró para otro lado.
 
 - Venga ya, no me seas... - dijo mientras el animal se adentraba entre los árboles. Segundos después venia con una ardilla bajo la boca, tres veces más grande que la pieza del chaval.
 
 - Me he tirado una hora detrás de esta mierda. ¿No me vas a dar un poco al menos?
 
 Pero engulló todo de un bocado. Eric suspiró y se levantó para seguidamente acurrucarse con el pelaje.
 
 - La chavala parecía maja ¿No crees que deberíamos ir?
 
 Le respondió un gruñido profundo, a lo que Erik respondió poniendo los ojos en blanco.
 
 - Me da igual lo que digas. Vamos a ir.
 
 Todo su cuerpo se irguió, haciendo que el de Erik acabará de bruces en la nieve. El animal se apartó, visiblemente molesto, y se puso al otro lado de la hoguera.
 
 - <Fine>. Yo me quedaré aquí con mi árbol - decía mientras se apoyaba en él - Suerte tienes de que te mordieran y no te despedazaran.
 
 Los ojos verdes del lobo se entrecerraron con un desdén bien intencionado. De un zarpazo, un gran puñado de nieve barrió la hoguera y gran parte acabó en el chaval.
 
 - Fffffff ¡Joder! ¡¿Es que quieres que coja una neumonía?! 
 
 Pero el lobo ya dormía, o al menos eso fingía.
 
 - El Mal. Te digo. Tú lo que eres es el Mal.
 
 Se levantó otra vez y volvió a hundirse en el pelaje. Definitivamente, iban a ir a ese campamento, aunque tuviera que ponerle una correa.
 25 dic 2014 15:24 - ‪+34 622 62 04 46‬: Estabamos en un piso. Nos lo habian asignado temporalmente hasta que supieramos o supieran que hacer. 
 Alexia y yo estamos en el sofa ella abrazada a mi. Aladia y Adalia estaban en el otro sofa, mirandonos de mala manera. No les gustaba Alexia, y a ella no le gustaba ni Aladia ni nuestra "antepasada". Yo tampoco me lo creia, era un milagro que algo asi pasara.
 Natasha y Adrik estaban en el cuarto, aislados, me parecia extraño. Aura estaba en el suelo hablando con la china.
 Un grito sobrehumano retumbo en la habitacion.
 26 dic 2014 11:35 - Gomez: Solo se oía la fuerte musica rock de un pequeño cassette que Grace había introducido en el salpicadero del coche nada más entrar.
 -¿Te puedes creer que hace ya más de cinco años que no cruzo el lago?- dijo Harry para intentar sacar conversacion.
 -Bueno, tampoco es que vayamos allí todos los dias, pero si que empezarás a frecuentrarlo dentro de poco- se limitó a contestar la joven.
 Él simplemente asintió.
 -¿Sabes conducir?
 -Bueno… antes de que todo esto de los zombies, los lobos y tal empezase, mi padre me enseñó un poco sobre como manejar el tractor… pero ya hace diez años de eso. Desde entonces nunca he vuelto a coger ningun vehiculo ni nada.
 -¿Un tractor, en serio?- dijo Grace con sorna- Guau, ahora entiendo porque os mandaron al pueblo. ¿Teneis un tractor nuevo tu padre y tu alli?
 -Mi… mi padre murio cuando empezó todo. Pero mi hermano aprendió el oficio. Por eso nos mandaron alli…
 -Oh…- dijo Grace, tras haber metido la pata- Mi padre tambien murió trás empezar todo… Bueno, un poco despues, pero poco. La verdad es que a dia de hoy recuerdo muy poco de él. Si recuerdo algo más de mi madre. Ella tambien murió por aquellas fechas. Igual que mi hermano.
 -Espera… ¿tu hermano? ¿Brandom?- la interrumpió su copiloto.
 -Si… bueno, es una larga historia. Pero en fin, si sabes de Brandom probablemente sepas de Álex tambien. Quiero decir, algo más que el que te trajo ayer a la ciudad, ¿no?
 -Si… un poco…
 -Bueno, ya casi hemos llegado. ¿Ves aquel edificio de alli?- dijo señalando con una mano mientras con la otra sujetaba el volante.
 -¿El que esta siendo atacado por un monton de pajaros más grande que este coche?- dijo Harry palido mientras seguian acercandose.
 -Ese mismo.
 
 
 El apartamento estaba sumido en la oscuridad. Todos reposaban dentro, tranquilamente, hasta que un grito desgarrador lo atraveso de lado a lado.
 Todos se pusieron en guardia. Pero lo que se encontraron fue una mujer con el pelo alborotado, anaranjado, que sostenia una botella con un poco de whisky aun en ella y que en el umbral de una habitacion con la luz encendida chillaba con los ojos como platos.
 
 Entonces alguien empezó a aporrear la puerta.
 -¿Estais bien? ¡Eh! ¡Abrid!- se oia desde fuera.
 La chica asiatica salió disparada a abrir la puerta y de ella, en un rellano a oscuras, entró un hombre, ataviado con una bata blanca. Nada más entrar la chica pelirroja se lanzó a sus brazos.
 -¡Oh, gracias a Dios, Lukas!, habia venido aqui para poder estar tranquila, y me he despertado… y les he visto ahi… y …. y….- dijo ella entre sollozos, hundiendo la cara en el pecho del hombre.
 -Cynthia, ¿has estado bebiendo de nuevo?- le preguntó él, apartandola un poco. Ella le esquivo la mirada- Anda, ve a que Matt te ponga una taza de cafe, luego hablaremos.
 Ella asintió y se fue por alli por donde el hombre habia entrado.
 -¡Guau! Siento mucho este incidente. Esta casa está adaptada para que no entre la luz y a veces viene aqui a beber, asi la luz no le molesta con la resaca. En fin… mi nombre es Lukas, ¡Encantado! Soy el medico que está ahora mismo de turno y he venido para ver que tal estabais todos y si alguno necesita alguna ayuda- ante el silencio imperante, continuó- Tambien porque ya tenemos todo preparado para llevar a las dos vampiras a las catacumbas.
 -¿Por qué se nos tiene que separar, como si fuesemos animales?- saltó Aura.
 -No… no se trata de eso. Hace tiempo llegamos al convenio de que las catacumbas de esta ciudad eran el mejor lugar para que los vampiros residan durante el dia. La probabilidad de que alguien pueda hacer entrar la luz sin querer, o incluso queriendo, es practicamente nula. Es por la seguridad de nuestros vecinos vampiros.
 -Yo no quiero separarme de mis hermanitos otra vez- dijo la pequeña.
 -Bueno, obviamente nadie va a obligaros, pero es la mejor opcion. De todas formas no pasa nada, si ninguno de vosotros necesita ayuda podeis esperar aqui hasta dentro de un rato, cuando venga nuestro alcalde, y el os lo explicara todo mejor y tal… Os he traido algo de comer- dijo, para despues salir al rellano y volver a entrar con dos bolsas grandes de papel.
 Todos se lanzaron a por la comida. Todos menos Aura.
 -Eso no es sangre humana.
 -Bueno, nuestros vampiros rara vez comen sangre humana- le contestó el medico.
 -¡Pfff, perfecto!- dijo ella, y se sentó en una esquina.
 Pero Natsumi se acerco con una de las bolsas de sangre y se la ofreció, ante lo que Aura la cogio de mala gana.
 -Bueno, yo me marchó ya. Si necesitais algo estoy en la planta baja de este edificio, en el apartamento C. Adios.
 Y dicho esto se marchó, cerrando la puerta, aunque dejando una luz artificial encendida.
 26 dic 2014 14:01 - efewee: Antes de salir, recuento de inventario. Tenia una pistola. ¿Cargada? Cargada. La recortada esta en la bolsa. La cojo y compruebo si tiene balas. ¿Cargada? Bien, cargada. Después para corta distancia tengo el machete atado a mi cinturón. Lo saco y veo si esta afilado. Bien de nuevo, afilado. Al ver el machete, me permití unos segundos de nostalgia. Esa fue la primer arma que usé junto a alex. Joder, maldito mamón. Fin de nostalgia y de recordar. A salir. Abrí la puerta rápidamente, pero chris ya me llevaba varios segundos de ventaja. No puedo ganar a un hombre lobo pardo en velocidad. Él estaba pegando zarpazos al aire, y mordiendo todo lo que podía a los...pájaros? Si pájaros es una buena descripción. Pues eso, estaba atacando a los pájaros que bajaban a atacarle.  Yo empecé con la recortada. El primer tiro, lo falle. El segundo también. Joder, eran rápidos. No detenía mi avance hacia el exterior. Y entonces, al tercero un pájaro se desplomó. Ya tenía un poco el truco. "Chris, defiende el coche!" dije antes de entrar con una patada dentro. Lo ultimo que oí fue a chris gruñendo afirmativamente. No me preocupaba, el era rápido y fuerte. Le había entrenado bien... Busqué por la habitación con la mirada. Todo era un caos: disparos al aire, personas desangradas en el suelo, un montón de pájaros revoloteando... Veía algunos hombres intentando cerrar las ventanas por donde habían entrado los pájaros,pero su destino era inevitable, y cayeron como el resto. Yo buscaba a la chica, como no. Tenia que protegerla. Mire a los alrededores, lo que hizo bajar mi concentracion,lo que provocó que un pájaro clavara su garras en mi hombro. El zarpazo fue horrible, y no se soltaba. No podía dispararle, porque se enganchó al hombro que sujetaba el arma. Entonces un tiro lo abatió. Mire y era el hombre que inició el conflicto el día anterior. "Necesitas que te cubra la espalda?" dijo. "No me vendría mal" Sonreí  y observe la gravedad de mi herida mientras el se ponía de espaldas a mí, cubriendo mis puntos flacos. No era de gran gravedad la herida, nada del otro mundo. Teniéndole a mi espalda, todo fue muchisimo mas sencillo. Los abatía uno a uno, sin parar. Entonces la vi, peleando junto al resto. "Tienes que ir corriendo al coche de fuera!" dije a la persona que tenia atrás. El dudo un poco, pero al final confió en mi salio. Yo fui a donde la chica. "Esto es una trampa mortal, salgamos!" ella me miró incrédula. "No voy a dejarles tirados!" joder..."no hay tiempo! No lo ves? Este campamento está perdido!" "no...las ventanas! Hay que cerrar las ventanas!" "hasta que no lo haga no vendrás, no?" dije decaído. ella asintió. " necesitare tu ayuda..." y fuimos directamente a ello. Pero antes, el hombre que la acompañaba al principio me apuntaba con mi revólver. Se me había olvidado, el revólver. "Quieto! Tu me has mentido! No tenías armas,no?! Aquí soy la ley, y estas detenido!" "estas apuntando en dirección equivocada amigo" dije mientras señalaba a los pájaros y me acercaba. Dio un paso atrás y gritó mas fuerte "quieto o disparo! " la chica hizo un gesto de actuar, pero la detuve y avance sin miedo. Cuando estaba cerca, disparo. Pero nada, ni una bala salió de ahí. Lo repitió varias veces y nada. "Regla numero uno" cogí la pistola de sus manos "comprueba siempre las balas" le deje ko en el suelo de un golpe. Era hora de ponerse a la acción y cerrar las...10, 10 ventanas.
 26 dic 2014 15:44 - Guio: Entonces se escuchó un grito desgarrador 
 "Natsumi!" Me quite la mochila y las alas empezaron a crecerme, rasgandome la ropa 
 Seres.... Extraños llegaron destrozando las ventanas 
 "Los vi!, los vi!" Gritaba natsumi, poniendose a cubierto y sacando su escopeta 
 Un pájaro cayó en picado con intencio de atacar a natsumi 
 Me lancé hacia ella, sacando dos de mis cuchillos y chocabdolos contra sus garras 
 La verdad es que estas cosas daban mucho asco 
 Me Aparte, y natsumi le lanzó un tranquilizante, lo cual aproveche para darle una parada que lo tiró por la ventana (estaba cerca) 
 "Natsumi! No gastes esas vales! Usa la pistola" le dije, pero lo último no pudo escucharlo 
 Porque el maldito pajarraco empezó a hacer unos sonidos horribles 
 Vi como todos se tapaban los oidos 
 Aunque poco a poco dejaba de haber personas 
 La sala también empezó a destorsionarse
 26 dic 2014 15:45 - Guio: (Perdón, no acabe)
 26 dic 2014 15:54 - Guio: Lo único que podía escuchar eran gritos 
 Entonces note frío y calor en mi espalda, y a mi cayendo 
 Dolía 
 Aunque nada de esto era real 
 "Piensa... Aura piensa... Todo esto Paso con ese ruido horrible..." 
 "Espera un momento, eso es, ruido" 
 Agarré un cuchillo y corte mis oídos 
 "Aaaagh!" 
 Dolía, y mucho 
 Pero mi vista poco a poco empezaba a ser normal 
 Toda la sala estaba vomitando y en el suelo 
 En la sala había 4 pajarracos 
 Y a natsumi... A natsumi le faltaba un brazo 
 Un pajarraco estaba dispuesta a matarla 
 Me lancé hacia eso y le clave el cuchillo
 Todos los pajarracos fijaron su vista en mi
 26 dic 2014 18:41 - Ivan: Andar se le hacia cada vez más difícil, pero estaba seguro de que si seguían así llegarían para la noche.
 
 - Hacía mucho que no veíamos uno de estos, ¿verdad? - dijo golpeandolo con el índice - Fiambre.
 
 Erik señaló al pedazo de hielo que había sentado en un árbol. La parte inferior del tronco estaba cubierta por la nieve, pero por lo demás, las costillas y el cráneo eran perfectamente visibles.
 Estaba nevando de nuevo y ya estaba harto de esperar a que su compañía decidiera avanzar otro poco. Cogió el cráneo y se lo lanzó al lobo, golpeándole el lomo.
 
 - ¡Vamos, joder! ¡¿Se puede ser mas infantil?!
 
 El gigantesco animal saltó de golpe y lo tiró al suelo, quedando por encima. La expresión del muchacho no cambió. Ante esto, el lobo le tomó de la capucha y le volvió a levantar. 
 
 - No va a ser tan malo, hostias - dijo mientras se subía encima - Joder, me has llenado de babas.
 
 El animal estornudó ruidosamente y empezó a correr.
 
 Llegaron antes de lo previsto, justo para ver el jaleo de la ciudad. 
 Desde el pico elevado donde estaban, podían ver una docena de pájaros sobrevolando los edificios y sembrando el pánico.
 
 - Vamos, hay que ayudar
 
 Pero el licántropo no se movió un centímetro. En su lugar dejo escapar un gruñido leve.
 
 - Bien - dijo el mientras posaba sus pies en la nieve y empezaba a caminar cuesta abajo.
 
 Pero algo le empujó, y cuando dirigió la mirada donde se le indicaba, vio a dos de esos pájaros quietos unos metros más allá, observando igual.
 Cuando se percataron de su presencia, emitieron un chillido como los que provenían del centro.
 
 Su visión empezó a nublarse. Su cuerpo flotaba y pesaba a la vez. Los dos empezaron a caer por la ladera.
 
 Despertó en un colchón destartalado tirado en el suelo. Los oídos le pitaban y solo podía ver como la gente empezaba a movilizarse tras verle. 
 Justo se había sentado cuando llegó un hombre, se puso en cuclillas, sacó una linterna del bolsillo y empezó a examinarle.
 
 - ... vía... dos... Pupi... das...
 - el hombre parecía estar hecho de aire y sus palabras resonaban con eco - ...a debería empezar a oír...
 
 - O...oigo.
 
 - Ya os decía yo - parecía dirigirse a alguien a sus espaldas - Bienvenido, soy Luk...
 
 Entonces recordó lo que había pasado.
 
 - ¡¿Dónde está?! ¡¿Dónde esta...?!
 
 - Ah, tu lobo - dijo sujetándole por el hombro - le estamos haciendo unas pruebas y...
 
 Erik se quedó mirandole sin decir nada.
 
 - Ya le verás. En cualquier caso, como iba diciendo... - se puso en pie y extendió su mano - Bienvenido, soy Lukas.
 27 dic 2014 01:16 - ‪+34 622 62 04 46‬: Las aves entraron al piso, todos luchaban para defenderse. Yo no podia atacarles, me dolia demasido el costado. Derrepente se volvio a escuchar el grito de antes y empeze a sebtirme raro, estaba sie.do manipulado de alguna forma, no podia pensar y todo se volvio borroso, lo ultimo que pude distinguir fue a los hermanos saliendo de su cuarto tambaleandose.
 El grito paro, y empeze a ver de nuevo, vi a Alexia transforma arañando todo. Tres mounstros se ecahaban sobre auri y me abalanze sobre uno, clavandole la espada en el hombro.
 La ave grito y se agito lanzadome contra la pared dandome un fuerte golpe en el costado ya dañado. Chille, el dolor fue demasiado. Alexia se giro lanzandose sobre la ave, le corto el cuello y una vez en el suelo continuo desgarrandole. Ya muerto seguio, llenando todo de sangre.
 Ada y Ali se encargaron de otro, y los hermanos quemaban al otro. El olor putrefacto y quemado daba asco, apague el fuego quitando el oxigeno para que ese olor no siguiera extendiendose.
 Fuera los pajaron caian, cualquiera que no estubiera al alcance de su grito les disparaba.
 Entonces me di cuenta, Alexia seguia transformada, clamada, pero transformada.
 -Alexia, tranquila.
 Alexia se giro y se acerco.
 -Calmate, concentrate en mi voz.
 Le acaricie y poco a poco volvio a la normalidad.
 -¿Que coño son estas cosas?- pregunto adrik.
 -Mujeres ave,-dijo alexia- pero es una locura son seres de cuentos que me contaba mi abuelo.
 27 dic 2014 18:41 - ‪+34 686 62 99 72‬: Miro a mi alrededor y tan solo veo paredes, blancas y simples paredes, eso me pone muy nerviosa, demasiado. Veo que mi hermano se pone a mirar al suelo esperando que nos dijeran algo, ¿pero el que si se puede saber?... No entiendo por que estamos aqui, ya hemos traido al chico al cual mi hermano atropello. Le miro y este me mira -Devuelveme el mechero- Exigo. -Ni loco Natasha... Y encima aqui en un edificio... - Resoplo y oigo pasos, aprieto mi pantalon y a la vez la mandibula -Natasha tranquila... Solo es un medico... No te alteres- Empiezo a recordar cuando era pequeña y me encerraron en un sitio parecido a este, me consideraban peligrosa, violenta... diferente... rara. Comienzo a respirar agitada y de una patada abro la puerta que me retiene, salgo afuera y al minimo roce con otra persona me altera mas y mas, hasta que un hombre con una bata blanca me agarra del brazo, miro a ese hombre y le estampo contra una ventanilla de otra habitacion -¡No me toques!- Chillo alterada y entonces otros tres medicos me sujetan los brazos y me intentan inyectar morfina, lo consiguen tras varios golpes recibidos por mi y voy cerrando poco a poco los ojos y a quedarme inmovil
 27 dic 2014 19:08 - ‪+34 686 62 99 72‬: Vale ignorar esto xD)
 27 dic 2014 19:09 - ‪+34 686 62 99 72‬: (Darle al delete)
 27 dic 2014 22:36 - Gomez: -Tú, ¿queda alguien mas dentro?- pregunto la joven al hombre que acababa de entrar en su coche.
 
 -No… no lo se. Creo que si, dos personas creo…
 -Joder, hay que desalojar este sitio. ¡Y rapido!- repitió la chica mientras se echaba un par de armas al cinto.
 -¿Por qué?- preguntó Harry, con los ojos como platos.
 -¡Porque se estan aproximando una bandada mas de estos pajarracos!- contestó ella, señalando al horizonte.
 Pero la bandada no se dirigia hacia alli, sino que giro bruscamente hacia la ciudad.
 Ella lo observó atonita.
 -¡Joder! Hacedme un favor y defended el coche hasta que vuelva- dijo, saltando del asiento y adentrandose en el edificio antes incluso de que ninguno de los dos pudiese decir nada.
 Una vez dentro pudo ver a dos personas intentando cerrar las ventanas. Los pajaros atravesaban la madera y los cristales. Su empresa era inutil, pero seguian empeñados en ella.
 “Os habla Grace, miembro de la patrulla de control de los Vigilantes de la ciudad del Sur. Desalojen el edificio. En la entrada hay un coche a su disposición en el que se les trasladara a un refugio seguro. Por favor, evacuen el edificio. Repito, evacuen el edificio” Todos los que estuviesen dentro de aquel edificio oyeron esas palabras resonar en su cabeza. A pesar de ello, tanto el hombre como la mujer que intentaban contra viento y marea cerrar las ventanas la ignoraron completamente. Solo atendian a su inutil empresa.
 Ella, roja de furia leyó sus mentes. Se acerco a cada uno, primero a la chica y luego a el hombre, y les dijo:
 -Tú, estoy convencida de que crees que estas ayudando, pero si sigues haciendo eso lo unico que vas a conseguir es que tanto tú, como yo, como él, muramos aqui dentro- la chica la miro por un segundo, y despues, rindiendose finalmente, asintió- Tú, ya tendras tiempo de follartela  fuera, ya sabes, cuando no estemos muertos- él se quedo un poco impresionado al principio, pero al final cedió, al igual que la chica- Bien, salid del edificio, en la entrada deberia haber un coche con un rubio oxigenado y un hombre en el asiento de atras. Subios en el.
 -Tranquila, preciosa, ya tenemos coche- dijo él, guiñandole un ojo a la otra chica.
 -Cuantos menos mejor. Pues ale, bajad y seguidme con el coche.
 Y dicho esto ambos se dirigieron al coche. La chica delante y el hombre detras, mirandole el culo.
 En cambio Grace siguio por alli, disparando y esquivando pajaros como podia, ya que estos habian conseguido entrar. Finalmente encontró el debil rastro psiquico que habia alli. Un hombre tendido en el suelo y con una herida en la cabeza.
 Le cargo como pudo y salió de alli lo más rapido que pudo.
 Entró al coche, dejandole en el asiento trasero, y empezó a conducir a toda prisa.
 A mitad de camino entre el ahora vacio refugio y la ciudad que, al parecer, estaba siendo asediada por aquellos engendros, Grace se detuvo. Y asi lo hizo tambien el otro coche.
 Todos, salvo el hombre inconsciente, salieron de ellos.
 -¿Que haces, Grace? Hay que ir a la ciudad a ayudar- dijo Harry, mientras la seguía a encontrarse con los otros.
 -”Harry, ¿qué te dije de no cuestionar mis normas?”-oyo resonar en su cabeza.
 -Si, pero…
 -Una palabra más y te vuelves al pueblo, Harry- le cortó esta. Pero esta vez en voz alta.
 El agacho la cabeza, colorado como un tomate.
 -Vale, antes que nada: ¿alguno de vosotros es, sabe quien es, o conoce el paradero de Nathan?
 -Si, soy yo- contestó este detras suya.
 -De acuerdo, se te acuse de cargos de omision del deber del socorro, intento de homicidio y crueldad contra un menor recien nacido. Cuando lleguemos a la ciudad tendra lugar una asamblea en la que...-
 
 -¿Como? ¿Por qué? ¿Por dejar a esa zorra en la carretera? ¡El puto crio era negro!- le interrumpió.
 -No, por dejarla a ella no. Por dejarle a él. El niño, negro o no, esta hospitalizado por tus acciones. Y si yo fuera tu, me lo ahorarria para la asamblea- terminó esta, tajantemente- En cuanto al resto de vosotros. Por favor, decidme vuestro nombre, razas, habilidades con armas y rasgos destacables, es posible que necesitemos usar la fuerza para llegar al refugio.
 -Ariel- dijo la chica dando un paso al frente- Psiquica y… bueno, más o menos diestra con las armas.
 -Chris. Licantropo, pardo. Se como coger una pistola, si eso sirve.
 -El cacharrajo supongo que sera un droide, ¿no?- dijo Grace señalandole con la cabeza.
 -Su nombre es Caracortada, y si, es un droide, 90/10.
 Grace se quedó un segundo callada, mirando fijamente al droide y despues al hombre que acababa de hablar.
 -Efe.Humano, aunque excelente tirador con armas. Mano robotica y más cosas de hierro- dijo guiñando un ojo.
 -Soy telepata, no deberias mentirme- le respondió Grace con otro guiño, volviendo en si.
 Ariel soltó una ligera risita.
 En la cara de Grace estaba dibujada una gran sonrisa, mientras pasaba su vista del droide a Chris y a Efe.
 -¿Y tú? No nos has dicho como te llamas… y… tu olor me resulta familiar…- dijo el licantropo.
 -Que asco, sinceramente. Soy menor, ¿sabes?- se limitó a contestar ella- De acuerdo, ahora seguidme con el coche. En cuanto estemos delante de la puerta de un banco quiero que salgais corriendo dentro de él sin mirar atras. Probablemente haya mas gente, ellos os daran indicaciones.
 Y continuaron su camino hacia la ciudad.
 
 Todo habia pasado ya. Practicamente toda la ciudad esta en aquel banco, incluyendo algunos de los vampiros: refugiados y retenidos en una de las camaras acorazadas.
 Lukas atendia a un hombre con un lobo. Mientras, Margaret y otros dos doctores le inyectaban un tranquilizante a una muchacha que parecia seguir teniendo alucinaciones. Otra chica asiatica, mucho más grave, se debatia entre la vida y la muerte.
 -De acuerdo, ya ha pasado el ataque. No parece haber ninguna victima directa, salvo una persona desaparecida. Confiamos en encontrarla, pero de momento eso es todo. Por favor, vuelvan cada uno a sus vidas, pero mantenganse alerta. Gracias a todos- finalizó un hombre de unos cuarento o cincuenta años. Vestido con el uniforme de los Vigilantes y con Grace y otro hombre mas de uniforme a sus espaldas.
 La chica asiatica fue transportada al hospital junto a doce personas más, entre ellas la chica a la que habian adormecido, acompañada del que parecia ser su hermano.
 A las nuevas personas se les asignaron unos pisos provisionales hasta que todo el caos hubiese pasado. A todas salvo a las vampiras, que junto con otras tres seguian en las camaras acorazadas.
 Grace vió al hombre del rio y al lobo y se acerco hacia ellos.
 -¡Ey! Me alegra ver que estais bien. Por favor, sentios libres de venir a mi con cualquier pregunta. Siento mucho lo de vuestra amiga y… en fin. Espero que esteis bien.
 Y dicho esto volvió al centro de la sala:
 
 -A ver, los nuevos, ahora voy a repartir los pisos: Chris, Efe y Caracortada, tomad, vais juntos. El alcalde en persona se pasara a recibiros en un momento- dijo con una sonrisa picara de oreja a oreja- Ariel, tu apartamente…
 -¿Por qué no viene ella conmigo y les das al robot y al lobo otro cuarto?- interrumpió Efe.
 -Da un paso atras, anda. Kbot… Kvote...Kube… El pelirrojo y Alexia, aqui teneis vuestra llave.
 -Uno, es Kvothe, y dos: ¿puede venir ella con nosotros?- dijo señalando a Aladia.
 -Mientras ella este de acuerdo a mi me da igual. Apartamento que nos ahorramos. El resto estan o en el hospital o retenidos hasta que caiga la noche. Poneos comodos pero tampoco mucho. Mañana alguien ira a hablar con todos vosotros y os explicara más o menos como va todo.
 -¡Eh! Falto yo- saltó Nathan.
 -No, tu, mi querido amigo, vas a pasar la noche en el calabozo.
 
 Y dicho esto, los otros dos hombres le cogieron por los hombros y le sacaron de alli a rastras.
 28 dic 2014 00:23 - efewee: "Puf...hay un problema..." dije nada mas entrar al cuarto. "Que pasa?" dijo chris asustado"hay solo dos camas..." chris se extraño"y...?" "joder, somos 3" chris exasperó "no estarás contando a caracortada?" "el también tiene que dormir!" "Es un robot! No duerme!" eche mis cosas en una de las dos camas "te tomaba el pelo gilipollas, no hay ningún problema...dormire con el" chris se giro y empezó a cambiarse "algún día tendrás que superar esa tecnofilia..." mientras chris descansaba, yo hacia inventario. Ahora tenia el revólver, lo que era muy buen punto a mi favor en caso de ataque. Empecé a recargar todo "oye efe ..." escuché a chris "la chica rubia...no te era familiar" sin apartar la mirada le conteste "chris...es menor..." se giró ruborizado"no es por eso gilipollas! Es...su olor. No se. Lo he olido ante" "será tu imaginación chris, no le des vueltas" dije mientras terminaba de recargar la pistola y la guardaba en mi funda. La puerta sonó de repente . 🔱(gomez)
 28 dic 2014 00:37 - Gomez: Efe se acerco con precaucion, guardandose el arma en el cinto, pero a su alcance, por si necesitaba usarlo.
 Abrio la puerta y en el rellano encontró a un hombre con una sonrisa en el rostro.
 -Hola, mi nombre es Álex y…- empezó a decir de forma casi mecanica.
 Pero se interrumpió. Su voz se apagó y se quedo mirando fijamente a Efe.
 Se hizó el silencio. Nadie decia nada. Finalmente Álex alzó su vista de nuevo y la dirigio a Chris y Caracortada.
 -Yo a esta niña la mato- masculló para sus adentros.
 -¿Á… Álex? ¿Eres tú?- dijo Efe con una sonrisa, sin terminar de creerselo.
 Pero el psiquico se quedo mirando. Silencioso. Hasta que tras unos segundos por fin respondió:
 -Si, mi nombre es Álex, soy el alcalde de esta ciudad y … y… estare encantado de atenderles y de que se… se alojen con… con… - intentó continuar impasible, pero le fue imposible. En mitad de la frase se le escaparon unos sollozos y se le entrecortaban las palabras.
 Efe se lanzó hacia el y le rodeó con sus brazos.
 -Hijo de puta, pense que habias muerto- se limitó a responder el Psiquico.
 Caracortada lanzó un aullido de jubilo y fue tambien corriendo a unirse al abrazo.
 28 dic 2014 00:45 - efewee: Lo primero que miro alex fue la mano robótica, era normal. "Al final, lo conseguimos... entonces eres el alcalde de todo esto?" dije señalando toda la ciudad. El solo se limitó a sonreír. "Eso es realmente memorable...habéis tenido que sufrir bastante" bajo la mirada "el principio fue duro...pero el resultado mereció la pena" mire hacia el fondo de la ciudad "realmente mereció la pena..." dije sonriendo
 28 dic 2014 01:01 - Gomez: -Si… la verdad es que he madurado bastante. Cuidando de Grace y de Brandom… ¿Sabes?, todo esto comenzo como un refugio cualquiera. Pero no. Me planté. Decidi empezar una sociedad de nuevo. Asentarnos, ayudarnos, defendernos… dejar ya guerras sin sentido por razas o alimento y cooperar para prosperar y… bueno a dia de hoy somo 268 en la ciudad y  58 en el pueblo… La verdad, estoy orgulloso de todo lo que hemos logrado. Y de que la gente me valore tanto aqui. Y bueno, si, se que suena muy bien eso de ser “alcalde”, pero no todo el poder recaé en mi. Tenemos varios lideres elegidos y entre nosotros tomamos las decisiones de acuerdo a la conveniencia general… en fin… Es una pena que no podais quedaros para descubrirlo.
 Los  tres dejaron de sonreir. Caracortada aulló de tristeza.
 -Bueno… en realidad no puedes quedarte tu, Efe. Vosotros dos si, si quereis.
 -¿A que viene eso?- saltó Chris. Efe seguia boqueabierto.
 -De veras, me alegro muchisimo de teneros aqui y… joder, no sabes ni lo que te he echado de menos tio, pero… ya hemos tenido problemas con los halcones. Por suerte no tienen interes en atacarnos, pero las relaciones son tensas. Si descubriesen que estas aqui… la vida de toda la ciudad correria peligro. Ademas, ni si quiera termino de comprender porque. Nunca me comentaste que paso, igual podemos hacer algo, o… no se… Sincerate conmigo. Se que no es lo ideal despues de mas de diez años sin vernos, pero… de verdad que no quiero que tengas que irte.
 Para cuando termino de pronunciar estas palabras sus ojos estaban aun más llorosos que antes.
 28 dic 2014 01:14 - efewee: "Yo...pensé que eramos amigos" dije descompuesto. "Entiendelo, son mi gente, he de protegerlos" mire hacia el suelo. "Entiendo...tengo que entrar, a descansar del viaje. Nos veremos pronto." cerré sin dejarle note su presencia detrás de la puerta por unos segundos, hasta que le oí irse. Mire a chris, estaba en blanco. "Bueno...nos iremos al amanecer." "no" respondí seriamente. "Le habéis oído, podéis quedaros." chris se empezo a enfadar "no te dejaremos solos, somos un equipo, los tres..." "chris, esta gente va a necesitar ayuda" dije poniéndole la mano en el hombro"tienes que ayudar a alex y a toda esta gente. Has visto esas cosas antes,los pájaros. Si vuelven, toda ayuda es poca." chris empezó a llorar."pero...como lo voy a hacer sin ti?" "confío en ti" dije antes de abrazarle. Estuvimos un largo rato, y cuando se durmió, recogí mis cosas. Tenia que irme ya. Antes de salir pase mi mano por la cabeza de caracortada el cual me miró. "Cuida de él" dije en voz baja antes de salir. Abrí mi coche y deje mis armas en la parte de atrás, menos la pistola, cuando escuche una voz detrás "ya te vas semental?" era la chica del pelo verde "desgraciadamente si..." dije entrando en el asiento del piloto.
 28 dic 2014 01:32 - Gomez: -Puffffff, hombres- dijo ella a la vez que se sentaba en el asiento del copiloto- ¿Te acuerdas del golpe de leche de ayer? Me lo han puesto a mi cargo- soltó una carcajada- El pobrecillo… es como un gato jugando con un raton…
 -¿Grace, verdad?- dijo Efe.
 -La que viste y calza unas ostias de cojones. La misma vaya.
 -Cuando te conoci eras …
 -¡Ay, que si! Que no me cuentes mi vida, que me la se muy bien. ¿Donde crees que estas yendo?- le interrumpió.
 -Tu tio se queda, igual deberias ir a…
 -¿Quien? ¿Phil? Si… ya hablaré con el luego. Primero tenemos que terminar un par de asuntitos tu y yo.
 -Es Chris. Y no se de que quieres que hablemos. Álex ya lo habló todo.
 -A Álex se le va la fuerza por la boca. Seguro que ahora mismo esta en casa, dandole el coñazo a Can y planeando en pedirte perdon mañana y como ocultarte de los halcones.
 -Mira… se que eres muy pequeña y no lo entiendes pero…
 -Perdona, ¿pequeña? Una “niña pequeña” no tendria estas tetas, lo primero. Y lo segundo, el que pareces un crio eres tú. Osea, esto de huir de madrugada, cuando nadie esta despierto aun… ¿de que culebran te has escapado?
 -Se dice culebron- le corrigio con una sonrisa.
 -¡Ay, que si! Eso no es lo importante joder, lo importante es que ohana significa familia y tu no te piras, ¿ok? Ya esta bien, toda la vida huyendo. Habeis tardado diez putos años en encontraros. DIEZ. Quien sabe cuanto volvera a pasar si os volveis a ver. En caso de que ninguno de los dos muera en el camino, por supuesto.
 -¡No puedo permitir que solo por mi presencia empeceis una guerra con los halcones!
 -Tranquilo, el resto de lideres tampoco lo permitirian. Puede que incluso te entregasen a ellos para ganar su favor- dijo sonriendo- ¡Eh!, en serio. Cuentale que fue eso tan horrible que te paso con los halcones, y estoy seguro de que conseguireis hacer algo. Quiero decir, ¿recuerdas porque os separasteis la primera vez? Por un vampiro y una maga piromana. Y fijate ahora, Álex daria su vida por salvar la de los colmillitos de este pueblo. La gente madura, la gente cambia, la gente crece. Y si te vas a ir, al menos esperate a que te echen, pero no tires la toalla tan pronto- dijo ella, a la vez que abria la puerta y salia del coche, cerrando de un portazo.
 Efe estuvo un rato en silencio en el asiento del piloto. Y finalmente se decidio a arrancar. Pero al hacerlo el motor maullo levemente y despues se ahogo.
 -¡Vaya! Parece que algo le ha pasado a tu coche. Bueno, tranquilo, mañana le dire a Can que lo revise, veras como te lo deja como nuevo- añadio con malicia. Y dicho esto desaparecio en direccion a un bloque de pisos.
 28 dic 2014 01:58 - Guio: Me arrastraron, no sin quejarme mucho, y me metieron en un camión junto a Aladia 
 Más tarde me llevaron a las catapultas 
 Habia bastante vampiros, algunos corrían, y otros sólo estaban hablando 
 Y ni uno sólo detectó la gran cantidad de sangre que llevaba en la mochila, menuda clase de vampiros, sólo mi olor ta es suficiente para distraerlos? 
 En cuanto se hizo de noche, Sali corriendo al hospital, y vi como Aladia me seguía 
 Llegue corriendo a donde estaba natsumi, pero no me dejaron verla 
 "Natsumi! Natsumi" 
 "Tranquila, estoy Aqui" me dijo mentalmente 
 La pude ver atraves del cristal, había perdido el brazo izquierdo 
 Hable con un chico que había cerca "donde esta vuestro líder, o quien sea que mande Aqui" 
 "Y por que alguien como tu iba a poder verlo?"
 "..."
 Me fui al pasillo, y a lo lejos vi a una peli verde 
 Eso me recordó lo inusual de mi cabello rojo
 28 dic 2014 14:19 - Ivan: - N-nos atacó un pájaro y...          
 - Lo sé, tu lobo te trajo cerca antes de caer también. No te preocupes, estáis a salvo. Este es un sótano bien protegido.                                                                                     
 Entonces me fijé por primera vez en donde estaba. El lugar era amplio, con las paredes recubiertas de cemento. Varias personas iban de un lado a otro, otras se apoyaban en las columnas, cansadas. Alguna dejaba su vómito y se desplazaba a otro lado... para repetir lo mismo.                   
 - Quiero ver a... - mi estómago rugió cortandome la palabra. La escena provoco una pequeña carcajada en Lukas.                                               
 - Sin problema. Pero antes, vamos.        
 Nos acercamos a unas estanterías de metal.
 
  - Coge dos piezas - me dijo señalando un estante. En el se veía una amplia cantidad de frutas. - Siento que te vayas a quedar con hambre. En estos momentos valoramos mucho las provisiones.                               
                                  

- No parece que andeis faltos de organización... Ni recursos...

- Efectivamente. Pero ya sabes, en cualquier caso siempre es bueno tener de sobra. Este almacén de emergencia siempre esta vigilado y bajo llave, para estas situaciones.

- Ya veo... - respondí mientras agarraba dos manzanas de una cesta.

Una mujer se nos acercó, anunciando que ya habían terminado con el animal e indicándonos dónde estaba antes de comenzar a andar.

- No tiene heridas graves. Los oídos le sangraron, pero no tenemos nada que indique traumatismo craneal ni...

- No sólo estáis preparados en cuanto a provisiones, por lo que veo.

- Hemos tenido tiempo - dijo cortando a la pobre mujer, que se paró y le espetó por detrás una mirada fulminante sin que el se diera ni siquiera cuenta.

- Si las miradas matasen... - murmuré mientras avanzábamos, dejándola atrás.

- ¿Qué?

Llegamos entonces al lugar indicado. Unas cuantas personas se apartaron. Intentó levantarse con todas sus fuerzas sin éxito y cayó de nuevo. Me acerqué y me senté a su lado, acariciándole el hocico.

- No te fuerces, sucia perra.

- ¡A ver! Paso... Paso...

La peliverde asomó por entre los presentes, empujándoles a su paso de un modo despreocupado... y descortés.

- Tú, el del lobo. No nos hemos presentado debidamente, ¿no? Grace. Ven.

- N, no, casi que mejor me quedo co...

Entonces me agarró de la chaqueta, suspirando al grito de 'vaaaamos'. Y así, fui arrastrado al exterior. Estaba completamente nevado, pero algunas partes se tenían... Rojas... Otras negras. Había cascotes por el suelo, y la gente llevaba el mismo ritmo frenético que en el almacén.

- Bueno... - comenzó a decir. 28 dic 2014 14:31 - Gomez: Grace, la telepata omnipresente 28 dic 2014 15:09 - Ivan: Lo que hace un tinte, eh? (?) 28 dic 2014 15:11 - ‪+34 622 62 04 46‬: Ivan, te toca 28 dic 2014 15:11 - Ivan: Wtf 28 dic 2014 15:11 - ‪+34 622 62 04 46‬: Jass no escribe 28 dic 2014 15:11 - ‪+34 622 62 04 46‬: O eso entendi 28 dic 2014 15:11 - ‪+34 622 62 04 46‬: Este no es offrol? No me di cuenta xD 28 dic 2014 15:15 - Ivan: Nope 28 dic 2014 15:15 - Ivan: Y todo el tochaco que hay antes es mio xD 28 dic 2014 15:15 - Ivan: Btw 28 dic 2014 15:15 - ‪+34 622 62 04 46‬: Pues no lo habia vistooo!!! 28 dic 2014 15:15 - ‪+34 622 62 04 46‬: Ahora escribo perdon 28 dic 2014 15:16 - Ivan: No pacha nah 28 dic 2014 15:17 - Gomez: Volveos al offrolchusetts, rojos! 28 dic 2014 19:03 - ‪+34 622 62 04 46‬: Estamabos en la habitacion Alexia, Aladia, Adalia y yo. Hablamos sobre los ultimos 7 años y lo mio con Alexia, aunque ese tema no les hacia gracia. -Sabia que nos volveriamos a encontrar. Dijo Aladia con una sonrisa. -Siempre me intentaba escapar y de hechi un par de veces lo consegui pero no llegue lejos, Alexia me atraba siempre. -Claro. Dijo Adalia con un tono de enojo y reproche. -Bueno-diji Alexia levantandose- he conseguido traer algo de comida. ¿Quereis? -No, no necesito nada de ti. -!Adalia! -¿Que quieres? Ella nos separo y ahora viene de perrita buena. -Encima eso, ¿porque una mujer lobo? Tienen mala uva y enciman huelen fatal. Alexia estaba quieta y mirando al suelo, apretando los puños. -Quizas yo os separase, pero me equivoque! Pense que era otra persona. Ademas... ¡Lo quiero! Y el a mi, si no lo aceptais iros a freir esparragos. Apto seguido me cojio de la mano y me llevo al cuarto del al lado. 30 dic 2014 14:18 - efewee: Me quedé unos segundos pensativo dentro del coche. Daba igual donde fuese, mi pasado me acompañaría siempre. Y no tenia motivos para ocultarlo más. Bajé del coche y fui a una dirección que me había dicho grace. Me costó encontrar aquel apartamento, dado que no conocía aun la ciudad, pero tras una hora de búsqueda estaba ante la puerta de algo desconocido. Llamé un par de veces y me recibió un hombre moreno y musculado. "Em...hola?" dije avergonzado. "Quien eres?" "soy efe, me ha dicho grace la dirección de este lugar" el hombre se giró enojado"Grace ¿quien coño es este y por que le has dicho nuestra dirección? " se escuchó la voz de grace a distancia "ay que si, relajate, que es un antiguo amor de alex " "¡No soy un amor de alex!" grité al interior de la casa, luego me gire al hombre "solo soy un amigo suyo. Estuve con él cuando empezó todo esto del apocalipsis... Y ahora quería saber si puedo hablar con él" "efe ¿que pasa?" dijo la voz de alex, que apareció detrás del hombre musculoso. "¿Podemos hablar en privado?" pregunté. Alex miró al hombre musculoso, le hizo una seña y este me dejó entrar. Dentro vi a grace intentando arreglar un viejo aparato de música. Alex me guió hacia un cuarto que parecía la cocina, y me ofreció sentarme en una de las dos sillas. "Tenéis alcohol?" pregunté cuando cerró aquella puerta."bueno...nos queda un poco de whisky" "lo necesitaré" dije mientras me acomodaba en la silla. Al instante me dio un vaso y una botella. Me serví y bebí todo de un trago. Le ofrecí, pero me dijo que no, asique seguí bebiendo. Al tercer vaso empecé. "Se que nunca te he contado mi pasado. Hemos tenido muchos problemas por culpa de eso, y nunca lo has sabido. Pues creo que ha llegado el momento. Como sabías, yo trabajaba para los halcones...pues era un miembro particular. Yo era el mejor tirador, el mejor cazador, el mejor asesino... Y por ello formaba parte del grupo mas privilegiado y experto, dirigido por el mago mas poderoso vivo, el cual como ya sabes...me hizo esto " dije levantando la mano robótica "nosotros acabábamos con todos : hombres lobo, vampiros, zombies... Pero un día nos ofrecieron una misión. Se supone que era matar un grupo de vampiros que pertenecian a la orden, los cuales estaban robándonos suministros. Fue una matanza, los masacramos a mas no poder. Pero había algo raro. No se defendían con colmillos ni con nada. Suplicaban por sus vidas. Aun no se por que no lo vi al principio. Estaba tan concentrado cumpliendo ordenes que no vi que eran humanos normales...niños, mujeres, ancianos..." paré unos segundos y bebí un largo trago" maté un par de mis compañeros y huí lejos. Hasta que te encontré. No te lo conté porque tenía miedo. No de que me repudiases y me odiases. Sino de decirlo en alto. Todo este tiempo me he estado engañando pensando que no había pasado, que habían sigo alucinaciones mías. Pero paso. Y no puedo huir de él. Y ahora entenderé que me eches de aquí o que me odies...pero te merecías saberlo" fui a beber otro trago pero lo deje en la mesa. 30 dic 2014 15:56 - Gomez: -Bueno, antes estabas un poco grogui, asi que voy a aprovechar ahora que estas mejor- dijo Grace a Adrik- Tu lobo estará bien, eso lo primero. Asi que tranquilo. Lo segundo, siento mucho lo de la chica que venia con vosotros, la enterramos aqui cerca, en el cementerio del pueblo, cuando quieras ir a verla solo tienes que decirmelo. Y tercero: aqui estan las llaves de un piso en el que podeis estableceros ambos hasta que os encontremos una residencia mejor. Si alguno de los dos os encontrais mal sabed que Lukas estan en la planta baja y os atendera encantado. Eso es todo, venga, descansad un poco. Y tal y como dijo esto se despidio y fue corriendo hasta una bicicleta un poco hecha polvo y empezó a pedalear. -Dios, como echo de menos mi moto… Se dirigia al hospital, para hacer recuento de heridos, dar apoyo moral tanto a enfermos como a familiares y ayudar en caso de que hiciese falta. No era un trabajo muy bien considerado, y la mayoria de los Vigilantes preferian evitarlo y, aunque a ella tampoco le hiciese mucha gracia, no le importaba del todo desempeñarlo, por eso aprovechaban y casi siempre se lo encomendaban la primera. -Ey, Claudia, ¿donde esta Margaret?- dijo mientras entraba por la puerta y veia a una de las medicos del hospital. -Arriba, en la 3ª planta. Hay una chica muy grave, creo que la que más de todo el ataque. Esas bestias le arrancaron un brazo y… en fin, sube si quieres, aqui en la primera no tenemos más que a alguno que otro que se ha caido mientras intentaba huir, podemos hacernos cargo. Grace asintió y subio directamente a la tercera planta, queria hablar con Margaret. Durante todo el ataque solo una persona habia desaparecido: Cynthia. Era una joven pelirroja, ingeniera biologica. Solia rondar mucho por el hospital y hacia informes de casi todo. Tenia un problema con la bebida desde que perdió a su hermana pequeña y por ello pasaba aun mas tiempo en el hospital. Todos alli la tenian mucho aprecio y procuraban atenderla con cariño y comprension. Pero para Margaret era distinto. Desde que llegaron a la ciudad tanto Cynthia como su hermana ella habia cuidado de ambas. Casi como desde sus hijas. Y desde la perdida de la pequeña era la que mas habia intentado ayudar a la joven ingeniera. Por ello Grace no podia hacerse siquiera una idea de lo que la jefa del hospital debia de estar pasando por ese momento. -¡Margaret!- gritó al verla al fondo del pasillo. -Grace, aqui ahora mismo solo necesito que la gente no estorbe, asi que si por favor puedes ayudarme a deshacerme de los familiares te lo agra…- empezó la mujer mientras cargaba con toallas humedas y una caja de hojalata. -¿Margaret, estas bien?- preguntó Grace confusa. -Yo si, pero ahi dentro hay una chica sin un brazo. Necesito mas movibiladad. Y si puedes avisar a alguno de los medicos que hay en el pueblo, aunque no trabajen como tal, pero que entiendan algo de esto te lo agradeceria, cuantas mas manos mejor. Y entonces Grace lo comprendio. Nadie se lo habia dicho. Nadie le habia contado lo de Cynthia. -¡Eh, tu, Sandra, coge esto y llevalo a la habitacion de la chica manca!- dijo Grace mientras cogia las cosas de los brazos de Margaret y se los daba a una doctora que pasaba por alli. -¿Pero que haces, niña? Pero Grace no contesto, solo la tomo de los brazos y la sento en una de las sillas en el pasillo. El rostro de Margaret paso de cabreado a preocupado e inquisitivo. -Margaret, Cynthia ha desaparecido durante el ataque. Aun no la hemos encontrado, pero confiamos en que este bien. Si quieres tomarte la noche libre vete ahora, yo avisare al resto para que se ocupen de todo… Lo siento mucho- dijo mientras le cogia las manos, que aun tenian un poco de sangre fresca. Margaret se quedo inexpresiva, callada, mirando a Grace fijamente durante unos segundos. Entonces desvio la mirada y mientras miraba al techo se seco unas lagrimas que aun no habian llegado a caer con el dorso de la mano y se levanto. -No, no pasa nada. Aparecera, seguro. Ahora mismo tengo mucho trabajo que hacer aqui- dijo con voz inexpresiva- ¡SANDRA! ¡Lleva un cauterizador a la habitacion de la china!- gritó. Y tras esta apelacion salio del lugar. Grace decidio salir de alli, ir al pueblo y buscar a todos los sanitarios que pudiese. Pero de camino a las escaleras algo le llamo la atencion. Una mujer, con un pelo rojo brillante, mirandola fijamente. Se acerco hasta ella. -¡Eh! Mola mucho tu pelo. Si necesitas que alguien te repase el tinte se de una…- empezó a decir con una sonrisa. -Es natural- le cortó esta. -Ya… claro… y el mio tambien “es natural”- dijo haciendo unas comillas con los dedos y riendose sarcasticamente- Por cierto… ¿nos conocemos? Me resultas familiar. -Ya, no creo, tu a mi no. -¿Eres una de las dos vampiras nuevas verdad? -Si, Aura, y no me gusta eso de que me mangoneen de un lado a otro. Ni tampoco que no me dejen ver a mi… “amiga”. Le falta un brazo y no me dejan si quiera estar a su lado, ni hablar con nadie ni nada. -¿Aura?- dijo Grace con una sonrisa maliciosa- Oh Dios, hoy tiene que ser mi dia de suerte. -¿Que? ¿Por que? -¿Eh? ¡Ah! Nada, es solo que… me gusta bastante ese nombre- dijo con una sonrisa fingida- En cuanto a lo de tu amiga, tranquila, ahora te dejaran verla, es solo que aun estan tratandola, ¿ves?- y señalo a su habitacion, en la que podia verse a Margaret, Sandra y otra mujer atendiendola- Pero estoy convencida de que en cualquier momento te dejaran verla. Y lo de hablar con alguien: la jefa del hospital es esa, pero no creo que convenga que la distraigas mucho esta noche. ¡Eh! ¿Por que no vas a la casa del alcalde a cantarle las cuarenta a él? ¡Seguro que asi te hacen mas caso! Toma, esta es su direccion, en fin, un placer hablar contigo, pero ahora mismo tengo cosas que atender. Nos vemos, Aura. Y dicho esto salio disparada de alli como un cohete. Se pateo toda la ciudad a lomos de su bicicleta advirtiendo a todos los medicos para que si pudiesen fueran a ayuda. Una vez terminó su trabajo fue a guardar su bicicleta en su aparcamiento e ir a casa. Pero vio como a lo lejos se acercaba una figura, con dos sacos. Efe. Suspiro y sin siquiera abrir el capó, gracias a su telekinesis, destrozó el moto del coche. Entonces esperó un momento a que el hombre llegase hasta el coche. Mantuvo una pequeña charla con el y finalmente, tras darle la direccion de Can se fue a casa. Apenas podia aguantarse la risa. Llego a casa y pudó oir a Álex gritando desde el salon. -¡Soy gilipollas Can! ¡Tenia que haberme esperado, haber hablado con el resto… no se, algo! No coger y despues de diez años, ¡diez putos años!, las primeras tres frases que le diga sean: “hola”, “bienvenido” y “pero te tienes que ir”... -Ey…- dijo Grace desde el pasillo, asomando la cabeza al salon. -Hola Grace, ¿que tal el turno?- preguntó Álex, calmandose un poco. -Ey- se limitó a decir Can, que estaba sentado y con cara de pocos amigos. -Ehhhh… interesante… En fin, me voy a mi cuarto, no chilleis tanto. ¡Ale!- y desapareció en el pasillo. -En fin, no se, soy gilipollas. ¿Deberia ir a hablar con ellos? ¿Tu que crees Can?- dijo Álex derrotado, sentandose al lado del mecanico. -Creo que necesito un cafe- dijo levantandose y yendo a la cocina. -¿Cafe? ¿Por la noche? -Bueno, pues un whisky. ¿Donde has puesto la botella?- contestó mientras rebuscaba en los armaritos. -Ey, ¿que te pasa?- le preguntó Álex, que habia llegado a la cocina, mientras le empezaba a abrazar desde atras. Y entonces sonó el timbre. -Voy yo- dijo zafandose del abrazo de este y dirigiendose hacia la puerta. Abrió y vio alli a un hombre que preguntaba por él. Decia venir de parte de Grace. Finalmente Álex llego. Se trataba del famoso Efe. Por lo que Can cogió y se fue hacia la cocina. Hasta que le echaron de alli tambien. Y se bebieron su whisky.

-Entiendo… Bueno, han pasado diez años… igual ni si quiera te recuerdan. ¿Has tenido problemas ultimamente con ellos? Quiero decir, hace menos de un año- preguntó Álex tras mantener una conversación con él. Efe asintió. -Bueno, tranquilo, mañana hablare con el resto. Te prometo que encontraremos una solucion. -Álex- dijo Can apoyandose en el marco de la puerta- Me voy a la cama, mañana tengo que madrugar. Si tardas mucho más mejor quedate en el sofa, que luego me cuesta coger el sueño de nuevo- y dicho esto, cogió el vaso de Efe, que se lo habia vuelto a llenar e iba por la mitad y se lo terminó de un trago. -Buenas noches. Tambien a ti, Ele. -Efe- le contestó este. -Eso, perdona Ene. No hagais mucho ruido. Y se perdió en el pasillo. 30 dic 2014 16:18 - Guio: Natsumi me hablaba mentalmente "tranquila, estoy bien", pero lo bajo que se escuchaba su voz me hacía saber lo contrario Aún era de noche, tire mi estúpida capa, escondi los cuchillos que me quedaban en mi traje, y salí con mi bolsa en la dirección que me habían indicado Cuando llegue allí, toque la puerta, y un hombre de unos 35 años me abrió Parecía conmovido, pero lo más raro es que me miraba como si ya me conociera "Quien eres y por que vienes a estas horas?" "Vengo a hacer un intercambio" 🔱 (Guille) 30 dic 2014 16:38 - Gomez: Quien te ha abierto? 30 dic 2014 16:42 - Guio: Tu xD 30 dic 2014 16:43 - Gomez: Alex? 30 dic 2014 16:43 - Guio: Si 30 dic 2014 16:50 - Gomez: -Eres tu, Aura? -Si, ya te ha avisado la niña peliverde? -Maldita Grace- dijo Alex por lo bajo- No, soy yo Aura, Alex. ¿Te acuerdas de mi? -Ah... si... tu... Bueno, tengo un trato que proponerte... -Claro, dime. Me alegra ver que estas bien. Que haces por aquí? Vas a quedarte? Quieres pasar? -Pero quien es ahora? Coño un respeto que aquí hay gente que quiere dormir!- se oyó desde el fondo del pasillo- que no son horas coño ya! Parece esto el camarote de los hermanos marx¡ venid a molestar en horario de oficina! -Can, es un vampiro, no puede venir por el día! 30 dic 2014 17:02 - Guio: Entramos a una especie de salón, donde ya había otra persona Mi mente empezaba a pensar... Alex... Olía a humano... "Eres el Alex con el que estuve en la última misión?" El asintió, entonces recordé a Jass, estuve con ella durante 6 años después, pero después no volví a verla "Bueno, tengo cosas importantes De las que hablar.... Primero, he venido con una chica japonesa, la cual ha perdido un brazo por venir a contar lo que estoy contando Tenéis esto muy bien montado, seguro que podéis hacer slgo al respecto" Suspire "Pero como dije, vengo a hacer un intercambio" Saque unos grandes planos y los puse sobre la mesa En ellos se podían ver las coordenadas de la ciudad, marcadas en rojo "Bueno... A ver, como empiezo" Me senté en una silla que había "A ver, como empiezo... Estos planos son de la orden, fue lo último que me lleve de ellos, y planean atacar... No se cuando, tal vez en un mes, o dos La segunda: se donde esta la madre de Grace" 30 dic 2014 17:25 - Guio: "Hola efe" (xD) 30 dic 2014 17:37 - Gomez: -Tu amiga esta en las mejores manos, descuida. Intentaremos reconstruirlr el brazo por uno de droide si da su consentimiento. En cuanto al plano, podemos sobrevivir a un ataque de la orden, no seria lo primera vez. Aun así gracias, pero noj entiendo cual es el cambio. Y de lo segundo... no hablaremos aquí. -Por que? -Grace, esta en el otro cuarto... 30 dic 2014 17:49 - Guio: Nos fuimos a otro sitio yo, alex, y efe, y seguimos hablando "Bueno, pero esto tiene algo más de especial: hay nuevas... Razas Y en cuanto a la madre de grace, será la jefa De las tropas" 30 dic 2014 21:18 - Gomez: -Si, si, se lo de las nuevas razas. Los pájaros esos y lo de la madre de Grace... ya veremos como abordarlo. Pero sigo sin comprender que trato quieres, aura.

Can se levanto, había dormido poco y mal. Para colmo Alex no había vuelto a casa. Paso por enfrente del cuarto de Grace y escucho sonidos dentro del cuarto. Abrió la puerta y allí estaba ella, sentada a oscuras en su cama, con una cinta de cassette en la mano mientras se la pasaba por los dedos y tarareando una canción. -Se te ha vuelto a gastar la batería?- dijo encendiendo una pequeña lamparita a pilas -No, se ha roto el mp3... -oh... quieres que le eche un vistazo a ver que se le puede hacer? -No, tranquilo, se lo llevare a Terri...- dijo con voz apagada, tenia los ojos rojos y con ojeras, se notaba que no había dormido aquella noche- Can...- le llamo para cuando el estaba apunto de salir del cuarto- Esa vampira... la pelirroja... dijo que sabia donde estaba mi madre? Can la miro en silencio unos momentos. -Duermete Grace, avisare al resto de que hoy no vas a trabajar- fue toda su respuesta. Y se fue de allí apagando la lamparita 31 dic 2014 17:59 - Ivan: Miró sin dar un paso más a la llave que tenia en sus manos. Se le hacia rara esta sensación de normalidad, a pesar de que en su día, sus padres nunca le habían dado unas llaves propias y, por tanto, no era su normalidad.

Se escucharon pasos en el pasillo. Alguien estaba a punto de girar la esquina y el no estaba con ganas de hablar. Rápidamente metió la llave en la cerradura y entró. El lugar no era el mas lujoso de la ciudad, desde luego. De lleno estaba el salón, con un pequeño sofá, una lampara de pie y una estantería casi vacía; a la izquierda, pegada a la puerta de entrada, un rectángulo alargado que, por los fogones, parecía hacer las de cocina; y justo enfrente, una pequeña habitación con una cama como dios mandaba. Se tiró a ella sin desvestirse siquiera, y no tardó en caer.

Lo primero que hizo a la mañana siguiente fue abrir la nevera. El espacio era tan estrecho que ni siquiera podía pasar del ángulo recto, y para colmo estaba vacía, por lo que tendría que bajar a... ¿comprar? Al salir a la calle no podía ver nada. Se había levantado una espesa niebla y costaba por delante de tus propias narices.

- El nuevo, ¿no? - Era la chica de ayer. La de la mirada fulminante. - El hambriento ¿Sabes dónde se compra por aquí? - Hablas como si estos diez años no hubiera pasado nada - dijo entre risas - Hay un centro comercial cerca. Vamos.

Comenzamos a andar entre la niebla y la nieve. Explicándome un poco el lugar.

- Soy Tatyana. Medicina y esas cosas, ya viste. - Erik. - Pues dejame guiarte, Erik. Primero de todo, aquí no se "compra" nada. - ¿No habéis avanzado suficiente? - Te sorprendería saber cuanto. Aquí todos contribuyen y hacen su papel. A cambio, te dan lo que necesitas. O lo justo, más bien. - Y nadie se queja. - Nadie. Supongo que todos hemos vivido ese momento en el que no hay nada para comer en días. Cualquier mejoría calla a todos.

Erik se mantuvo en silencio. No creía en las utopías y todo esto sonaba demasiado ficticio. No debería quedar mucho para que los problemas surgieran, pero no pensaba ser negativo ahora.

Llegaron a su destino. Las puertas se abrieron a su paso y entraron al centro. Había unas cuantas luces desperdigadas, pero se veia perfectamente. Las escaleras mecánicas no recibían energia. La vista era algo pobre, pero mejor a lo que había antes.

- Y pensar que hace años esto estaba tan lleno todos los dias... Ven. A llenar tu despensa.

Se acercaron al pequeño supermercado. La gente pasaba por las pocas cajas abiertas y se llevaba los pocos artículos que cogía.

- Esto es solo para comida. Los otros artículos los han dispuesto a lo largo de todo el centro, aunque no hay muchos. Estética supongo.

Pasamos por las diversas estanterías, casi vacías. Solo había artículos en lata o fruta. Cogiendo alguna cosa por aquí y por allá, aunque sin pasarnos. Al parecer tenían un limite de artículos por persona.

- ¿Y sólo se come fruta por aquí o qué? - Reservamos la energía para los restaurantes, las casas y el hospital. El único lugar donde se cocina es en el restaurante y en la cocina del hospital. Por lo demás, quien quiera comer en casa espero que le guste la fruta. - Bueno, Roma no se construyó en un día. - Ni en cinco años.

Ya estaban en la cola, cuando se fijo en que los que iban delante entregaban algo al 'cajero'.

- ¡¿No me habías dicho que no había que entregar nada?! - dijo molesto en voz baja. Justo en ese instante les llegó el turno. Entonces Tatyana sacó la llave de su apartamento del bolsillo y se la pasó al cajero, que la miro. Apuntó algo en una libreta y se la devolvió.

Dejaron las cosas en casa y fueron a comer al restaurante, cuando en mitad de la comida entró la mascota... 31 dic 2014 19:14 - ‪+34 622 62 04 46‬: Miraba como dormia Alexia, sola vestida por una sabana, esa habia sido una noche muy especial. Me levante suavente para no depertala y me vesti, todavia era temprano pero queria dar una vuelta. Cerre la puerta de la habitacion y vi a Adalia dormida en el sofa, Aladia no estaba pero no le di importancia. Sali de piso y empece a andar sin un destino y a pensar en el pasado, en mama, en papa, en Mil, en... en Can. En este tiempo habia pensado en el bastante, todabia habia cosas de las que hablar. -¿Donde estaras? Masculle. "Bueno este donde este espero que sea feliz" pense. Me acirde de cuando le deje irse... (Falshback) -¿Por que?-Dijo Can estañado. -¿Por que, que? -¿Por que me dejas ir? -Por dos razones, una es que mi madre me lo dijo y la otra me la vas a decir tu,¿Que gano matandote? -Venganza -Interesante, pero no, di otra. -¿Justicia? -Me gusta mas, pero es lo mismo que antes, otra. -No lo se. -Nada, eso es lo que gano, nada. -Pero...pero...-las palabras se le atragantaban hasta que grito sollozando- ¡MEREZCO MORIR! ¿No lo entiendes? El hecho por el cual no me he intentado escapar ni he pedido piedad ni una vez es porque aunque no participara en esa masacre no pude... NO HICE NADA PARA EVITARLO. Can paro, como esperando a que yo dijiese algo pero no dije nada, permanecia alli callado, quieto, esperando... -Esa no fue la primera vez que hicieron algo asi,-continuo mas sosegado- yo lo excusaba diciendo que estabamos en un mundo caotico donde ya nada tenia sentido. Pero sabia que no estaba bien, en mi interior por muchas escusas que me pusiese sabia que estaba mal y aun asi, continue mirando para otro lado. Se que lo que te voy a decir es imposible pero... -hizo una pausa y grito a pleno pulmon- ¡PERDONAME!. Mientras lo gritaba se puso a gatas pero yo seguia igual que antes sin decir nada. -No. -Lo sabia, pero si tu no puedes perdonarme jamas lo conseguire yo, por favor, matame. Desenvaine mi espada y alce la punta sobre Can, me quede quieto, viendo como las lagrimas de Can caian al suelo y su cuerpo se ponia rigido preparandose para lo peor, deje caer la espada al lada de la cabeza de Can, haciendo le un corte en la mejilla. Can levanro la cabeza y me miro sorprendido. -No es imposible que te perdone, pero hasta entonces seras mi esclabo y si lo veo necesario te matare, ¿Entendido? Can volvio en si. -Si. (Fin del flashback) Para cuando volvi en mi estaba en frente de un parque cerca del lago, me disponia a volver cuando escuche detras mio. -¿Kvothe? Me gire hacia atras y vi a Can. Tras un minuto sin que ninguno de los dos hiciera nada, me lance y lo abraze. 1 ene 00:27 - efewee: Y caracortada aulló "Feliz año nuevooooo" 1 ene 00:35 - Gomez: -¡Ay, que si! ¡Que feliz 2015 coño ya!- dijo Grace 1 ene 01:38 - Ivan: - ¡Feliz año! - gritó la arpía mientras la ciudad empezaba a enloquecer y caía en el caos y la anarquía. 2 ene 20:03 - Gomez: -¡No sabia si volveria a verte!- dijo Can rodeando al joven con sus brazos y apretandolo contra si. Pero entonces paró el abrazo y alzó la vista a la carretera. Dos coches se aproximaban, entrando en el parking y aparcando. -Kvothe… ahora mismo tengo que ir a avisar a alguien. ¿Puedo?- preguntó antes de atreverse a dar si quiera un paso. Kvothe simplemente asintió. -Gracias. En cuanto puedas ve a esta direccion. Es donde estoy viviendo ahora mismo. Si no estaré trabajando aqui mismo. Dios. Me alegro tanto de volver a verte- y dicho esto salió disparado de alli, a la vez que unos hombres bajaban de uno de los coches.

-¿Solo eso? Tranquila, trataremos a tu amiga mejor de lo que te imaginas. Tenemos gente que la ayudara con su brazo bionico, a aprender a controlarlo y a adaptarse a él. Bueno, siempre que ella quiera, esta claro. En fin, te acompañaremos a las catacumbas, el Sol esta apunto de salir y no sería demasiado agradable para nadie que te encontrase fuera. Por cierto, aqui los vampiros no suelen comer sangre humana, asi que ignorare la que llevas en la mochila. Pero espero que no intentes restablecer suministros con ninguno de nuestros ciudadanos. -¿Como lo has sabido?- preguntó la vampiresa, extrañada. -Me llegó el rumor de que la nueva vampira habia introducido sangre humana en las catacumbas. -Pero nadie intento quitarmela… -Ni lo intentaran. Solo intervendran, o al menos asi lo espero, si tratas de atacar a alguien para sacar más. En fin, que descanses- dijo él, deteniendose frente a la entrada de la iglesia. Ella entró, visiblemente molesta, sin despedirse de ellos. -Si ocurre algo con tu amiga mandaré a alguien a informarte- le dijo mientras ella se alejaba. Se dieron la vuelta para ver como un apresurado Can les hacia señas para que se acercasen desde la distancia. -¡Eh! ¿Que pasa?- preguntó Álex. -Ha venido desde el pueblo. Acaba de aparcar. -¿Que? ¿Quien?- preguntó Efe. -Esto no es de tu incunbencia, Ene. Álex, ire a avisar a Sebastian. -No, ve a avisar a Margaret y Sara. Yo me encargo de Sebastian y Fiona. Can asintió y salió corriendo de allí. -¿Confunde mi nombre a proposito, es disléxico o simplemente gilipollas?- preguntó Efe cuando este se hubo alejado suficiente. -¡Eh!, no te pases Ene- dijo Álex con una media sonrisa- En fin, creo que deberias ir a tu piso. Acabo de tener una idea para que puedas quedarte. Esta visita no podría ser mejor. Ambos se despidieron. Tras avisar a Sebastian y Fiona, Álex volvió a su hogar. Antes de abrir si quiera la puerta podia oir a Grace gritando frenetica de alegria. Entró, con una sonrisa falsamente dibujada en el rostro y antes de poder cerrar la puerta Grace llegó corriendo por el pasillo. -¡Álex! ¡Ha venido a vernos desde el pueblo! ¿¡No es increible¡? ¡Mira! ¡Me ha traido una flauta que hicieron unos chicos de alli!- dijo ella, emocionada y pletorica. -Es genial. Ey, Grace, ¿por qué no vas a enseñarsela a Terri? Seguro que le hace mucha ilusion- le contestó Álex. -Oh… entiendo… necesitais… “hablar de vuestras cosas”. Bueno, vale, pero en cuanto vuelva tienesque prometerme que pediras que nos hagan algo especial en el restaurante de Fiona. Álex asintió y Grace salió por la puerta, contenta como ella sola. En cambio, el alcalde caminó lentamente por el pasillo hasta llegar al salon, donde el otro alcalde le esperaba tranquilo, sentado en un sillon y con la chaqueta quitada, como si estuviese en su casa. -Bienvenido de nuevo, Brandom. 2 ene 21:50 - efewee: Volví a mi apartamento, mientras dormían. Cuando entre vi a chris dormido y a caracortada apagado temporalmente para recargar sus baterías. Entré en silencio para no despertarles y me quedé tumbado, mirando al techo. Me había enfrentado a mi pasado, y eso me mataba por dentro. Cerré los ojos un momento, pero a mi cabeza vino el rostro de cadáveres mutilados, y en seguida volví a abrirlos. No dormir me afectaba,pero perder tiempo...eso no lo conocurrió Fui a dar una vuelta tranquilo, y cuando pasé por enfrente de un parque, vi a un hombre allí parado. Me parecía curioso su pelo, y además necesitaba compañía, así que me acerque a hablar. "Sabes? Desde que empezó todo esto no había visto nunca un pelirrojo..." el chico parecía incómodo, normal, a veces

soy brusco. "Me llamo efe" dije "kvothe" dijo estrechándome la mano. "Joder...que nombre mas raro" sonrió un poco "y efe es normal? " cogí un puñado de piedras y me acerqué al lago antes de responder. Empecé a intentar que rebotaran, pero nada "fue lo primero que se me ocurrió" kvothe se extrañó "como que se te ocurrió? No es tu verdadero nombre?" puse cara melancólica y le miré a los ojos "mi verdadero nombre murió en el pasado. Tu ya sabes como es tener un pasado traumático no?" kvothe se extrañó "como..." le corté  "como lo se? Pues porque estás aquí. El club de los traumatizados" kvothe se rió, cogió una piedra y la tiró al lago. Se terminaron las piedras, cuando bosteze. "Bueno, me voy a la cama. Un placer kvothe" kvothe me dio la mano "lo mismo digo, efe" me di la vuelta, de camino al apartamento de nuevo,donde dormí las pocas horas de sueño que me quedaban

2 ene 22:57 - Guio: Adalia


 Kvothe salió de su habitación 
 "Aladia no esta" le dije 
 "Ha ido a las catatumbas, volvera a la noche" bostece, y seguí trabajando en mejorar mis "herramientas" 
 "Por cierto, hacéis mucho ruido, a mi me da igual, pero Aladia también es buena con la sangre" 
 "Que quieres decir?" 
 "Que puede saber si la otra persona esta con la regla, embarazada,herida o procreando por la concentracion de sangre, en fin, tonterias de ella" 
 Kvothe se sonrojo mucho
 -------------------------
 Aura 
  Llevaba un par de Dias en alerta, pero al fin me había relajado 

Después de estar en la orden no podía evitarlo A lo lejos vi a Aladia, la agarré y la lleve en brazos "Dios mío, que poco pesas, como puedes luchar así?" "Sueltame!" Me acerqué a un grupo de vampiros que había por allí "Lo siento por causar tantos problemas, pero hay alguna habitación minimamente grande para enseñar a esta pequeñaja?" El chico asintió, y me condujo a una especie de pasadizos subterráneos "Como no podemos movernos por la luz del Sol, de día nos movemos por Aqui, esto lleva a todos los sitios importantes, si tienes las llaves y logras no perderte" el vampiro se rió "nunca vayas sola hasta que no te conozcas esto bien" Después de aquella charla, llegamos a una habitación enorme, que pie lo visto funcionaba de gimnasio "que os lo paséis bien" dijo, y se fue Aladia me miro con cara de pocos amigos "Que quieres?" "Que no mueras" dije, y reí "si eras una Maga, y más a tu edad, significa que nunca peleaste cuerpo a cuerpo, y como crees que tendrás que luchar a partir de ahora?" Aladia puso su posición de lucha, y empezamos 3 ene 16:23 - ‪+34 622 62 04 46‬: -Pues no sabia eso, pero tampoco creo que sea un gran problema algun dia tu tambien encontraras a alguien y si quieres hacerlo,lo haras. Ademas nunca antes lo habia hecho. Adalia parecia sorprendida de lo directo que fui, pero en esto 7 años tenia claro lo que queria. -Tendremos que buscarnos ptra habitacion. Alexia salio todavia dormida, estirandose, como siempre hacia al despertarse, esta vez con una excepcion. -Jajaja Aladia se dio la vuelta. -¿Que pasa? -Alexia...-intentaba aguantarme la risa- vas desnuda. -¿eh?...¿QUEE? Dijo sonrojandose y corriendo hacia la habitacion. Cuando salio, Adalia y yo intentabamos no reirnos. -Ha sido un despiste, ya sabes que tardo en despertarme del todo y que no duermo desnuda, normalmente. -Bueno no pasa nada. Un aullido que provenia de la periferia de la ciudad. -Kvothe, es ella, mi tia. 3 ene 16:23 - ‪+34 622 62 04 46‬: Del principio de las ciudad* 3 ene 22:08 - Gomez: -¿Puedo preguntar que te trae aqui?- dijo Álex tras un largo silencio. -¿No puedo simplemente venir a ver a mi hermana?- preguntó él molesto. -Podrias. Pero no lo haces nunca, no se porque esta ocasion es distinta. -Ha habido problemas en el pueblo. Esos engendros con alas estan arrasando con nuestro ganado, y tengo miedo de que cuando se acaben las vacas y los cerdos intenten venir a por nosotros. -¿Tambien allí estais teniendo ataques? -Si. No tan graves como el que tengo entendido que ocurrió aqui ayer, pero aun asi. ¿Podrias concentar una reunion? -Ya esta concertada. Debido a la necesidad imperante de que Margaret se aleje lo menos posible del hospital actualmente la reunion tendra lugar hoy en el hospital. Ve a avisar a Joshep si quieres, yo esperaré allí con el resto. Y dicho esto salió del apartamento sin mediar más palabra. Al bajar a la calle se encontró a Grace hablando con Lukas, el medico de la ciudad. Le estaba mostrando el regalo de su hermano. -¡Eh! Grace. ¿No deberias estar trabajando? ¿Por qué estabas aun en casa?- le preguntó Álex al acercarse a ellos- ¡Venga! Ya jugaras más tarde con eso. Te quiero en la cafeteria ahora mismo y con Harry pegado a ti como tu sombra. -Pero si aun no le he enseñado el regalo a Terri… -¡Me da igual! Te recomiendo que vayas antes de que Sebastian se de cuenta de tu ausencia. -¡Ay, que si! Adios Lukas- y dicho esto se fue hecha un basilisco. -Álex, solo tiene 16 años, quiza deberias… -Lukas, no te ofendas, pero tengo mucha prisa ahora mismo, asi que o es algo referente a la ciudad o tendra que esperar. Ante esta descortesia tan impropia de el psiquico, el medico entreabio la boca, pero ahogando la contestacion se dio media vuelta y volvió al piso que le servia de consulta. El alcalde siguio caminando hacia donde se encontraba aparcado su coche. Al lado del cual estaba Can. -¿No vas con tu … “amigo”?- preguntó este mientras le daba sus llaves. -¡Mira, Can….- empezó a decir, dispuesto a soltar una larga lista de sarcasticos improperios. Pero se detuvo en seco. La larga noche sin dormir, sumada a todos los problemas que tenia que enfrentar ahora mismo no hacia sino ponerle cada vez más de los nervios- Can, ¿por qué no me haces un favor y me acercas tu con el coche? Aunque estrellarme o hundirme en el lago es lo mejor que podria pasarme ahora mismo no creas que me hace demasiada ilusion. Y asi lo hizo. Le dejó en el parking del hospital, donde Fiona, una mujer alta, con el pelo teñido de un tono malva pastel y una sonrisa con las paletas muy separadas le miraba por detras de sus gruesas gafas moradas, saludandole con una mano mientras con la otra sostenia una pequeña bandeja con 4 cafes. -¿Ha llegado alguien más?- preguntó Álex mientras cogia uno el cafe que la mujer le alcanzaba. -No, no, aun no. Estamos solo Margaret y yo. Me parecio notar dos auras en discordia aproximandose y decidí salir para ayudar. ¿Con quien venias en el coche?- preguntó ella bastante calmada. -Con Can- respondió sin entrar en muchos detalles, entre sorbos largos al cafe. -Oh… ahora lo entiendo- dijo ella, esbozando una pacifica sonrisa. Álex se mordió la lengua y terminandose el café de un trago dijo: -Fiona, voy a ir pasando, hace mucho frio aqui afuera. Ella asintió y se quedó mirando hacia la distancia, esperando a que el resto llegase. Aquella mujer a veces le sacaba de sus casillas. Al pasar al vestibulo del hospital pudo ver a Sandra, una de las medicos de alli, alimentando al bebe de Brenda. -Ey- dijo mientras se acercaba a ellos- ¿Qué tal esta el pequeño? -Muy bien, es un campeon, ¿a que si?- contesto la sanitaria mientras le hacia carantoñas al niño y este se reia alzando sus bracitos. -¿Y Brenda?- preguntó mientras en su rostro se dibujaba una sonrisa. -Bueno… no tan bien. Creemos que sufre depresion post-parto. No quiere ver al pequeño, aun no le ha puesto nombre y se niega a comer. ¿A que si, cosita? Mamá esta drepimida, ¿a que si?- dijo con un tono bobalicon, mientras seguia jugando con el niño. -Pufff, es una pena oirlo… en fin, por lo menos se que estan en las mejores manos. -Anda, que vas a llegar tarde a tu reunion- dijo ella con una sonrisa. Él se alejó en direccion a la sala de reuniones del hospital, en la cuarta planta, donde supuso que tendria lugar el encuentro. La vision del pequeño riendo le habia alegrado un poco la mañana. Alegria que, por otra parte, duro más bien poco. Pues fue poner un pie en el primer escalon y aparecer por la puerta Sebastian, seguido de Brandom y Joshep. -¡Hombre!, pero si esta aqui nuestro segundo alcalde favorito- dijo el primero, mirando seguidamente a Brandom y riendose entre ellos- ¿Qué pasa? ¿Hoy no viene ni tu niña ni tu mujercita a hacerte compañia en la reunion? -Grace esta trabajando. Y Can los tiene mejor puestos que tú, asi que cuidado con lo que dices- contestó Álex, dandose ligeramente la vuelta y mirando de arriba a abajo a aquel hombre. Era alto, aunque no mucho más que Álex. Su pelo era rubio y tenia un corte militar, casi rapado. Iba vestido con el uniforme de los vigilantes, aunque llevaba un brazalete distintivo que indicaba que él era la maxima autoridad dentro de ellos. -Oh, disculpa, no sabia que él era el hombre en vuestra… “relacion”- dijo seguido de una carcajada más que evidente. -Comportaos, si no quereis que os saque de mi hospital a patadas- dijo Margaret mientras aparecia por el fonde del pasillo, con su uniforme manchado de sangre por todos lados- La reunion va a tener lugar en la sala de reuniones, que por algo se llama asi. Esta en la cuarta planta, asi que ahorrad energias para subir las escaleras. ¡Vamos!- y dicho esto todos se pusieron en marcha. Justo en ese momento llego la ultima persona que faltaba alli: Sara. Entro corriendo, con una carpeta llena de papeles bajo el brazo, el pelo castaño alborotado y un jersey muy grueso que le llegaba a medio muslo, le cubria incluso las manos y dejaba entrever por los hombros que llevaba, como minimo, tres capas mas de ropa. -¡Perdonad por el retraso chicos!- dijo dando grandes zancadas para alcanzarles. -¿Ya estamos todos, no? Pues vamos- sentenció la dueña del hospital.

Llegaron a la cuarta planta y pasaron a la sala de reuniones. Alli habia una mesa blanca inmaculada, con siete vasos llenos de agua enfrente cada uno de un cuaderno de hojas blancas ralladas con un lapicero y una goma a su lado. Ademas de siete sillas, una de ellas dispuesta de forma que presidia aquella mesa. En ella se supone que debia sentarse el alcalde, pero Álex se la ofreció a Margaret, quien se sentó con gusto, por haber cedido aquel lugar para el encuentro. -Primer punto: dado que nuestros vecinos Joshep y Brandom han venido desde el pueblo para trasmitirnos su problema creo que es de cortesia obligada comenzar por este. En los últimos dias, segun me ha informado el al…- comenzó Álex, dando inicio asi a la reunion de los siete lideres. -Si el problema es de ellos por qué no es su alcalde el que nos cuenta que ocurre- le interrumpió Sebastian. Álex se calló y con un gesto de brazo le cedió la palabra a Brandom. Este explicó el problema de los hombres ave y pidió más refuerzos de vigilantes en el pueblo y no solo dos residentes alli, con una patrulla adicional cada tres dias. -Antes de someterlo a votacion me gustaria que el Lider de los Vigilantes de su punto de vista acerca de esto, pues es al que más le incumbe- dijo Álex. Sebastian se carcajeo un poco y acto seguido respondio: -Me parece perfecto, ademas, ya tengo pensado a cual de los mios voy a mandar “de vuelta” al pueblo- y rió aun más alto. -No puedes obligar a ninguno a ir contra su voluntad- añadió Fiona, más seria de lo normal. -Por supuesto que puedo. Mientras ninguno se ofrezca voluntario yo tendre que elegir a alguno de ellos. Y no creo que mis hombres me contraríen. Creeme. Los ojos de Fiona se encendieron tras los cristales de sus gafas. Si las miradas matasen, aquella mujer habria fulminado a Sebastian en ese instante. -De acuerdo. ¿Votos a favor de la propuesta?- Margaret, Joshep, Brandom y Sebastian levantaron la mano- ¿En contra?- Fiona fue la unica en alzar el brazo. Siendo asi Álex y Sara los unicos que no votaron- De acuerdo, siguiente punto: Nathan, un extranjero, se encuentra actualmente retenido en una de las camaras del banco. Álex explicó el caso. Tras un breve debate en el que se formaron distintas partes y como reaccionar ante este caso se decidio crear más adelante una nueva reunion, en la cual se trataria más abiertamente el tema. Se trató ademas el tema de como reaccionar ante los nuevos inmigrantes en la ciudad. Se decidio que tanto Fiona como Sara y Álex haria un breve seguimiento de ellos en esos dias y en la proxima reunion, donde se decidiria el caso de Nathan, tambien se debatiria la permanencia de estos. -Finalmente, como último punto, tengo una propuesta que haceros. Entre los recien llegados se encuentra un antiguo amigo mio. Es un experto tirador y un profesional con armas y trampas, os lo puedo asegurar de primera mano…- empezó a decir Álex. -No se va a unir a los Vigilantes. Suficiente tuve ya con tu niñita- saltó Sebastian. -No era eso lo que queria proponer. La cosa es que esta persona, como algunos otros de los habitantes del pueblo, lleva tiempo siendo perseguido por los Halcones. Se que sería una locura permitirle quedarse en la ciudad, ya que cada vez más algunos de sus miembros vienen aqui a hacer uso y disfrute de nuestros recursos y podrian encontrarle, pero no puedo echarle de aqui como un perro. -Yo si, tranquilo- volvió a interrumpir el Vigilante. -Lo que quiero proponeros es asignarle una tarea: la de exploracion. Seria un apendice de los Vigilantes. Saldría de la ciudad y nos traeria recursos dificiles de conseguir de otra manera. Podria recoger a algunos nomadas que necesiten ayuda y asi creceria nuestra ciudad y seria una gran baza para afrontar el problema de los hombres ave. Por supuesto no os voy a pedir que confieis solo en mi palabra. Mi propuesta es encargarle una mision, y cuando la cumpla, en vista del resultado, votar sobre la aplicacion de este programa. A cambio solo pido que se le ofrezcan servicios de primera necesidad como al resto de ciudadanos y alojamiento en el pueblo, como a algunos de los otros que estan siendo perseguidos. Como antes, quisiera que el alcalde del pueblo, pues seria donde se estableceria esta persona, hablase primero. -Bueno, me parece demasiado arriesgado…- Sebastian sonrió mientras Brandom hablaba- ¿Cual es el nombre de esta persona?- preguntó el alcalde del pueblo. -Efe- respondió el de la ciudad. -Acepto- sentenció el primero. Y entonces la sonrisa se borró del rostro de Sebastian. -¿Votos a favor?- preguntó Álex con una media sonrisa esperanzada. Brandom, Sara, Fiona y él mismo levantaron la mano- ¿En contra?- Margaret y Sebastian alzaron sus brazos. El unico que no voto fue Joshep, el que parecia bastante confuso y no paraba de mirar a Sebastian primero y luego a Brandom- Bien, pues por el momento eso es todo. Hasta la proxima reunion. Y justo cuando empezaron a levantarse para irse unos aullidos resonaron desde la otra punta de la ciudad. 4 ene 00:04 - efewee: Me levanté por la mañana, con un poco de sueño debido a la noche en vela. Casi no me acordaba de ayer, fue bueno lo de soltarlo...creo. "Que haces aquí?" dijo chris. Es verdad, el no lo sabia aún. "He cambiado de opinión, me quedaré un rato mas aquí" dije sonriendo. "Y eso...?" me giré llendo directamente al baño para asearme. "Tengo cosas que hacer aquí antes de partir." chris se levanto y vino al baño donde me abrazó "me alegro mucho de que decidas quedarte..." yo me sorprendí "chris...no llevas pantalones" el hombre lobo se enrojeció y volvió para vestirse. Todo estaba tan calmado... Hasta que un aullido rompió el silencio. Cogí el arma y me preparé rápidamente para el combate, cuando me di cuenta que chris hacia tiempo había salido. Joder, que rápido epelear Fui corriendo al parking a por un vehículo, pero me di cuenta de que mi coche estaba roto. Puta niña... Cogí una bici medio oxidada que estaba ahí y salí corriendo. Cuando pasé por la cafetería escuché una voz familiar gritandome. "Hijo puta esa es mi bici!" era grace "no la habría cogido si una bomba de hormonas no me hubiese roto el coche!" dije consternado"capullo...tienes que llevarme!" suspire mientras se subía a las ruedas traseras "estas preparada para pelear? Los hombres lobo son peligrosos... " ay que si! Arranca!" le di todo lo fuerte que pude a los pedales y estábamos al lado de la fuente del sonido 4 ene 00:48 - Guio: Adalia


 Nada más escuchar el sonido lo recordé "Aladia!" 
 Agarré mi mochila y salí corriendo de la habitación en dirección a las catatumbas, pero cuando llegue allí la entrada estaba bloqueada y sólo había un cartel que decía "vuelva de noche" 
 "Iros a la Puta mierda" dije esto, y más aullidos se escucharon 
 Me Fui en esa dirección
 ---------
 Aladia me dio una patada, la cual esquive fácilmente, haciendo que cayera 
 "Eres muy inútil, desde cuando eres vampiro?" 
 "Recuerdas a la Maga? Pues es mi gemela" 
 "Y en todo este tiempo no has aprendido lo mínimo?!" Dije 
 bueno, la verdad era que... Era demasiado pequeña, bajita, y sin posibilidad de fuerza muscular.. 
 "No te creas que soy tan débil" 
 "Ah no? Pues ahora atacó yo"
 Fui a darle un golpe a primera vista imposible de esquivar... Pero lo esquivo 
 Aladia se transformó en rata, haciendome fallar, pero antes de que pudiera tocar el suelo volvió a transformarce, dándome una patada que me tiro al suelo 
 "Mira vieja, no se a donde vas con esos aires de grandeza, pero si lo único que sabes hacer es usar el músculo, vas a ser tu la que necesites clases" 
 Me reí 
 "Definitivamente me diste una leccion, pero tu técnica también tiene sus debilidades, no crees?" 
 Acto seguido agarre mi mochila y le lance una bolsita de sangre 
 "Toma, esa es especial, pero no bebas mucho si no quieres parecerte a mi" 
 Aladia lo hizo, y acto seguido la cicatriz de su cara que había estado ahí por 7 años desapareció
 4 ene 01:15 - Guio: (Explicacion científica inventada, sino te interesa pasa) 
 "Como es esto posible?" Dijo, tocandose la cara 
 "Verás, los humanos y el resto de seres envejecen por culpa de la multiplicacion de las células" 
 "Aja"
 Aladia parecía lista, pero nunca en su vida había recibido una clase de biología 
 "Bueno, digamos que en las células hay unos señores muy guays llamados telomeros, estos se acortan con cada multiplicación, y mientras más cortos, más viejo eres" 
 "... Continua"
 "Hasta donde sabemos, los teloremos de los vampiros nunca Se acortan, o tal vez tarden cientos de años en hacerlo, en mis casi 400 (375) sigo igual" 
 "Pero por que tu sangre Curo mi herida?" 
 "Cada vez que nos herimos nuestras células se multiplican para sustituir a las células muertas, mi clase de vampiro tiene la multiplicación muuucho más rápido de lo normal" 
 Suspire 
 "Por lo visto si otro vampiro bebé nuestra sangre, esta habilidad se activa por unos segundos, pero no te flipes, como mucho podrás curar un brazo o pierna roto" 
 "Y por que yo puedo tranaformarme?" 
 "..."
 Se hizo el silencio 
 "Calla niña"
 4 ene 02:08 - Ivan: Algunas personas gritaron cuando la bestia entró haciendo sonar la campanilla, incluso a pesar de haberlo hecho de manera tranquila.
 
 Varios alimentos salieron a su paso, e incluso uno fue con el plato, que chocó contra la pared y aumentó la histeria.
 Al fin un trabajador llegó y silenció el alboroto. El animal se estaba acurrucando en la entrada todavía. El pelaje manchado, pero poco más. El empleado se acercó con una escopeta en alza, aunque el tembleque que mostraba no le hacia imponerse. 
 
 - Sal fuera.
 - P-perdona - dijo Erik interponiéndose en medio - No hará daño a nadie. Viene conmi...
 - Lo siento, pero no podemos arriesgarnos a que se salga de control. Los hombres lobo tienen que entrar sin transformarse...
 - Tiene razón - Tatyana se había acercado también - Mejor vamos fuera.
 
 Acto seguido le tendió un objeto como pago por el alboroto. El encargado trató de rechazarlo pero Tatyana no dejo que lo hiciera.
 
 De vuelta en la calle, Erik alzó la voz.
 
 - ¡¿Pero qué problema tienes?! ¡¿Cómo se te ocurre entrar ahí con...?!
 El lobo se limitó a gruñir. Se notaba que estaba cabreado por el recibimiento tan acogedor que había sufrido.
 
 - Joder y encima...
 
 Algo cayó en la nieve. Era un filete, mas o menos pequeño.
 - Toma - soltó la mujer - Imagino que irías a comer.
 
 De un bocado acabó todo. Erik fruncía el ceño.
 
 - ¡¿Pero es que nos ves lo que acaba de hacer?! ¡Debe ser la única persona la que se le ocurriría...!
 
 Entonces un aullido inundó la ciudad, provocando el movimiento de la ciudad. Gente que iba y venía para todos lados. Los hay que salían de edificios y los que entraban a otros. Ventanas que se cerraban, cerraduras que se echaban...
 Erik subió rápidamente en la montura.
 
 - Ven, vamos.
 - Iré corriendo hasta el hospital. 
 
 Y seguidamente cada uno tiró por su lado. 
 Finalmente llegó a una de las entradas de la ciudad. Una verja gigantesca separaba a los habitantes de una gran manada de lobos inmensa. 
 Ellos no atacaban, sino que se limitaban a observar a través de los barrotes, manteniendo la mirada fija hacia ellos.
 4 ene 12:40 - ‪+34 622 62 04 46‬: -Vamos.
 Cogi de la mano a Alexia y empeze a preparar las cosas para irnos.
 -No podemos.
 -¿Que no podemos?
 -Irnos, los matarian a todos.
 -¿Vamos a hablar con ella?¿Ese es tu plan?
 Un silencio invadio la sala.
 -De verdad lo piensas...
 Me agarro de las manos, me beso y salimos corriendo hacia eo principio la ciudad.
 Llegamos, estaban todos los luchadores de la manada. Mire y vi al hijo del apha, de su primera esposa victor, el prometido de Alexia.
 -Asi que aqui estais, creo que ya es hora de que vuelvas de tu escapada.
 Dijo Rosa, la tia de Alexia. Entro, solo ella, a la ciudad. Alexia me miro, con los ojos llorosos.
 Rosa se acerco.
 -Sabes que Victor lleva encoñado de ti desde que te vio en mi boda, tiene pensado atacar y matar a todos si no vienes.
 -No puedes dejarle hacer eso.
 -Lo se. Por eso lo he combencido de que si vuelves les dejara vivir, a tu "amor" tambien.
 Alexia me miro, yo ya sabia lo que iba a hacer, estaba claro. Me beso.
 -Kvothe, adios.-hizo una pausa secandose las lagrimas-nunca te olvidare.
 No dije nada, solo mire como se iban todos, todos incluyendo a alexia. 
 Cuando todos se fueron volvi a mi apartamento, todos parecian mirarme y decirme cosas, desconocidos, mi hermana, efe, pero no escuche. Me meti en mi cama y me dormi.
 4 ene 23:48 - ‪+34 686 62 99 72‬: Abro los ojos de golpe muy inquieta y oigo pitidos muy repetidos, me pongo aun mas nerviosa pero mi hermano me toma la mano y comienzo a tranquilizarme -Adrik... - Le miro y sonrio -Maldito culturista... Esto no hubiera pasado si me hubieras devuelto el mechero- Me acaricia el pelo y niega con la cabeza -Lo siento... - Miro a la ventanilla de la habitacion y veo a muchos medicos pasar -Hijos de puta... No han tenido piedad con la morfina... - Rio ligeramente y vuelvo a mirar a mi hermano -¿Ha pasado algo mientras estaba drogada?- Este se encogio de hombros -No tranquila... - Sonrio y salio de la habitacion.
 (Voy a meterme ahora en la mente de Adrik .3. )
 Salgo de la habitacion y miro por ultima vez a mi hermana, maldita piromana... Pero la quiero. Miro al frente y voy paseando por los pasillos buscando a un medico para que me mire el zarpazo del pecho que me hizo un pajarraco anteriormente
 5 ene 18:47 - efewee: Llegué al lugar donde provenían los rugidos con grace. Vimos toda la escena, y joder, que drama. "Bueno, al final no hizo falta matar a nadie" dije subiendome a la bici de nuevo. Busqué con la mirada a chris. No le veía por ninguna parte... Espero que no haya echo ninguna tontería con esa manada."nos vamos ya o que?" me giré y allí estaba grace, subida a la parte de atrás de la bici "te tengo que llevar de vuelta o que?" "hombre...ya que me has traído..." suspire y conduje a la cafetería. Después pasé por el garaje, dejé la bici y de vuelta a casa. Pasé por delante del apartamento del pelirrojo. Estuve por llamar y entrar, pero necesitaba soledad, así que le deje tranquilo. Al llegar a casa vi un rastro de sangre. Preocupado, lo seguí con el revolver en la mano. El rastro iba directo al baño, donde vi a chris con una gran marca de zarpa en un lado de su cuerpo. Todo estaba lleno de sangre, parecía que había intentado curarse en vano. "Joder..." dije acercándome a chris"que ha pasado?" los jadeos eran continuos, pero los interrumpió un momento para decirme una única cosa "hay que prepararse". Chris se quedó inconsciente mientras la sangre corría por el desagüe. "Caracortada llama a alguien! Hay que llevarle al hospital!"
 5 ene 23:55 - Guio: Después de un rato Aladia parecía cansada 
 Al fin y al cabo lo peor de luchar es que te da hambre 
 Un vampiro apareció en la puerta "ya es de noche" 
 "Esta bien, venga, vámonos" 
 Cuando salímos fuera, Aladia me dijo
 "En serio, quiero saber porque puedo transformarme" 
 "Ya te lo explicaré otro día" 
 "Por que sabes tantas cosas? Lo primero que hizo la gente Cuando empezó esto no fue investigar" 
 "Eso también lo sabrás otro día" 
 (Ahora soy ala) 
 A pesar de ser de noche, había bastante gente 
 me colé sin pararme a ver que había pasado y me Fui directa a la casa, pero Ada me detuvo 
 "Eh! Espera, ahora duermes conmigo" su cara de sorpresa fue obvia "y tu cara?" 
 "Que pasa, te molesta que ahora sea más guapa que tu?"  
 Parece que el comentario le dolió 
 "Bueno, no importa, vámonos" 
 (Aura) 
 Me dirígi a toda prisa a ver a natsumi, a la que por fin me dejaron ver 
 Escuche un montón de gritos en una habitacion vecina, lo cual me trajo recuerdos 
 -----------
 "En serio, Aura, no me parece buena idea visitar la base de la orden, por mucho que pertenezcas a ella" 
 "No te preocupes, la verdad, tengo cierto enchufe" 
 y allí, a lo lejos estaba
 la base secreta científica de la orden
 igual que siempre
 solo que ahora estaba ardiendo
 6 ene 01:12 - Ivan: Comenzaba la escena. La muchedumbre guardaba silencio ante los acontecimientos. 
 La sensación de estar viendo una telenovela era constante.
 Erik se bajo del lobo, preparado por si algo pasaba; aunque tuviera que usar sus propias manos.
 Lo cual no quitaba que las piernas no le temblaran.
 
 A su lado, el lobo empezó a olisquear y de un momento a otro se dio la vuelta y se metió por las calles.
 
 - ¡¿A dónde...?! - murmuró Erik por lo bajo. 
 ¿Estarían rodeandonos?
 
 Pero la escena no dio pie a nada. Nadie atacó, nadie respondió. El dilema amoroso de aquellas bestias no afectaría a nadie mas que a los implicados...
 
 Y así el tumulto de gente se fue disipando justo para cuando el llamado alcalde llegaba junto a más personas.
 
 - ¡¿Está todo bien?! - comenzó a preguntar.
 
 Todos los recién llegados se dividieron, preguntando a uno u otro transeúnte; recabando información.
 Erik emprendió el paso justo cuando cruzó su mirada con el alcalde.
 No fue más que un segundo en el que la mirada de este cambió desde una sorpresa inicial a una mirada inquisitiva. 
 La atención de Erik se perturbó, y la gente en pleno movimiento ya no importaba. Todo su cuerpo convulsionó. Un escalofrío le recorrió todo de pies a cabeza, mientras ninguno apartaba la mirada. 
 Le invadía una ansiedad repentina.
 Ya no pudo más y salió deprisa de aquel lugar, directo a su casa, y a acostarse.
 
 ...
 
 
 - ¡EH, EH! ¡AYUDA! 
 
 Los gritos despertaron a todo el vecindario. Las ventanas se abrieron, y la gente empezaba a bajar por las escaleras, aumentando el estruendo.
 Erik abrió con cansancio los ojos. La luz no entraba, por lo que era de noche.
 Salió al salón y fue a la cocina, para mirar lo que ocurría por la única ventana que allí había.
 Otro tumulto se había formado en un punto de la calle. Era mas pequeño, con un foco central. 
 
 Se dispuso a abrir la puerta de su apartamento. Entonces algo le retuvo. La propia puerta. El lado exterior estaba lleno de arañazos y sangre. 
 Sólo se le ocurría alguien que podía haber hecho esto. Y ahora había alguien pidiendo auxilio.
 
 Ni se molestó en cerrar la puerta. Salió, bajó las escaleras lo más rápido que pudo y empezó a empujar a gente hasta llegar al núcleo.
 
 Allí, en el suelo, había una mujer joven, de pelo castaño.
 Las ropas las tenía desagarradas y manchadas de sangre, con varias heridas por todo el cuerpo.
 
 - ¿La conoces? - preguntó la mujer que apretaba un pañuelo contra una de las heridas.
 
 Pero Erik nunca la había visto. ¿Sería...?  
 Permaneció en silencio.
 
 - Nosotras sí 
 
 Dos voces hablaron entre la multitud. La gente se apartó y una mujer y una niña se acercaron.
 
 Entonces la mujer abrió los ojos, encontrándose rodeada. Su cara de terror se intensificó al reparar en las dos muchachas. Entonces empujó a la mujer que la atendía, se levantó como pudo y echó a correr por toda la nieve.
 De un saltó, su cuerpo cambió, y el lobo gris se escabulló entre las callejuelas.
 
 - ¡N-No la dejéis escapar! - de repente otro hombre vino jadeando por detrás - ¡Ca-casi mata un hombre!
 
 Y cundió el pánico, sin que Erik supiera la mitad de lo que estaba pasando.
 6 ene 16:01 - Gomez añadió a πlar
 6 ene 16:02 - πlar: 👋
 6 ene 16:04 - ‪+34 622 62 04 46‬: Hola
 6 ene 16:04 - Ivan: 😒
 6 ene 16:04 - Ivan: No mierds
 6 ene 16:04 - Ivan: Esa cara no xD
 6 ene 16:04 - Ivan: 👋*
 6 ene 16:04 - Ivan: Ahora xD
 6 ene 16:05 - πlar: Ya veo lo que quieres que esté en este grupo Iván :'(
 6 ene 16:06 - Ivan: Es que Pablo te saludo y me puse seloso (?)
 6 ene 16:06 - efewee: Este grupo es el rol rol
 6 ene 16:06 - Ivan: Hostis
 6 ene 16:06 - efewee: Ahora te metemos en el off rol
 6 ene 16:07 - efewee: Que es donde hablamos
 6 ene 16:06 - ‪+34 622 62 04 46‬: El otro es para el offrol
 6 ene 16:06 - πlar: Valep
 6 ene 16:07 - Gomez: Si jass asi lo quiere
 6 ene 16:07 - efewee: Exacto, lo que dije yo Pablo CDDD
 6 ene 17:12 - Gomez: -¡Gente! ¡Tranquilizaos! ¡¡¡PARAD!!!- gritó Álex. Y su voz retumbo por toda la ciudad.
 La gente se giró y le miraron. En silencio. Con el corazon en un puño y la mirada inundada de terror, pero sin emitir un solo sonido.
 -¡Sabeis perfectamente cual es el protocolo de emergencia! ¡No dejeis que cunda el panico, un par de lobos no es NADA que no podamos soportar! ¡Ahora id ordenadamente hacia el banco, alli el servicio de vigilantes os estará esperando!- sentenció. Y todos se dirigeron en silencio, algunos llorando y otros consolando a los que lloraban, hacia el banco.
 Erik estaba a punto de seguir a la muchedumbre. Pero el alcalde se acercó hasta él y saco una pistola.
 -Si te hubiese encontrado hace cinco años te habria atravesado con todas las balas que hubiese en el interior de esta pistola. O te hubiese asfixiado con mis propias manos. O te habria espachurrado los sesos como si exprimiese un limon con telekinesis. Pero tienes suerte, porque a dia de hoy tengo demasiado que perder como para arriesgarlo por un pedazo de escoria inmunda como tu- dijo el Alcalde sin si quiera parpadear. Con una mirada de asco tran profunda y sincera que el simple discurso hizo que Erik se estremeciese de pies a cabeza- Llevaoslo.
 Y dicho esto dos Vigilantes que se habian acercado hasta ellos le pusieron unas esposas en pies y manos.
 El empezó a revolverse y a intentar escapar.
 -¡Por favor! Te lo ruego, dales un motivo para que te disparen, porque estoy deseando verlo- le reprendió Álex.
 Y dicho esto siguieron su camino hasta el banco, donde fue encerrado en una camara junto a un hombre que, segun sabria despues llevaba ya dos dias alli.
 -Hombre, si me traen compañia… Y TODO POR DEJAR TIRADA A UNA ZORRA. ¡DEJADME SALIR CABRONES! ¡NO TENEIS NINGUN DERECHO A TENE…!- pero los gritos se ahogaron a si mismos al toser pues los lanzaba con todas sus fuerzas. En cuanto termino de toser y respiro con normalidad de nuevo empezo a llorar desconsoladamente. Aquella imagen hizo a Erik palidecer de miedo.
 
 -¡Álex!- gritaron Sara y Fiona a la vez desde el otro lado de la sala al verle subir de las camaras inferiores
 -¡Oh Dios mio Álex! Aqui faltan varias personas. Entre ellas dos de los nuevos. ¿Crees que sabran venir ellos solos?- dijo Sara preocupada mientras revisaba unos papeles.
 -Noto varias auras perturbadas ahi afuera. Cazadores…. cazados… estan por todas partes… es horrible Álex… es horrible… ¿No las sientes tu tambien?
 -Si, Fiona, lo que tu digas. Sara, uno de ellos esta detenido abajo, en una de las camaras. Mañana le denunciare ante el resto de miembros del consejo. En cuanto al otro, hasta donde sé debe de estar en su apartamento, yo ire a por el, aqui hacen falta los vigilantes. Intentare traer a todos los rezagados- contestó Álex.
 Ambas asintieron y Sara se desmoronó llorando en brazos de Fiona.
 Álex salió por la puerta y la primera persona que encontró fue a Sebastian junto a una gran parte de los vigilantes.
 -¡Sebastian, voy a ir a buscar a los rezagados! ¿El resto de Vigilantes?
 -Los he separado en tres grupos. Aqui hay un cuarto de nosotros, en el hospital la mitad y en el pueblo he enviado al cuarto restante. Lo encabeza tu niña, asi que Brandon y Can han insistido en ir alli. Me pareció que podrian incluso ser de ayuda asi que se lo he permitido.
 -Gracias, Sebastian.
 -Que te jodan Álex. ¿Necesitas escoltas?- dijo señalando a un par de ellos con el fusil.
 -Ni uno solo. Traere a cuantos pueda.
 Y dicho esto el alcalde desaparecio entre la nieve y la noche. Rastreando pisquicamente por si alguien estaba en los alrededores mientras caminaba en direccion al piso del nuevo.
 Llamo tres veces al llegar, pero nadie respondia. Asi que en vista de esto utilizó la llave maestra: un tiro en la cerradura.
 Entró por el pasillo y al llegar a una habitacion vio alli tendido al joven pelirrojo, sobre su costado, mirando hacia la pared.
 -Me llamo Álex, soy el alcalde y desgraciadamente tengo que pedirte que vengas conmigo. Estamos en una situacion de peligro y hay que seguir un protocolo…- el chico no respondia- Eras amigo o familiar de la chica que se han llevado, ¿verdad?
 -Familiar…-dijo con voz tenue.
 -¿Su novio?- preguntó Álex.
 Él asintio.
 -Se llama Alexia, por cierto.
 -En fin, a ver como acaba todo esto. Ahora tienes que acompañarme al banco.
 -¿A que te refieres?
 -Es donde vamos en situaciones de emergencia.
 -No, no, con lo de a ver como acaba todo esto.
 -Pues en que esto no se va a quedar asi. Ya hemos tenido problemas con anterioridad y si se piensan que pueden llegar, secuestrar a una joven bajo nuestra proteccion y ademas amenazar a la ciudad es que no son demasiado listos. Ahora vamos. Al banco.
 El joven sonreia ligeramente, esperanzado.
 -Por cierto, ¿cual es tu nombre? Creo que aun no nos han presentado- dijo Álex con una sonrisa tranquilizadora.
 -Kvothe- respondió el chico.
 La cara de Álex cambió completamente. La sonrisa se esfumó de su rostro y cambió a un gesto serie completamente.
 
 El silencio en el coche era bastante incomodo.
 -¿Que tal por la ciudad, Harry?- dijo Brandon, rompiendo el hielo aunque de una manera bastante fria.
 -¡Brandon! Ahora estamos casados, y si me quieres tendras que aceptar nuestro amor- dijo Grace quitando una mano del volante y dandosela a Harry, que de no ser imposible, se habria quedado aun más palido.
 -Álex le puso a Grace a cargo al pobre chaval- contestó Can desde el asiento trasero.
 -Si… se nota tu falta en el pueblo, ¿sabes? Tu familia tiene que trabajar mucho mas desde que te has ido. ¿Tanto merece la pena? ¿Tanta falta haces en la ciudad, que compensa por lo que esta pasando tu gente?- siguió Brandon.
 -No tengo que responder ante nadie. Cada uno puede ejercer su derecho a la libertad y la independencia como les plazca. Que no me someta a lo que el resto decidió que seria mi futuro antes incluso de saber utilizar adecuadamente mi… “poder” no me convierte en un traidor ni en alguien despreciable. Que alguien se aprovechase de mi y sigan intentando chantajearme despues de años de explotacion si- contestó el joven albino sin si quiera darse la vuelta para mirar al alcalde del pueblo.
 -Joder, pues si que los tienes cuadrados al final. Chupate esa, hermanito- se limitó a decir Grace tras un breve silencio de sorpresa por parte de todos los viajeros.
 6 ene 20:50 - efewee: "Vamos colega, estamos al lado" le dije a chris, mientras le llevaba a cuestas. Llegamos al hospital en seguida "Ayuda! Esta herido!" En seguida una mujer que parecía la jefa vino a atenderme "que ha pasado?" me preguntó mientras le poníamos en una camilla. "No lo se...me lo encontré así" empezaron a sacar instrumentos médicos. "Que es? " me preguntó "como?" "que que coño es?! Humano,vampiro...?!" estaba nervioso "es un hombre lobo pardo" la médica asintió y se lo llevó. Yo estuve dando vueltas por el hospital hasta que encontré la sala donde le estaban interviniendo. Eran unos pocos puntos, pero era una herida profunda. Salió la misma médica ha hablar conmigo. "Ha salido de peligro, esta inconsciente, pero curándose." "yo...me quedaré aquí" la medica se exasperó "como quieras..." dijo y se fue para otro lado. Me senté en una silla y mire a chris dormir.
 6 ene 21:38 - ‪+34 622 62 04 46‬: Alex y yo salimos del bloque de apartamentos y cuando nos acercamos al coche un grupo nos asalto.
 -Nuestro jefe solo le quiere a el.
 Dijo mientras me señalaba.
 -Si no los entregas nos iremos y no tendreis mas problemas.
 Alex estaba callado, me miro y vi en su miraba como dudaba.
 "Acaba de decir que salvariamos a Alexia, ¿porque duda ahora?"pense.
 Eran cuatro, no tenia mi espada pero si un cuchillo y un mechero. Me concentre en frente de Ron, la mano derecha de victor, en un abrir y cerrar de ojos saque el mechero y al encenderlo una bola de fuego estallo cegando a los lobos.
 -¡Maldito!-grito mientras se tapaba los ojos.
 -Corramos- le dije a Alex mientras tiraba de su brazo- solo estara cegado un rato.
 6 ene 22:12 - Guio: "No te creas que he creado una ciudad siendo un cobarde" dijo Alex 
 Entonces una piedra cercana se estampó contra la cabeza de un hombre lobo 
 ----------------
 Vi como gente rara se acercaba a Alex y al pelirrojo, y como estaba en un primer piso, baje por la ventana 
 Enseguida vi que ada y Ali me seguía 
 Llegue al lugar "eh, Alex, me puedo quedar con los cadáveres? Compartiré un poco con el resto" 
 Dicho esto, dos lobos vinieron directos a atacarme 
 Saque mis alas, que ya las tenía listas, y volé, quedándome lejos del alcanze del lobo, el cual no paraba de mirarme 
 "Lo siento, pero no lo necesito" 
 El lobo se tocó la nuca y cayó al suelo 
 "Buen hecho, Ali"  le dije a la pequeña, que ahora era un pequeño murciélago, más pequeño de lo costumbre 
 Una parte del grupo de asalto vino a ver que pasaba 
  los dos lobos restantes aullaron

Y multitud de aullidos a lo largó de la ciudad respondieron 6 ene 22:15 - Guio: *"baja de ahi, cobarde" dijo el lobo 7 ene 05:44 - Ivan: - Y tú que coño has hecho - preguntó su nuevo compañero - ¿Respirar? ¿Defender a alguien de un asesino.

- Y-yo...

- ¡LO MISMO HAS DADO SU MERECIDO A ALGUN DESGRACIADO! - El muchacho empezó a aporrear los barrotes frenéticamente - SI TOTAL, AQUÍ LA JUSTICIA NO IMPORTA.

Escogio el silencio. Estaba aterrado ante lo súbito de lo ocurrido. Hace cinco años, había dicho. ¿Le conocía? ¿Qué había hecho?

La cabeza le empezó a doler, y decidió acostarse, acompañado por los gritos de su compañero. 8 ene 16:30 - ‪+34 622 62 04 46‬: -¡Corred al banco! Dijo Alex, Aura antes de irse agarro a Ron. -¿Que haces?-pregunto aladia. -Vamos a llevarnoslo, quizas nos sea de ayuda como rehen. Los dos lobos que estaban con Ron le intentaron ayudar pero unos tiradores les dispararon desde el tejado, no les dieron pero les hicieron retrocer. -¿Estaremos seguros aqui? Pregunte cuando cerraban las puertas del banco. 8 ene 17:10 - Gomez: -¡Eh! ¡Las dos vampiras! ¡Volved al interior ahora mismo!- gritó Sebastian mientras se acercaba con el resto de los Vigilantes. Uno de ellos agarró a Kvothe del cuello de la camisa y le empujó hasta dentro del banco. Mientras, otros dos se dedicaban a encadenar a los dos hombres lobos inconscientes y a detener a los dos restantes, los cuales, al verse rodeados, se pusieron en sus rodillas con las manos en la nuca. -¿Como que volvamos al interior? ¡De no ser por nosotras…!- empezó a gritar Aura mientras descendia. -Si, lo sabemos, y te lo agradecemos. Ahora por el amor de Dios, entrad dentro y haced caso a Sebastian- les contestó Álex y ante esto Aura decidió hacerle caso, aunque a regañadientes. Entraron y encerraron a los cuatro hombres lobos en dos camaras contiguas a la de Nathan y Adrik. Mientras tanto llegaron de entre la densa niebla de la noche unos cuantos mas hombres lobo a la entrada del banco. -Tú, el psiquico, ¿que habeis hecho con nuestros compañeros?- dijo uno de ellos, que los encabezaba. -Estan retenidos. Habeis violado por segunda vez en un solo dia nuestro acuerdo sobre los territorios. Por no hablar de que habeis atacado a otros cuantos de los nuestros- respondió Álex, dando un paso al frente. -¿Atacar? ¡Venga ya! Nosotros no hemos atacado a nadie. Mira, tio, solo queremos al muchacho, danoslo y no habra más problemas- dijo entre negociando y amenazando. -Si. Atacar. El chico se queda con nosotros, y consideraremos un secuestro la forma en la que os llevasteis a la chica. Mañana iré a vuestro territorio a hablar con vuestro Alfa… o vuestra Alfa, me da igual. Hasta entonces marchaos de aqui. -Mira, no nos piramos sin que nos devuelvas a los nuestros y nos des al criajo. ¿Que parte no enti…? -Sois siete aqui afuera. Se exactamente donde estais cada uno de vosotros. Si seguis vivos es por mi gentil compasion. No tenseis la puta cuerda y largaos de aqui antes de iniciar una guerra- le interrumpió Álex. Su voz sonaba firme y su porte recto, pero en el fondo se estaba arriesgando mucho en ese momento. El cabecilla miró a uno de sus compañeros, el cual asintió. -Mañana te esperaremos. Si vienes con más de dos personas no dudaremos en defendernos- contestó tras un tenso silencio. Se dió la vuelta, dispuesto a marcharse, pero algo le hizo girarse un ultimo instante- Espero que sepas lo que te estas jugando en esto, “alcalde”... y que realmente valga la pena.

Y dicho esto desaparecieron entre la niebla tal y como habian llegado. 8 ene 18:10 - ‪+34 622 62 04 46‬: Cuando Victor y los otros se marcharon me tranquilize, sabia que habia unos cuantos que me apollarian pero habia mucha gente y en el pasado aprendi que cado se preocupas de sus conocidos y de si mismos. Vi a Alex al final de la habitacion y me dirigi a el. -Los que tienes atrapados son Ron, la mano derecha Victor y unos de los mejores rastreadores de la aldea. A los otros dos los dejarian morir, son simples peones lara victor. En cambio por Ron y el otro estarian dispuestos a negociar. -Gracias por la informacion.-respondio alex. -No, gracias a ti. Viniste a por mi y no me entregaste, hacia tiempo que no encontraba gente asi. Estendi mi mano y nos dimos un fuerte apreton. Fui a las camaras donde mantenian encerrados a Ron y sus hombre. -¿Me escuchais?- dije a trabes de la puerta. -Oh, si es la sucia rata. ¿Has venido a amenazarme? Claro que si pero a traves de una puerta, cobarde. -No, he venido a preguntarte que se siente al saber que tu querido dueño a abandonado aqui a su lameculos. -¡Repite eso aqui adentro! Te matare en un instante. -No, no lo harias. Ese placer lo quiere Victor, si no me hubieses matado en el aparcamiento. Ron dejo de hablar. Solo habia una persona que odiase mas que a Ron, victor. Para que los de la mamada no lo juzgasen, mandaba a Ron a hacer darme palizas. Pero todo eso acabo. 8 ene 18:11 - ‪+34 622 62 04 46‬: (En caso de que Can no este en el Banco borrar)

Subi las escaleras y me sorprendi de ber a Can 8 ene 18:11 - ‪+34 622 62 04 46‬: Mierda le di a eniear sin querrer perdon 8 ene 18:16 - ‪+34 622 62 04 46‬: -Can menos mal que estan bien -¿Que yo estoy bien? Esos lobos iban detras tuya. Deberias de... -Can- le interrumpi- no es momento de reprimendas, cuando todo acabe podras decirme lo que quieras pero no ahira. Por cierto te quiero comentar dos cosas, la primera, ¿me ayudarias con esto?-pregunte mientras alzaba mi mano tullida. -Claro. -Y segunda, toma esto-Le di una carta en un sobre-leela cuando puedas. Adios. Me marche antes de que pudiera decir nada. 8 ene 18:17 - ‪+34 622 62 04 46‬: Perdon me gustaria cambiar una cosa en vez de leela cuando puedas, leela cuando todo esto haya acabado. 8 ene 18:25 - Gomez: Can esta en el pueblo xd 8 ene 18:26 - ‪+34 622 62 04 46‬: Jo 8 ene 18:26 - Gomez: Ju 😥 8 ene 18:27 - ‪+34 622 62 04 46‬: Ya que me habia quedado to intrigante lo de la carta 9 ene 16:28 - efewee: Al pasar unas horas decidí que no podía estar mas tiempo sentado. No podía soportar mas inactividad... Decidí salir a dar una vuelta cuando al pasar por el banco vi a alex salir con cara de preocupación "ha pasado algo?" dije mientras me acercaba."no, nada" dijo alex evitando conversación sobre ese tema "tengo un trabajo para ti". Mi sorpresa fue increíble. Por fin algo que hacer... Pero..." yo...no puedo abandonar a chris, a resultado herido y..." alex exasperó "tenemos médicos realmente buenos y ese chico tiene los suficientes pelos en sus genitales para cuidarse a si mismo... Necesito que vayas al norte a por suministros médicos y alimentos. Necesitamos provisiones suficientes para aguantar dias y días todo el pueblo sin necesidad de salir... Además si encuentras alguna persona perdida recogela, esta comunidad necesitará gente..." pensé unos segundos. Era una decisión dura...pero la respuesta estaba clara. "Lo haré" alex sonrió "estupendo, parte hoy mismo y llevate una furgoneta. Ah, por cierto, vas a tener dos acompañantes en este viaje. Te están esperando en el garaje. Ten mucho cuidado en el norte y...sobrevive." fue lo ultimo que me dijo antes de irse. Yo fui corriendo al apartamento y recogí todo el armamento necesario para la misión que se me encomendó. Al llegar caracortada estaba limpiando la habitación, para que estuviese confortable, supongo. A veces hacia cosas raras... Pero bueno, no me demoré ni un minuto en coger todo lo necesario y partir. En el garaje vi a una mujer morena apoyada en la furgoneta. "Oh hola! Yo soy yena, tu compañera!" joder, estaba nervioso con esto. "En-encantado..." dije estrechando una mano temblorosa. Ella hizo lo mismo. "Puedes relajarte efe, estas en buenas manos" me sorprendí "como sabes..." "tu nombre? Soy psíquica\telepata encanto" dijo poniéndose en el asiento del copiloto. "Y esta de aquí es dana" miré en la parte de atrás y había una chica que me hizo un gesto de saludo. Yo le devolví el gesto y arranqué el coche. Rumbo al norte 11 ene 01:08 - πlar: Mientras F se despedía de Cara Cortada, Yena y yo hacíamos los últimos arreglos necesarios a la furgoneta para emprender nuestro viaje. No tardamos mucho en partir. F conducía y Yena y yo íbamos en los asientos de atrás, cada una sentada al lado de una de las ventanillas, en silencio. Era la primera vez que viajaba al norte. - ¿Algún consejo, jefa? Yena me miró, pero pronto apartó la vista y siguió mirando el paisaje como si quisiera grabarlo en su mente. - Tú solo... sigue viva. Volvió el silencio. A pesar de que éramos tres personas en la furgoneta, parecía que estaba yo sola con mis pensamientos. ¿Qué cosas nos podríamos encontrar en este viaje? De repente la furgoneta frenó en seco, y F nos miró. - Creo que vamos a tardar en llegar un poco más de lo previsto. - dijo con un tono de alerta. Y ahí estaban. Miré rápidamente a Yena y ella me devolvió la mirada y me asintió, aclarándome los pensamientos. - Hombres lobo. 11 ene 22:50 - Gomez: Álex estaba sentado en un banco, mirando el alba a la lejania. Era el momento. Habia intentado alargar aquel momento lo maximo posible, conservando la esperanza de poder ver a Grace y Can una vez más antes de adentrarse en el territorio de los lobos. Pero aun no habian vuelto del pueblo. Se levanto decidido cuando el Sol empezó a bañar la ciudad. Se dirigió con paso firme hacia el banco, bajo a las camaras acorazadas del subsuelo, donde tenian retenidos a los lobos, a Nathan y a Erik. Se acerco a la camara de estos dos ultimos y la abrió. Al instante un furibundo Nathan, viendo la oportunidad de escapar se abalanzó contra él. Pero basto con un movimiento de brazo para lanzarle contra la pared, haciendole perder el conocimiento. Erik, por su parte, le observaba en silencio. Y Álex le devolvia una mirada fria, vengativa y llena de rencor. -Ni si quiera sabes porque estas aqui, ¿verdad?- dijo sin cambiar el gesto. Erik negó lentamente con la cabeza. -Vincent. Al oir ese nombre Erik quedó pasmado. Sus ojos tan abiertos que parecia que iban a caersele de las cuencas. Boqueabierto, sin ser capaz de emitir ningun sonido. Todo ello bajo la severa mirada del alcalde. Álex se dió la vuelta, dejando caer a sus pies una pequeña cuchilla de afeitar bastante afilada, pero de no mas tamaño que un pulgar. Y tras de si cerró de nuevo la camara. Nadie le vió entrar y nadie le vió salir. -¡Sara!- dijo al subir de nuevo a la planta baja- En una de las camaras hay un joven. Se le acusa de asesinato. Si mañana por la noche no he vuelto quiero que bajeis con un psiquico y le interrogueis acerca del asesinato de Vincent. La lider se limitó a asentir y apuntar todo en una de las libretas que llevaba encima. -Álex- le llamó antes de que saliese por la puerta- Tranquilo. Volveras. Él se limitó a asentir y salió de alli. En la calle encontró a dos vigilantes, que ya estaban montados en un coche y le esperaban para llevarle hasta la manada de lobos. -Vosotros dos- dijo desde el asiento trasero- Si cualquier cosa me ocurriese o no fueseis capaces de salvarme sin poneros en riesgo a vosotros mismos quiero que os pongais a salvo. Sin mirar atras. -Si, señor alcalde- contestaron ambos al unisono mientras salian de la ciudad. Álex apoyó la cabeza en el cristal de la ventanilla, desde donde podia ver el cementerio mientras pasaban a su lado. 11 ene 23:33 - ‪+34 622 62 04 46‬: Era de noche y la gente empezaba regresar a sus casas, yo no podia pensar en otra cosa que mi despedida con alexia. No dije nada, no hize nada, tenia que haber hecho algo pero me quede en blanco. Tengo que hacer algo. El Alpha, Anton, no haria nada, seguiria el trato pero seguramente victor no le dijera nada e intentara capturar a Alex para cambiarlo por sus hombres y por mi. Ademas no conocian el territorio, los lobos habian volado un puente para que solo los pudieran atacar por un lado y si las cosas ivan mal volarlo tambien. Rosa era una obsesa de la seguridad y tenia michas xosas planeadas. En la guerra entre clanes la manada de rosa era diez veces menor que la de Anton pero Rosa la consiguio mengar en cuestiin de dias envenenando el agua de donde entrenaban a sus hombres. Mato a muchos pero a ningun civil, todo esto me lo habia contado Alexia que idolatraba a su tia y gracias a ella sabia como defenderm de ella. "Tengo que ir" solo pensaba en eso, "Tengo que ir a por ella", lo repetia una y otra vez. El hecho de pensar en que se casara con victor me ponia historico. Sali corriendo y busque algun medio de transporte, Can me enseño a ouentear coches pero llevaba tanto sin hacerlo que no me acordaba. Vi una bici y no dude ni un segundo, aun sin haber montado nunca me subi y tras unas cuantas caidas empeze a avanzar en direccion al terditorio los lobos. No me encontrarian y si fuese necesario ayudaria a Alex. Esto era algo que Victor no se esperaria, si pensase que iba a ir yo jamas hubiese traido a sus hombres a la ciudad. 11 ene 23:48 - Guio: Derepente me Di cuenta de que llevaba una carta, desde cuando la tenía? "Lo siento, mi querida hermana Aladia Se que nunca me perdónaste que te transformara, y más a tu edad Te juro que sólo lo hice por protegerte Veo Que te llevas bien con Aura, espero que te conviertas en la mejor de las vampiras Se que nuestro hermanito esta a punto de hacer una locura, y no creo poder detenerlo No puedo involucrarte en esto, espero que no llores por mi ida Al fin y al cabo yo no pertenezco a ningún sitio Tu querida hermana Adalia" Ali empezó a llorar y fue corriendo a buscar a Aura, la cual estaba con natsumi "Rápido! Tenemos que ir tras ellos!" "Pero pequeña... Mira Que hora es" El sol estaba saliendo, no podríamos volver a salir hasta la noche "Además, probablemente los consideren traidores" suspiro natsumi Aladia se hecho a llorar... Pero no era agua lo que salía de sus ojos, sino sangre


 Me puse en frente del chico pelirrojo de la bici, el cual paró de pronto 
 "No vas a lograr que no vaya" 
 "No dije que fuera a impedirtelo" 
 Sonrei, y señale mi moto 
 "Anda, vayamos a por tu Lobita"
 12 ene 16:03 - efewee: Moví el coche para un lado de la carretera rápidamente aprovechando que aún era un poco de noche. "Rápido escondeos!" dije mientras sacaba el arma por si ocurría algo. Escondimos nuestro cuerpo lo mayor posible en el coche que por dentro era bastante pequeño. Escuchábamos los pasos de los hombres lobo, aumentar la intensidad cada vez más. Ellos nos olerían, estaba seguro... Los pasos estaban ya al lado cuando me preparé para lo peor. Pero de repente, volvieron a alejarse. El sonido se fue convirtiendo en lejano hasta dejar de oírse. Extrañado salí lentamente del coche y ellas me acompañaron. "Que ha pasado?" preguntó yena. "Los lobos habrán sido llamados, habrá pasado algo en la reserva de lobos. O alomejor..." me quedé callado,mirando a la dirección donde habían venido los lobos. "Alomejor que?" dijo Dana. Me giré mirándola a los ojos "Alomejor estaban huyendo de algo." fue instantáneo, terminé de decir la frase y del cielo bajó un hombre pájaro que se enganchó del brazo de Dana. Los gritos de la chica eran desgarradores. El brazo la sangraba mientras el pájaro intentaba llevársela consigo. Yena corrió hacia ella y la cogió de la mano y tiró de ella hacia abajo. Dana estaba a medio metro elevada del suelo cuando por fin actúe. Un tiro limpio en la frente la dejó por los suelos. Dana cayó en los brazos de yena y yo me acerqué a mirar su herida. Tenia un aspecto horrible. "Joder... Necesitamos suministros médicos" estábamos los tres asustados, la herida tenia que limpiarse en seguida. Entonces, otro hombre pájaro apareció en el techo del coche, dispuesto a atacarnos. Saqué la pistola para acabar con él y entrar al coche, pero Yena usó el casquillo de mi anterior bala y le reventó la cabeza antes de poder actuar. "Dirijamonos a la ciudad, a buscar farmacias." dijo Yena. "Y rápido" dijo después de escuchar mas arpías a lo lejos
 12 ene 16:41 - Guio: Kvothe tiro a la bici y me miro fijamente "ten cuidado" 
 "No soy tan débil como creer" 
 Se subio a la moto conmigo y arranque, dando un rodeó 
 Derepente pare la moto "por Que paras?" 
 No podemos acercarnos haciendo tanto ruido 
 Escondimos la moto con la tierra, de forma que nadie pudiera encontrarla excepto nosotros, y seguimos andando 
 Llegamos cerca de un puente, pero antes de cruzarlo escuchamos un ruido 
 "Escondamonos!" 
 Agarré a kvothe y nos tiramos al suelo cubriendonos con mi capa y echahdonos tierra encima para consultarnos 
 Desde ahí, vimos como el grupo de Alex se reunía con el pequeño grupo de lobos 
 "Crees que nos habrán descubierto?" Le pregunté a kvothe 
 "No se, se ven muy concentrados..."
 12 ene 17:02 - Guio: Aura/Adalia 
 ---------------
 Natsumi seguía herida, pero claramente estaba mejor 
 Aladia estaba llorando en el cuarto 
 "Eh pequeña" la abrace "deja De llorar, no te pega" le dije, quitándole la sangre de los ojos 
 "Me siento débil... Siempre han tenido que estar cuidando de mi" 
 Me reí internamente, esta chica no era para nada débil 
 "Me gustaría ser más fuerte..." 
 La mire fijamente 
 "Te gustaría serlo?" 
 Ala me miro "que planeas?" 
 "Bueno... Hay una pequeña operación para mejorar a los de tu clase, pero es muy dolorosa" 
 Natsumi se quejó "en serio Aura? Tienes que estar metiebdote siempre en problemas?" 
 Me reí
 12 ene 18:46 - ‪+34 622 62 04 46‬: Cuando los focos apuntaron al grupo pide ver a Victor y otros tres hombres, pero todos demasiados jovenes como para que fuesen los que vigilaban el puente. Seguramente Victor les hubiera dado drogas de las medicinas del hospital a cambio de que hiciesen la vista gorda, eso era lo malo de tener un campo de plantas medicinales, algunos se colaban para llevarse aquellas que los colocasen. Este era el mayor problema para Anton, lo que no sabia es que su hijo se dedicaba a robarlas para luego venderlas.
 -Como pensaba.
 -¿Que ocurre? 
 -El alpha no sabe nada de esto, Rosa nos dio su promesa de que no atacaria por eso me pillo desprebenido su ataque.
 -¿Rosa?
 -La tia de Alexia.
 Tras un rato todos empezaron a entrar en el territorio de los lobos.
 -Corramos.
 Dijo Adalia mientras se dirijia al puente, pero para cuando llegamos estaban los guarfias de nuevo.
 -Madicion-ascullo Adalialia- no podemos cruzar el rio con este frio nos congelariamos.
 -No te preocupes, Alexia y yo nos escapamos con un bote.
 Fuimos al puente roto, y detras de unos matarroles saque una pequeña barca. 
 -Espera un momento.
 Hundi mi mano en el barro y ensucie la cara de Adalia y mia.
 -¿Que haces?
 -Ponte barro en el cuerpo, eso bloquea nuestro olor y no podran encontrarnos.
 12 ene 21:28 - Ivan: Erik miraba la cuchilla en silenció, pensando. Ya había oído ese nombre antes...
 Empezaron los dolores de nuevo. Imágenes borrosas, carentes de significado. Ya sabia dónde iba a parar esto. Nada mas pensarlo empezó el ataque: pulso acelerado, sudor frío, hiper ventilación.
  La cabeza le daba vueltas y tuvo que apoyarse en los barrotes para no caerse.

- ¿Tú, éstas bien? - dijo el otro chico. Debió ver entonces la cuchilla porque empezó a insistir en que se la acercara. Apoyado, sufriendo de flashes borrosos, Erik trataba de tranquilizarse repitiéndose cosas seguras. "Quien soy: Erik; Edad..." Pero su convicto anexo no ayudaba. - Pásamela, rápido. Erik se acercó como pudo y la cogió, dudando un instante. ¿Le condenarían igual? ¿Era esta la única manera de salir dignamente? Todo esto mientras se acercaba al fondo de la celda, con dolores por todo el cuerpo, enfriándose. Al final, metió la mano entre los barrotes y dejó caer la cuchilla. Como agradecimiento, recibió un puñetazo, una caída y un fuerte golpe contra el banquillo que le dejó inconsciente. Cuando se despertó, lo primero que vio fueron los ojos de una mujer mirándole; lo que sintió fue un liquido caliente empapando su brazo. Estaba empapado en sangre, y la mujer, muerta; con un profundo corte en el cuello. Se echó para atrás de golpe, asustado, y gritó. Cuando la otra mujer llegó, se dio cuenta de que su puerta estaba abierta; y la celda contigua, vacía. Caminó hasta la otra celda bajo el cañón de la pistola y volvió a ser encerrado. 12 ene 22:33 - Gomez: Álex seguia de cerca a Victor. Paso firme y decidido. E interrumpido. Se paró en seco mirando por un segundo al infinito. -¿Qué pasa? ¿Tanto te asusta nuestro territorio?- preguntó Victor con sorna. Pero el alcalde se limitó a sonreir y seguir caminando tras los licantropos. -”Chicos, el niñato pelirrojo y otra con pocas luces nos han seguido hasta aqui”- dijo Álex a ambos Vigilantes con telekinesia- “Si algo va mal recordad. Huid de aqui y no mireis atras” Los tres siguieron caminando como si nada pasase. Finalmente los hombres lobo les condujeron a una pequeña plaza, poco iluminada por algunos bidones con llamas en su interior. Tres licantropos más salieron de un pequeño callejon y Victor, semi-transformado, se giró sonriente. -Álex… el intocable fundador de la ciudad. Y ahora mirate, aquí vendido a tu suerte. ¿Unas ultimas palabras? Seria una pena que con lo bien que se te da manipular a la gente a traves de ellas no dijeses nada. Álex alzó sus cejas, puso los ojos en blanco y exhaló un suspiro casi sarcastico. -¿Tu padre no sabe si quiera que he venido hoy aqui, verdad?- contestó casi cansado. -Vaya… los años te han hecho perspicaz, ¿eh?- contestó, seguido de una carcajada. Resopló. Y acto seguido uno de los bidones impactó contra el joven lobo, que lleno de cenizas y brasas comenzor a gritar mientras se tiraba por el suelo, rodando para tratar de parar el fuego. -Las nuevas generaciones cada dia sois más gilipollas. Todos los lobos se disponian a atacarle. Y de no haber retumbado un aullido desde la otra punta de la ciudad ahora mismo seria picadillo de alcalde. Pero no, en cuanto lo oyeron todos retrocedieron, perdiendose entre los callejones. Para cuando Victor habia apagado el fuego que le rodeaba y se estaba levantando del suelo una figura apareció por uno de los callejones contiguos, seguida de unas cuantas mas. Al acercarse hacia la zona iluminada Álex pudo distinguir dos de estas figuras. La pareja de Alfas: Anton y Rosa. -¡Tú!- gritó el alfa, alzando su dedo y señalando al alcalde- ¿Que coño haces tu aqui? -Hola Anton. ¿No te dijo tu hijo que venia?- fue todo lo que este contesto. El hombre lobo miró iracundo y confuso a su vastago, el cual, con la cabeza gacha, evitaba su severa mirada. -Vaya. Parece que tienes lo necesario para dirigir dos manadas, pero no una familia, ¿eh?- dijo con sarcasmo Álex. -¡Cuida tus palabras, hombre!- le espetó el Alfa. -¡No, cuida tú vuestros actos!- contestó Álex iracundo, subiendo mucho la voz- ¡Ayer violasteis nuestro acuerdo de territorios, no una, sino dos veces! ¡DOS! ¡Por no hablar del secuestro de una joven encabezado por tu esposa y del ataque a nuestros ciudadanos por parte de tu hijo! Anton no dijo una sola palabra. Se quedo en blanco, sorprendido por lo que acababa de oir. Miró fijamente a Rosa, la cual temblaba asustada, a pesar de intentar disimularlo. -Sigue siendo mi manada, Anton- se excusó con la voz tan firme como pudo. -Tanto monta, monta tanto, ¿eh, Anton?- siguió malmetiendo Álex. Anton le profirió una mirada furiosa, y acto seguido, centrando de nuevo su represinva en Rosa le cruzó la cara con una bofetada tan fuerte que se pudó oir a traves de toda la ciudad de los lobos. Haciendo a la Alfa perder el equilibrio y caers sobre sus cuartos traseros. -”Lobos. Racistas, machistas y misoginos como ellos solos”- se jactó telepaticamente el alcalde con los guardianes. -¿Que es lo que quieres, humano? ¿Una guerra?- amenazó la mujer. -No, suficiente tuvo tu marido con una- dijo, levantando el puño izquierdo, haciendo una obvia referencia a el muñon del Alfa- Por el momento quiero evitarla. Y, tambien, ver a la joven que fue secuestrada. -¿¡Para qué!? ¡Metete en tus asuntos! ¡Ni si quiera la conoces!- volvió la mujer a la carga, a la vez que se levantaba- Por eso mismo. Sed unos buenos anfitriones y presentadmela. Rosa estaba a punto de negarse, pero Antón dió la orden de que se la trajese antes de que esta pudiese articular una sola palabra. 12 ene 23:28 - efewee: El coche iba todo lo rápido que podía. Escuchaba los graznidos de los pájaros detrás, tenia que perderles. Entonces, a lo lejos vi una ciudad. Por fin, la primera ciudad del norte. Aún tenia que recorrer una carretera que se llamaba Bachman, por lo que ponía en el cartel, pero por fin veía nuestro objetivo a lo lejos. Pero no todo fue fácil, esto no era así... Pasamos al lado de un parque cuando una alcanzó el techo del coche. Se había agarrado firmemente y por mucho que giraba el coche no se movía. "Sujeta el volante!" le grité a yena. La carretera era recta, pero había que esquivar los coches y demás basura de su trazado. Asomé parte del cuerpo para ver si pillaba ángulo, pero era inútil. Tenia que subirme al techo. "Conduce por mi!" "que?!" fue lo ultimo que dijo yena. No me dio tiempo a contestarla, ya estaba en la parte de arriba. Nada mas subir, casi pierdo el equilibrio, por el constante movimiento. Eso suponía dos cosas: que no podía usar armas de fuego con tanto movimiento (solo me quedaba el machete) y que al desequilibrarme le di una oportunidad al ave que me asestó un zarpazo en el pecho. Por suerte, eché algo para atrás, cayendo de espaldas en el vehículo "aparta aparta!" escuche desde dentro a yena que hacia maniobras para tomar el volante y no estrellarnos. Saqué el machete y esperé su siguiente movimiento. Suponía que aprovecharía que estaba tumbado para intentar rematarme, y no me equívocaba. Gracias a dios, no me equivocaba. Pude rodar para un lado lo suficiente para no caerme y esquivar el ataque del hombre. Le agarré una de sus garras con la prótesis robótica y con la mano del machete le quite un ala desde la raíz. La sangre brotaba sin parar y el ave gritaba. Decidí quitarla de su sufrimiento y cortarle la cabeza. Tirando su cuerpo al lado del coche. Mire atrás y vi a otras 7 aves, a una distancia lo suficientemente grande para perderlas, estaba arreglado. El coche iba mas lento y yo estaba eufórico. Tanto que levante mi cuerpo y grite de alegría. Mi peor error, porque me di con una señal y me cai al suelo. Las aves habían recortado distancia, no podíamos huir. El coche paró poco mas adelante y lo único que escuche fue a Yena. "Eres gilipollas." 13 ene 18:57 - Ivan: No era de sorprender que, pese a su gran tamaño, nadie hubiera visto al gran lobo gris que ahora rondaba por el pasillo. Cojeaba, pero no era nada importante. La puerta estaba abierta. Todavía eran claras las manchas que ella misma había hecho antes mientras buscaba ayuda. Lo único que había cambiado era una pequeña cinta improvisada, que atravesó despreocupada. Lo primero que venia al ojo era el desorden. Habían entrado, "¿A buscar qué?", se preguntaba. Lo bueno de esto, era el olfato. Era difícil de explicar, pero podía describirse como ver estelas de olores en el ambiente. Desde la propia puerta podía ver los pasos que había seguido Erik el día anterior. Los olores más fuertes eran "más oscuros" y, por tanto, los mas recientes; los más claros, más antiguos. Le molestaba hacer lo que iba a hacer, pero cambió su forma. Trataba evitarlo siempre que podía hasta el punto de que había llegado a estar años sin ver su carne. Se podía decir que ya era más lobo que humana. Esta vez era necesario. Se acercó al baño y abrió un pequeño armario, de donde cogió lo necesario. Después, escogió la habitación para su tarea y comenzó la cura. Para cuando acabo estaba exhausta. Aunque tenia que buscarle, su cuerpo la superó y cayó rendida. 13 ene 19:30 - ‪+34 622 62 04 46‬: Adalia y yo nos subimos a los tejados, de tal forma que podiamos ver a todos y saber que pasaba sin que nos descubriesen. Podiamos oirlo todo, y gracias a la fogatas que habia sabiamos cuantos habian, no solo alli, los 15 chicos que se escondian todavia preparados para salir. -Esos son el grupo de Victor,-le explique a Ada-todos son los hijos de los mas importantes luchadores y unos cobardes. Pero Alex esta en problema, la manada piensa que Anton es un cobarde por aceptar la tregua y quieren que Victor tome el puesto de lider. Por eso cada vez Vuctor tiene mas influemcia. -¿Cuantos años tiene?-pregunto Adalia intrigada. -26 años, aunque mentales mucho menos. Nos dedicamos a a escuchar la conversacion y me alegre mucho al ver que posiblemente esto se solucionara sin dañar a Alexia, savia que Victor la mataria antes de entregarla. De repente pudimos ver como Alex se movia y decia algo, estaba avisando al alpha de algo pero Anton rio como tomandoselo a broma, una mala eleccion. Victor se puso tras de el y le asesto una puñulada en la espalda, Anton grito y se desplomo. Rosa salio corriendo pero los demas hombres lobo salieron y la mataron, no, mas bien la desperazaron. Cuando Rosa dejo de gritar Victor se acerco a Alex. -Ahora yo soy el alpha, y vosotros servireis de abono a nuestras plantas. Victor se transformo y aullo, aullo tan fuerte que retumbo por la ciudad y de repente todos los lobos de la ciudad emoezaron a aullar tambien. 13 ene 22:15 - Guio: La escena nos dejó un poco impresionados, pero no demasiado Yo llevaba ya un buen rato concentrada Empecé a sudar "Este suelo es perfecto, no esta pavimentado" Kvothe me miro raro "Bueno, no me distraigas" Seguí concentrada un buen rato "Ay... Me duele la cabeza, bueno, por ahora esta bien" 13 ene 22:15 - Guio: (Gomen, sigo) 13 ene 22:28 - Guio: -------------- Era de noche Perfecto Quien no estaba durmiendo estaba de guardia, y los vampiros no solían estar en la catatumba de noche... Mire mis reservas de sangre, después de eso o cazaba o me vería obligada a beber mierda Me colé y robe cosas tontas y en menor cantidad: hilo y vías usadas, además De un par de cintas

Bajamos y efectivamente no había nadie Nos fuimos a nuestra "habitación" "Toma, ten esto" "Que es?" Dijo Ali, cogiendo una pequeña bolsita de sangre "Tu bebetela" Lo hizo, y al rato se cayó al suelo "Empecemos" 13 ene 22:29 - Guio: Aunque no podía saberlo, porque no estaba allí, en ese entonces natsumi empezó a convulsionado en su habitación... 14 ene 16:53 - πlar: El golpe que se dio F con la señal dejó de parecer un golpe tonto cuando se dio cuenta de que necesitaba ayida para levantarse. - ¿Quieres que vigile mientras sales y le ayudas? - Le dije a Yena. - No, tú quédate ahí. Si no te puedes ni mover. - Lo dijo en un tono cortante, tanto, que hizo que me sientiera inútil allí y que empezara a preguntarme cosas como "¿y si no lograban curarme?" Dejaría de ser de utilidad y, posiblemente, nadie querría hacerse cargo de mi. Yena consiguió meter a F en el coche. No era nada, solo se había quedado un poco confuso después de caer y golpearse la cabeza, por precaución Yena fue la que siguió conduciendo.

Conseguimos llegar a la farmacia sin problema y aparcamos lo más cerca que pudimos de la puerta para poder cargar rápidamente. Decidimos salir los tres de la furgoneta, uno solo no podía cargar con tantos medicamentos y si me quedaba dentro sola y venía alguien, me atacaría. Conseguimos todo lo que íbamos buscando, pero al salir la furgoneta ya no estaba allí. Nos quedamos perplejos y empezamos a mirar a los lados en busca de alguna pista que nos dijera dónde podía estar. - ¡Allí, a la derecha! - Grité. Un grupo de cinco harpías se dirigía hacia nosotros. - Por allí, ¡vamos!. - dijo Yena, que había podido ver un bosque donde podíamos perderlas de vista cuando entramos a la ciudad en la furgoneta. Cogimos todos los medicamentos que pudimos y salimos corriendo. Suerte que era mi brazo lo que estaba herido y no mis piernas. 14 ene 16:53 - πlar: Pudimos entrar en el bosque, pero nos estaban pisando los talones. - Seguidme. - ordenó F, que parecía que había descubierto un lugar donde refugiarnos esa noche hasta que pasase el peligro. Estuvimos un buen rato corriendo y rodeando árboles para despistar a las harpías, se quedaron un poco atrás y entramos en la cueva. Lo conseguimos, o eso creíamos. Empezamos a escucharlas de nuevo, ¡estaban fuera! No podíamos dejar que entraran. Dentro, había una gran roca. - ¡Empujad! - gritó Yena. Hice todo lo que pude con mi brazo malherido. Logramos tapar la entrada de la cueva. Pero los gritos de fuera nos indicaban que las harpías no se habían marchado. 14 ene 23:01 - efewee: Mi mareó aun perduraba. El golpe fue fuerte y la humedad de la cueva no contribuía. Saqué de los medicamentos que encontramos unas vendas y empecé a vendarme la frente, mientras Yena curaba el brazo de Dana. Mientras me curaba hacia un análisis de la situación. Por separado, podríamos con ellos pero si los hombres ave están juntos...imposible. "Lo primero, sera librarnos de ellos" dije señalando a la roca que nos separaba del exterior. "Después, volveremos a la ciudad y buscaremos la furgoneta y volveremos al pueblo, sin antes recoger suministros necesarios." entonces unos sonidos del exterior nos llamaron la atención. Al igual que los hombres ave 15 ene 18:12 - Gomez: -Supongo que con tu padre muerto, y tambien la alfa regente, el heredero de ambas manadas serias tu, ¿no? No entiendo bien como va la linea de sucesion en los lobos: ¿es por sangre o para el que menos pulgas tenga en toda la manada?- dijo Álex imperturbable mientras observaba la escena. -”Corred. Ya. No podre daros mucho tiempo, pero si el suficiente para llegar al coche”- dijo a su vez a sus dos hombres telepaticamente. -”No daremos un solo paso sin usted, alcalde”- contestó uno de ellos, gracias tambien a la telepatia- “Ni mi compañero ni yo”. “Mierda” pensó. -No tendras tantas ganas de gastar bromitas cuando te haya arrancado el cuello con mis propias manos- contestó Victor. Sonriendo. Sadico. -Bueno, bueno, no te pongas asi. ¿Estas de un humor de perros, eh? Aunque ya sabes… perro ladrador, poco mordedor. ¿Deberia ofrecerte la paz, o a otro perro con ese hueso? Vamos, ¡relajate! ¡Joder, chico, que malas pulgas! Si se nota a la legua que eres un buen chico, ¿a que si? Venga, hacemos las paces, tu me das la patita y ya esta… Álex seguia con sus chascarrillos, que no hacian más que provocar al nuevo Alfa. Pero tambien le daban tiempo para pensar la forma en salir de allí. Mientras esta sucesion de chistes seguian saliendo de su boca, su mente buscaba activamente la forma de escapar. -”Vosotros ¿Humanos simplemente o magos?”- preguntó. -”Magos, señor, él y yo, de aire y fuego respectivamente”- respondió uno de ellos. -... en mi epoca habia una canción muy popular en inglés sobre un lobo en un armario. ¿Seguro que no te pasa lo mismo, Victor? Venga, vente a la ciudad. Somos muy positivos con todos los LGBT, tenemos un trans, alguna lesbiana, un par de bis… ¡Hasta yo tengo un novio! Aquello es maricalandia… Ooooh, no, es cierto… Tu vas a casarte con la chica esta que habeis secuestrado, ¿no? Pero bueno… eso no quiere decir nada, igual es una tapadera… De todas formas, ¿le habeis hecho ya la prueba del pañuelo? Porque tiene un novio en la ciudad que… tela pa que. Aunque bueno, a el ya lo conoces, ¿no? Que si tio, el pelirrojo este que intentaste asesinar ayer en mi ciudad…- seguia soltando toda esta lista de improperios mientras preparaba su plan. Aunque ahora que su heterosexualidad o Cisexualidad estaba siendo puesta en duda su conducta estaba volviendose mas agresiva. Su transformación cada vez más avanzada. Sus latidos mas acelerados. Sus dientes expuestos como amenaza. -Riete hombrecillo, porque en cuanto te haya matado, matare al maricón de tu novio, ¡y despues a las putas bolleras y bisexuales, y le arrancare lo que sea que tenga al travelo, y despues despedazare a toda tu ciudad y violare el cadáver de todas tus mujeres!- dijo él. Empezando con un tono simple y acabando con el grito en el cielo. Ya estaba todo listo. Todo explicado. Hora de actuar. -Vale, vale. Solo era una duda. ¡Se te nota que eres heteronormativo a la legua! Bueno, una ultima duda, antes de que me mates y violes a mi ciudad o algo asi, no te entendido del todo con el griterio: en el pais de los ciegos, el tuerto es el rey, ¿no? Pero y entonces un ciego ¿donde reina? El lobo, algo más calmado le miró extrañado y despues divertido, como si la idea fuese un chiste estupido. Se dió la libertad de contestarle, pues en breve lo abriria en canal con sus zarpas. -El ciego no reina. Y tampoco el muerto- dijo subiendo el brazo y exponiendo sus garras. -Vale, pero lo has dicho tu. Que conste. Y dicho esto, todos los cristales de las ventanas que daban a la plaza, al menos aquellos que no estaban ya rotos, reventaron en mil pedazos, cubriendo el suelo a su alrededor con cristalitos. Esto desvió la atención de Victor un segundo. El suficiente para que mientras que el fuego salia de los bidones, dejando dentro solo las cenizas, y se paseaba entre los hombres, despistandolos durante un momento para luego desvanecerse en el aire como si nada, dos pedazos de cristal salieran despedidos directamente a los ojos de Victor. Incidiendo uno completamente en el iris y otro fallando el golpe, clavandosele en el pomulo. El Alfa perdió el equilibrio cuando estos dos salieron despedidos de nuevo al suelo, cayendo uno seguido de su globo ocular y el otro simplemente lleno de sangre. Emitió un grito audible por toda la ciudad. Tanto él como sus hombres estaban dispuestos a abalanzarse sobre ellos, pero entonces una “desafortunada” rafaga de aire levanto la ceniza, cubriendoles complementamente y sumiendoles en una densa niebla que impedia no solo la visión, sino tambien el olfato. Dieron pasos en ciego, como uno que hubiese perdido su baston, pero cesaron esta actividad inmediatamente, al clavarse todos los trozos de cristales en las zarpas. Entre toda esta confusión tanto Álex como sus hombres acertaron a salir corriendo de allí. 15 ene 20:57 - Guio: El fuego se propagaba, los lobos se desorientaban y Alex y los demás huían Sería la oportunidad perfecta para escapar, pero no habíamos empezado una misión suicida para nada "Vamos" dijo kvothe, y yo asenti "Si tuviéramos un jodido psíquico sabríamos donde esta" dije, añorando a Mil "Yo... Creo que se donde esta" Seguimos avanzando por el techo, manteniendonos ocultos Este tenía agujeros, por lo que podíamos ver... Al menos la última planta Me paré en seco "Que pasa?" Kvothe miro a donde yo, y la ira y el dolor se les noto en la cara Allí estaba Alexia, insconciente, desnuda, y con el cuerpo lleno de heridas Kvothe iba a saltar cuando lo pare "no crees que esta demasiado visible? Y si saben que veniamos?" "Tengo Que Ir a por ella..."


 Tumbe a ali en una especie de mesa, cogí varias de mis bolsitas de sangre y las puse en alto, uniendolas a la sangre de Ali por las vías 
 Saque el "bisturí" (aunque sólo era el más pequeño de mis cuchillos) y raje el cuerpo de ali, abriendolo 
 "Esa droga te paraliza el cuerpo, pero no el dolor, bueno, seguramente no recuerdes nada cuándo despiertes..." Suspire "hablo sola" 
 Le saque el apendice, el intestino grueso, los pulmones... Todos los órganos Que no utilizará para vivir o combatir acabaron por el suelo de la sala 
 Por suerte estaban podridos y no soltaban aroma, al menos no peor que el de Aqui 
 Termine con el último, lo cosi como pude, y le Di todo lo que me quedaba de sangre regenerativa 
 Sus cicatrices se cerraron y no quedaron ni rastro de ella 
 La operación habia sido un éxito 
 Me asegure de deshacerme de todas las pruebas, y mientras no pensará en ello, jamás me descubrírian
 15 ene 23:04 - Guio: Me senté mientras esperaba a que se le pasará el efecto y empeze a pensar 
 "La fuerza de esta pequeñaja se Basa en su velocidad de transformacion, y para ello tiene que transformar todo su cuerpo, si tiene menos cosas que transformar... Sera más rápida"
 16 ene 00:47 - Guio: (Esto me recuerda a lo que paso hace unos poquitos años...)
 A pesar de que era una maldita locura, nos pusimos a Investigar porque salió humo de mi base 
 Era de noche, el único motivo para atacar a los vampiros de noche era ser otro vampiro 
 Cuando llegamos, todo mi "equipo" estaba muerto 
 "Hooooola, donde esta la Puta asquerosa escoria que manda Aqui?" Estaba claro que se dirigía a mi 
 "Vas a pagar por esto! Destruir la base de investigación de la orden..." 
 "Me parece Que no te enteras de nada, escoria" dijo, y mostró su brazo, con el símbolo Que demostraba su poder 
 Mi amiga logró una ligera explosión quemando algunos productos químicos, la cual usamos para escapar 
 Había tenido suerte de que ellos pensaban que no estaría Aqui, sino, habría muerto 
 Vi que se acercaba el día 
 "Mira, tenemos que separarnos, yo creo Que ni te han visto" le decía, mientras me cambiaba la ropa por la de un cadáver 
 La chica asintió "adiós.... No mueras" 
 Logre tirar el cadáver fuera, el cual se consumió por el sol 
 Un suicidio causado por la traición de la organización en la Qye has trabajado 400 años no era mala idea 
 "Pero por que te persiguen?" 
 "Bueno... Ya te dije que tenía cierto enchufe, pero no hay tiempo para eso" 
 "Adiós aura" 
 ...
 "Adiós Jass" 
 Me Fui corriendo por unos subterráneos que pocos conocían, si bien no eran seguros, valdrian por ahora 
 "Hijos de Puta, había pasado con ese equipo los últimos 100 años" dije llorando mientras corría 
 No sabría hasta un par de años después la importancia de la vampira con la que nos cruzamos
 16 ene 17:17 - ‪+34 622 62 04 46‬: ------Npc-----
  Me desperte, estaba contenta, anoche me pude duchar en agua caliente y estaba muy limpia por lo que no rebuscaria nada en la ciudad hoy. Me lebante y recoji mi saco tras sacudirlo, me puse en frente del espejo y me acicale con un peine de puas mi pelo de color cobre intenso que brillaba con la luz. Tarde cerca de 20 minutos porque el pelo me llegaba hasta las rodillas, me recogi el pelo con unas trenzas y lo enrolle en mi cuello al modo de una bufanda. Abri mi mochila grande y rebusque entre la ropa limpia, tras un rato mirando me vesti con unos vaqueros pegados y una camisa holgada.

-¡Hoy me siento invencible!-grite. Tenia el presentimiento de que hoy seria un buen dia, hacia tres dia que los pajaros miraron en esta zona, asi que hasta mañana no volverian. Sali del edificio y decidi dar un paseo, llevaba tres manzanas recorridas cuando vi en el cielo los pajaros. "¿Que hacen aqui tan pronto?"pense. Me sorprendio verlo asi que decidi esconderme en la farmacia, era el sitio mas cercano en el que ya habia explorado. Cuando llegue me lleve una sorpresa al encontrarme una furgoneta y la farmacia con la puerta forzada. Las aves estaban cerca y no sabia que tipo de personas eran las que habia dentro, din pensarlo dos veces me meti en la furgoneta y la arranque. No pare hasta llegar a mi lugar favorito del pueblecito, el edificio mas alto, un centro cormecial pequeño. Subi rapidamente a la azotea y desde alli pude ver a tres persona corriendo a la cueva donde me escondia cuando venian los pajaros. Saque de su escondite unos prismaricos y me fije bien, pude ver lo que me parecio como una familia. -Porras... Parecen buena gente. Me quede obserbando y vi como los pajaros los sitiaban. Baje corriendo y me subi en la furgoneta, acelere y me dirigi a la cueva. No frene ni un momento y cuando estba ya cerca me puse unis cascos con Rock a todo volumen. Cuando llegue los pajaros intentaron alzar el vuelo pero iba muy rapido y estampe a dos pajaros contra la entrada de la cueva, tirando la roca abajo. 16 ene 17:18 - ‪+34 622 62 04 46‬: -----kvothe------

Ahi estaba, despues de su "castigo".

-Ha sido Rosa.-dije mientras apretaba el puño. -¿Rosa? -Si, debian de cambiar su mala conducta por eso lo hizo Rosa, al menos ella no iria con maldad. Si hubiese sido Victos estaria medio muerta. Saque un cuchillo que use para agrandar el hueco hasta que alexia y yo cupiesemos y unas cuerdas, las ate a una chimenea y descendi sin hacer ruido. Cuando llegue abajo enrede a alexia en un manta y la ate. -Subela. Adalia tiro de ella y luego subi yo. -Adalia, llevatela. Yo tengo un par de cosas que hacer. -¿Como? Tu te vienes. -Tengo que despistarlo, a ella la oleran. Cuando vengan tras de mi, corre. -¡Estas loco! Te van a matar. -No, los matare a ellos. Dije mientras sacaba una bolsa de plastico con muchas hojas machacadas hasta acerlas muy pequeñas dentro. -Un poco antes de marchanos descubri que Rosa tenia en el jardin esta planta, no sabria que era si no fuese por sus libros, belladona. -¿Belladona? -Un veneno mortal que Rosa usaba en la guerra. Lo voy a mezclar con las drogas que almacenan, y con suerte Victor sea el primero en problarlas. Adalia fue ha decir algo, pero mi mirada la disadio, estaba combencido a vengarme de ellos. Quizas a Alexia no le ghatase la idea pero ni se iba a enterar ni ningun niño saldria herido. -Cuidala. 17 ene 20:28 - Gomez: Algunos de los lobos trataban de darles alcance. Pero Álex seguía explotando todos los cristales que encontraban, con la vana esperanza de que ello les parase, o al menos sirviese para retrasarlos. Uno de ellos, saliendo de un callejón, se situó en frente del alcalde. Pero antes de poder si quiera abrir sus fauces uno de los vigilantes sumergió una bala en su cabeza, haciendole caer para atras pesadamente. Siguieron corriendo calle abajo. Les quedaba poco para pasar el puente cuando un lobo cayó del cielo, yendo a parar directamente contra uno de los vigilantes. Sangre brotando por doquier, sus entrañas esparcidas por el suelo. Sin tan si quiera pararse Álex apretó el gatillo del arma que el cadaber aun sostenia entre sus manos, volando así la tapa de los sesos del lobo. Iban por mitad del puente cuando este comenzó a tambalearse. Una explosión. Otra. Y el puente comenzó a hundirse. Álex logró poner pie en tierra firme, desgraciadamente su ultimo escolta no tuvo tanta suerte. El psiquico hizo lo posible por reducir la velocidad con la que caía el militar con su telekinesis. Afortunadamente, el mago hizo lo mism y cuando cayó en el agua fue como si acabase de tirarse del borde de una piscina. Luchando contra la corriente logro sostenerse en un pedazo de madero que, indudablemente, antañó formó parte de alguna embarcación destruida por los escombros del puente. Con ese mismo madero y la ayuda de sus poderes fue capaz de llegar a la orilla, aunque, debido a la corriente, en una zona tan alejada que el psiquico no seria capaz de ir a por el sin que le alcanzasen los lobos. Por ello siguió adelante, hasta que llegó al coche, donde dos lobos le esperaban. Desenfundó todo lo rapido que pudo pero solo logró disparar a uno de los lobos. El otro se abalanzó contra él, tirandole al suelo y sonriendo sadico dispuesto a deborarlo. Su pistola cayó unos cuantos metros separa de ellos. Indefenso. Muerto. O eso pensó el, pues en ese mismo momento un hombre pajaro agarró al lobo y alzó el vuelo rapidamente. Un nuevo tipo de pajaro. No aquellas aguilas con bustos femeninos a los que estaban acostumbrados, no. Un hombre, con cabeza y garras de cuervo y un par de alas a su espalda. Infinitamente más rapido e infinitamente mas silencioso que las aguilas. El lobo empezó a retorcerse, y estaba a punto de chillar cuando el cuervo, con una de sus garras sujetandole utilizó la que estaba libre para separar cabeza y cuerpo. Álex temblaba como gelatina. Le costó recobrar el aliento y subirse al coche. Debería haber huido de allí a toda velocidad, pero decidió seguir el curso de la corriente, esperando poder ver al vigilante caido. Y asi lo hizo. Una vez ambos estuvieron en el coche condujo a toda velocidad para salir de alli. Llegaron a la ciudad y bajó directamente en el banco. -¡Álex! ¿Que coño ha pasado? Se ha escuchado una puta explosion y…- empezó a gritar Sebastian al verle- ¿Donde esta Majid?- se interrumpió al no ver a uno de sus hombres. -Le atraparon antes de llegar al coche, señor- contestó el otro hombre, ya que a Álex le fue imposible- Victor asesinó a su Anton y Rosa. El es ahora el alfa. Y quiere guerra. Sebastian no dijo nada. Solo dió media vuelta, seguido de Álex y sus hombres. Bajo a las camaras donde estaban todos detenidos. Casi toda la sangre habia sido limpiada. Abrió la camara de los lobos. No les dió tiempo ni a reccionar cuando todos tenian una bala en el interior de su craneo. El sotano volvia a estar inundado por la sangre. 18 ene 11:30 - efewee: La roca se vino abajo. Vi a nuestra furgoneta rota y los pájaros entraban. De los 7 que había al principio. Quedaban 5. Los pájaros empezaron a volar alrededor nuestra esperando para atacar. El primer disparo dio en el blanco, uno menos. Pero eran rápidos atacando... "Que hacemos?" escuche a Yena decir telepaticamente. Saque mi revólver y se lo pase a Dana para que se defendiera y luego mi otra pistola a Yena "tu que crees? Destrozarlas" dije disparando al aire para alejarlas. Yena y Dana derribaron a uno cada una, solo quedan dos... Inmediatamente, un ave vino a atacarme por delante, y la derribé de un disparo que la dejó con media cabeza. Pero eran listas, y otro ave vino por mi espalda, pero una bola de fuego la dejó muerta en el suelo. De repente, de nuestra furgoneta salió una mujer "hola! Ya no hay mas aves, tranquilos!" me acerqué lentamente hacia ella. Cuando estaba suficientemente cerca, un golpe con la culata en la cabeza que la dejo en el suelo, sangrando. Alzó la vista y vio mi recortada apuntándola directamente. "PEDAZO HIJA DE PUTA! MUEVE UN PUTO MUSCULO Y TE REVIENTO LA PUTA CABEZA! YENA ENCADENALA!" una cadena se movió telepáticamente y la inmovilizó "Si os he salvado..." "NOS ROBASTE LA PUTA FURGONETA! LA CUAL HAS ROTO PARA ENTRAR EN ESTA PUTA CUEVA! ESO ES SALVARNOS LA VIDA?!" me relaje un poco y hablé tranquilamente con mis compañeras. "Yena, ven y sigue apuntándola. Dana, registrala y traeme todo lo que lleve encima. Yo miraré la furgoneta." El chasis se había desplazado ligeramente, las luces delanteras habían reventado y el alerón delantero estaba en el suelo. Pero el motor y los elementos principales estaban bien. Suerte que la carrocería era fuerte. Entré dentro y comprobé si funcionaba. Y gracias a dios funcionaba y la parte de atrás estaba llena de provisiones. Dana vino con una caja de cerillas y una aparato para escuchar música con cascos. "Esto era todo" lo cogí y me lo guarde en los bolsillos. "perfecto, el coche funciona. Subidla a la parte de atrás y que alguien la custodie. " Yena y la chica se pusieron en los asientos de detrás y Dana y yo delante. "Yena, curale lo de la frente." la dije pasándola unos vendajes. Luego me giré a la chica "tu tendrás la oportunidad de explicarte en el juzgado de la ciudad. Ahora volvamos. " salí de la ciudad lo mas rápido posible y volvimos a la carretera principal, rumbo a casa. 18 ene 12:13 - Guio: No era nada débil Se Que la gente atribuye a las mujeres con debilidad, pero sabía que necesitaba fuerza física, así que llevó entrenando desde Que nací Aún así, el jodido lobo pesaba un huevo La había atadao a mi e intentaba desplazarme por el techo, pero era difícil suspire "Maldito hermano, en verdad sólo nos hemos visto un par de veces, y estoy dejando Que te suicides por esta bestia?" Como no estaba muy alto, tire a la lobita del techo (menos mal Que kvothe no estaba) y seguidamente me bajé No iríamos por el puente como hizo Alex, cruzariamos el río y cogeriamos mi moto Escuchamos a los lobos acercarse, así que nos echamos al suelo y nos cubrimos de tierra Tuvimos que hacer esto varias veces, por suerte estaban alterados y no iban a por nosotros Cuando llegue al río, fui levantando/bajando la tierra para poder pasar por el, por suerte la corriente no era demasiado fuerte y mi montoncito no se rompio... Aunque casi nos matamos al final Empezó a sangrarme la nariz Cerca estaba mi moto, nos subimos las dos y avanzamos Cuando estabamos relativamente cerca de la ciudad, la volví a esconder "Ellos no me la dieron y no tienen porque quitarmela" Pare y empecé a comer no podia mas entonces ella se despertó, y le conté Qye había pasado "Pedazo de zorra! Por que no lo salvaste?! Por que Lo dejaste ahí?!" "Puede que si lo hubiera convencido, lo hubiera salvado a él, pero entonces... Quien salvaría su orgullo?" No podía moverme, y Alexia Lo aprovdcho para golpearme y salir corriendo pero ella también estaba Mal, así Que antes de correr 20m cayó, y se quedó ahí y así nos quedamos las dos, desmayadas en el suelo a poca distancia de nuestro objetivo (Pasado de Aura) Seguía corriendo por los subterraneos, no era seguro pero, que más podía hacer? Salir arriba y quemarme? Jamás!" Me crucé con un par de ratas y mi primer impulso fue lanzarme a ellas y matarlas, pero al final eran sólo eso: ratas "Calmate.... Calmate... Joder! No puedo! Los han matado a todos, aura, a todos! Eran sólo cientificos! No tenían ningún medio para defenderse" quería chillar, pero me escucharian "Sólo yo, la jefa del departamento de investigación de las especies y el subjefe sabíamos luchar" Eso me recordó que no había visto Su cadáver en ningún lado

"Quedrian... Silenciarnos?" (Presente) No quería dejar a Ali sola, porque si alguien la ve "durmiendo" sería muy raro, asi Qye cuando se despertó y le dije un par de cosas me Fui a dar una vuelta Unas manos me agarraron y me taparon la boca, respondí abriendo mis alas y obligándole a soltarme mientras agarraba un cuchillo y me daba la vuelta Mi cara de sorpresa era increíble "Tú...." "Sigues igual de agresiva que siempre, jefa" 18 ene 16:16 - Ivan: Abrió los ojos con las primeras luces, pero no fue hasta que notó sus heridas que se despertó. Miró el estropicio que había causado en la cama y fue a la cocina a por algo. Por el camino, le llegaron dos voces. Se encaminaban hacia allí.

- Vino con un lobo ¿Cómo sabemos que no es uno de ellos? - una voz cascada, de mujer mayor. - Dicen que los lobos no pueden estar siempre en forma humana. ¿Recuerdas los cuentos que te leía tu mamá? Bestias feroces.- esta voz mas grave y joven. - Ojalá pudiera acordarme. Aquí era.

Se apresuró a meterse en la primera habitación que vio. El mismo cuarto de antes. Les escuchaba caminar por el salón.

- Debe haber algo por aquí que le relacione con el ataque - soltó la anciana. - ¿No tendríamos que estar cazando al lobo en vez de esto? - Vendrá sólo. Ya verás. Tan sólo tenemos que llevar a uno a la horca para que el otro se monte la suya propia. Malditas bestias. - Pero el otro chaval... ¿no es también un hombre lobo? - Si fuera un lobo, teniendo en cuenta que los dos han llegado hace poco, no habria motivos para atacarle. Piensa un poco antes de hablar y no hagas tanto caso a lo que dicen por ahí. Sólo tenemos un lobo nuevo en descontrol. Bestias. - ¿Eso opinas de los demás lobos de la ciudad? - Nunca dije que me cayeran bien.

Entonces abrieron la puerta del cuarto para verlo vacío. Empezaron a rebuscar entre todas las cosas que había por allí. En el exterior, agarrada al alfeizar de la ventana, Nira aguantaba como podía. Empezó a moverse por la fachada. Los años de lobo no solo no la habían debilitado, sino que habían reforzado sus músculos y la llegada hasta el suelo fue como un paseo. Tenia que encontrar a Erik ya.

---

La primera luz que recibió fue la de una linterna; directa a los ojos.

- Vamos - dijo una mujer uniformada.

Fue llevado a una sala muy simple. Una silla en el medio. Una larga mesa en un lado, y varias personas sentadas frente a ellas. En el medio, el alcalde.

- Quiero acabar tan rápido esto como sea posible. Al mismo tiempo, me encantaría mantenerte aquí toda la vida, hasta que me explicaras todo antes de volver a meter tu culo tras las rejas para tu ultima cena. Una mujer, sentada a su lado, le puso la mano en el hombro y le susurro algo al oído. El alcalde respiró hondo. 18 ene 16:17 - Ivan: Gómez 🌜 18 ene 17:39 - Gomez: Álex cogió una bocanada de aire con fuerza y la soltó dirigendo una mirada afilada a la lider Fiona, que aun mantenia una mano en su hombro, tratando de tranquilizarse. -Que pase el psiquico- dijo Álex algo más calmado. Al menos aparentemente. Uno de los guardias salió acompañado de Sara y al acto entraron con una joven extremadamente delgada, con una biblia, y un crucifijo encima de este, entre las manos. Se acercó lentamente a la mesa, donde Sara habia recuperado su asiento junto al resto de lideres. -¿Cual es tu nombre?- preguntó Álex. -Marta…- contestó la joven timidamente. -De acuerdo, Marta, ¿eres cristiana, no?- ella asintió- Entonces vas a jurar delante nuestra y sobre la biblia no mentir en este juicio, ¿de acuerdo? La joven volvió a asentir y recitó un juramente mientras mantenia una mano sobre la biblia y con la otra se llevaba el crucifijo al pecho. Fiona iba tomando notas de todo el juicio mientras el resto hablaba. -Estamos a punto de comenzar una guerra, Marta, por ello solo estamos aqui tres de los siete lideres. Considera los tiempos que son de ahora en adelante- sentenció el alcalde. Ella entreabrió la boca y pronuncio un inseguro y apenas audible “si”. -De acuerdo, comienza el juicio. Acusado, diga su nombre. -E...Erik. -¿Sabe de que se le acusa?- esta vez fue Sara quien tomó la voz. -N… no. Álex dió un puñetazo en la mesa. Fiona se asustó, lanzando el boligrafo por los aires. -¿De que se te acusa?- repitió Álex, mordiendose la lengua y conteniendo su rabia. -De… asesinato- dijo el joven aterrorizado. -¿De quien?- continuó. -No lo se… -¡¿DE QUIEN?!- dijo levantandose y por poco tirando la mesa. -No lo se… no recuerdo el nombre que me dijistes… y tampocó recordaba a nadie que se llamase así cuando lo hicistes. -Dice la verdad- dijo Marta, intentando calmar los animos del alcalde. -Álex, por el amor de Dios, sientate- le susurró Sara a su lado. -Si, Álex, por favor, tranquilizate- le rogó por lo bajo Fiona. El alcalde volvió a sentarse, intentando relajarse. 18 ene 17:48 - Ivan: Dos bocanadas de aire después, preguntó de nuevo. - ¿Estás segura? - Sí - respondió la cristiana. - No me lo creo. - Alex... - soltó Fiona. - Debe equivocarse. Yo lo vi, ¡lo vi! Apretaba los puños con fuerza, y por su cara, las técnicas de respiración no funcionaban. Erik seguía allí. Le temblaban las manos. Las piernas también... La curiosidad no era lo suyo, y por mucho que le satisfaciera el saber su crimen, solo pudo decir; seguro.

- Y-yo... No he hecho nada.

Estalló. 18 ene 18:08 - Gomez: -¡LO HICISTES! ¡HIJO DE LA GRAN PUTA!¿CREES QUE ME IBA A OLVIDAR DE LA CARA DE CUALQUIERA DE VOSOTROS? ¡OS SUPLICO Y OS SUPLICO! PERO OS DIÓ IGUAL- estaba fuera de si. Volcó la mesa y estaba a punto de ir a por él cuando los dos guardias le apuntaron con sus armas -¡Álex, por Dios! ¡Fuera de la sala! ¡Nosotras dos continuaremos con el juicio!- saltó Sara. -¡No! Vale. Espera. Tu, Marta, mi cabeza: ¿estoy diciendo la verdad?- preguntó, desesperado. No podia creerlo. La joven se concentró en él. Pusó cara de sorpresa y dijo: -S...si…- totalmente extrañada. -Puede que sea que te estas confundiendo y te hayas autoconvencido tanto que… -No. Sara. Puede que sea el quien tras diez años de autonegación se haya autoengañado, no crees. -Si se me permite…- comenzó Fiona, mientras se levantaba despacio. -¿Que?- contestó arisco. -He de decir, sin que ello se cuente como que trato de inculpar ni defender a ninguno de los dos, que este joven esconde algo. Puede estar diciendo la verdad, pero tambien hay algo que no esta diciendo… -¿Como lo sabes Fiona?- preguntó Sara, esceptica. -Puedo leerlo en su aura… Los otros dos lideres resoplaron. -Sabes que no podemos usar tus “poderes” como prueba, Fiona. -Sara, deja al joven que responda. ¿Es cierto lo que estoy diciendo? Todas las miradas se clavaron en él. -No- dijo muy convencido. -Miente- sentenció Marta al instante. 18 ene 18:30 - Ivan: - ¡No! ¡No! ¡No miento! Se enojó ante este ataque. Estaba seguro de que no mentía. ¡No tenía nada que ocultar! - Ya la has oído - dijo Alex. - ¡No! ¡Me has traído a un juicio falso! ¡Y-yo no...!

En esto que el salió volando con la silla, y acabó estrellado contra la pared.

- ¡ALEX! - ¡YA TE HAN CAZADO ASÍ QUE NO TE HAGAS EL TONTO! DÍSELO A ELLAS. DÍSELO.

Cuando volvió algo mas en si, las dos chavalas retenían al alcalde por los brazos.Los guardias le apuntaban y advertían que, otra vez, y no dudarían en disparar.

- Bien. Se lo diré yo. - dijo algo mas calmado. 18 ene 19:03 - Gomez: -Ocurrió, como ya he dicho, hace diez años. Formaba grupo con una serie de personas, entre las que estaban Grace y Brandon, y también Efe, el nuevo. Entre este reducido grupo tambien se encontraba un hombre… la verdad es que nunca supe su edad, pero joven… Cuando lo encontramos estaba malherido y, bueno, acabamos por salvarle la vida. No fue facil. Ahi me di cuenta de que el mundo necesitaba hospitales. De ahi que lo primero que abriese al fundar la ciudad fuese el mismo. El caso es que le salvamos. Siguió con nosotros y… era buena gente, ¿sabeis? Le habian jodido lo indescriptible en su anterior grupo. Lo encontramos como lo encontramos por ellos. El caso es que el grupo finalmente se separó por mi culpa. Para cuando volví a buscarles no vi a nadie. Decidí buscarles por los al rededores, con la esperanza de hayarles sanos y salvo y… y…- se le cortó la voz. Las lagrimas empezaban a acumularse en el filo de sus parpados- No llegue a enterarme bien, porque para cuando llegue era demasiado tarde. Lo primero que vi fue a Vincent, atado a un árbol y con ambas piernas cercenadas. Por lo poco que oí era gente de su antiguo grupo. Y entonces suplicó. Suplicó a este hijo de puta. Y no hizo nada. ¡HASTA ESE TIRO EN LA CABEZA HABRÍA SIDO MÁS HUMANO!- Álex se encontraba de rodillas, las lagrimas ya resbalaban hasta el suelo- Para cuando todos se habian oido pudé empezar a sentir el rastro psiquico de los lobos o… lo que fuese… acercandose. Brandon y Grace estaban en el coche… asi que… me fuí de alli… Mientras me alejaba pude notar como el rastro de Vincent desaparecía poco a poco… hasta desvanecerse de golpe- se levantó tras unos segundos en silencio y secandose las lagrimas con la manga- Puede que nunca encuentre al hijo de puta de “Sam”, pero ahora que te tengo a ti aqui… no vas a irte como si no importase lo que hicistes. El joven boqueabierto era incapaz de articular palabra. 18 ene 19:48 - Ivan: - Sam... Se echó rápidamente hacia atrás. Se llevó las manos a la cabeza, gritando. Desde fuera, la escena era de circo. Por dentro, miles de flashes iban y venían, y el mundo real se desdibujaba y desaparecía.

--- - Ya le están juzgando - dijo uno de los componentes de la muchedumbre que se arremolinaba alrededor del edificio.

Nira llegó...

---

Las dos chicas junto a los guardas se acercaron a socorrerle. Él desechaba toda ayuda, apartándoles con los brazos. Lloraba y gritaba nombres y vocablos inconexos. La puerta se abrió de golpe. El lobo gris tiró algo contra uno de los guardas, que quedo inconsciente cuando la mitad de un brazo le dio en la cabeza. La pistola que seguía en la mano se disparó. El otro guardia hizo lo mismo, pero el lobo se transformó y erró el tiro. Después recibió un puñetazo.

Y siguió Alex. Antes de que Nira se pudiera volver a transformar, estaba volando contra cada esquina de la habitación.

---

Erik seguía en sus idas y venidas, hasta que el alboroto que se vivía le impulso a centrar su atención en la realidad. Sudaba. Una de las líderes estaba en el suelo, agarrándose un costado mientras la cristiana apretaba un vendaje en este. La otra líder gritaba el nombre de Alex mientras se acercaba a él. Entre todo esto, Nira iba de un lado a otro. De repente fue a parar al suelo. Fiona le había dado un puñetazo al alcalde. El lobo gris apareció otra vez en escena, Erik se montó encima y salieron corriendo.

- ¡Vamonos!

Ya sabía algo. No quería recordar. 18 ene 20:01 - Ivan: Ya sabia algo: no quería recordar.* 18 ene 20:24 - ‪+34 622 62 04 46‬: Me separe de Adalia y Alexia, sabia que lo mas seguro era qur no pudiese escapar de alli pero si no los detenia irian de nuevo tras de Alexia y matarian a muchos en la ciudad. Sali corriendo por los tejados y me pare al divisar los cultivos, me fije en el cobertizo que habia. "Como no" pense al ver un hombre vigilando"Van a iniciar una guerra, matan al alpha, pero aun asi hay alguien en el almacen". Baje despecio y espere un poco para ver si el vigilante dormia, no dormia pero parecia estar drogado porque hablaba solo. Tenia que entrar sin que se diese cuenta para que no sospecharan nada. Se me ocurrio una idea, una locura mas bien. Me acerque a el. -¿Quien anda ahi? -Soy Victor. -¿Victor?-pregunto el extrañado. -Vas tan drogado que ni me reconoces. Abreme. -Si-Si.-dijo todavia dudando. Con la oscuridad, el barro y que victor y yo eramos igual de altos, lo engañe. Pero todo gracias a que iba drogado para hacer mas amena su vigilancia. Abri la bolsa de drogas, no sabia que droga era ni me importaba. Eche el contenido de la bolsa y lo movi. Mientras lo hacia aspire sin querer un poco pero no le di importancia. Sali de alli y empece a subir al tejado pero me empece a desiquilibrar"¿Era la droga?". Daba igual, drogado o no habia tenido suerte y podia escapar asi qie decidi continuar. Pase por en frente del hospital y escuche decir a la medico que estaba fumando fuera con una enfermera. -Va a peder el ojo, no se lo he podido salvar, y coniciendolo no me gustaria ser el alcade de la ciudad. Segui mi camino cada vez mas colocado y llegue al puente. Habian empezado a reparar el puente, ya habian planeado esto por si intentaban atacarlos, pero usarlo para que Alex no escapara... Victor era simplemente gilipollas. Cruce el rio eb barca y mire atras. -¡DECIDLE A VICTOR QUE ES GILIPOLLAS! Le grite al guardia que habia en el puente roto. Automaticamente saco la pistola y empezo a diaparar, no hacertaba u cada vez me hacia mas gracia aquello. Me di la vuelta y empece a caminar, desprecupando, drogado, pero volvi a la realidad al senti un disparo en el hombro. No sentia dolor, pero la drogaestimulo mi miedo y empeze a correr, corri y corri, no moe atras. Entonces vi el comienzo de la ciudad y a Alexia tirada en el suelo. Me tire al lado de ella y la abraze. -¿Kvothe? Sabias que vendrias.¿kvothe?¿kvothe? ¡Responde! Pero estaba inconsciente debido a haber perdido gran cantidad de sangre. 19 ene 19:07 - efewee: La ciudad se vislumbraba a lo lejos. Por fin... Volvíamos con medicamentos, con provisiones...con nuevas personas... Al entrar dos guardias pararon el coche. "Quieto!" gritaron mientras nos apuntaban. "Identificaos!" bajé lentamente la ventanilla y saqué la mano biónica "soy efe, salí de exploración hace poco! Que cojones pasa?!" dije a los guardias, que hablaron entre ellos y abrieron la verja. Uno de ellos vino a hablar conmigo. "Perdón el numerito... Ha habido problemas con la manada de lobos." todos nos erizamos del miedo."que paso?" preguntó Yena asustada "un golpe de estado. Victor se hizo líder" "eso nos traerá problemas..." dije suspirando. Aceleré con el coche directo al garaje. "A ver, Yena encargate de llevar a la prisionera a las celdas. Dana lleva los suministros a los almacenes. Yo avisare a alex" todos nos pusimos en marcha. Antes de visitar al alcalde, decidí ir al hospital a ver a chris. Entré en el hospital y después a su habitación. Me acerqué a chris y cuando estaba cerca, empezó a respirar costosamente. "Efe...?" dijo en voz baja."estoy aqui, dime, que te paso?" "yo...lo noté. No era un olor normal. No era un lobo normal..." me senté y empecé a asustarme "te atacó un lobo?" "esa cosa...no era un lobo... No se lo que era, tenía colmillos, pelaje, garras...pero creeme, no era un lobo..." me costaba respirar "que...debo hacer?" chris me miro costosamente a los ojos "estamos en peligro... Encuentralo...y matalo." fue lo ultimo que dijo antes de quedarse inconsciente. Afuera un montón de guardias salían corriendo. "Chris, tengo que ver que ha pasado" salí corriendo tras ellos. Llegué a un coche en el cual estaban subidos 7 guardias. Me subí y por fin pude enterarme "que paso?" fue lo primero que pregunté. "Se han dado a la fuga dos prisioneros. Vamos tras ellos por el bosque. Seguramente pasemos la noche fuera..." esa idea no me emocionó... Después de la historia que me contó chris...algo había ahí fuera, pero antes tenia que solucionar lo de ahí dentro 19 ene 19:42 - Guio: Encontraron a Ada y los demás, y por su estado, 19 ene 19:42 - Guio: Perdón xD 20 ene 19:43 - ‪+34 622 62 04 46‬: -----Alexia----- Me desperte en una cama del hopital, tenia puesto suero y vendado todo el cuerpo. Mire a mi alrededor pero no vi a nadie. -¿Kvothe? Nadie repondio. Empece a gritar su nombre asta que unas enfermeran vinieron. -¡Calmate! Tienes muchas heridas, no son grabes pero se te habrirande nuevo si no guardas reposo. -¿Donde esta mi novio?-hubo una pausa-El chico pelirrojo. -Esta en la habitacion de al lado. Y esta fuera de peligro pero... -¿Pero que? Las enfermeras callaban, yo me pensaba lo peor. Arranque la via y fui corriendo con kvothe. -Espera-gritaban las enfermeras. -kvothe, estas bien menos mal. Solo estas insconciente esas enfermeras exageraeon o se confundieron. -No esta insconciente, esta en coma por haber perdido mucha sangre.


npc--------
 -Hola.
 -Hola-respondio la chica.
 -Este sitios grande, muy bonito, y hay muchas personas.
 -Si.-Respondio de forma brusca mientras la otra me desataba las piernas.
 -¿Que vais ha hacer conmigo?
 -Un juicio por destrozarnos la furgoneta.
 -Me gutas.
 -¿Que?-respondio sorprendida.
 -Si, pareces arisca pero en verdad eres amable. Ademas eres linda.
 -No se que intentas pero no va a funcionar-dijo la spiquica.
 -No intento nada. Me molestan las cadenas en las muñecas,¿Podrias quitarmelas? No escapare.
 -Ni que... Espera... dice la verdad. Aun asi no.
 -Bueno.
 Empece a mover los brazos hasta conseguir sacar una mano. De repente senti un golpe y me desmalle.
 21 ene 18:01 - efewee: El tiempo paso rápido. Nos habíamos adentrado en el bosque, por lo que no podíamos seguir en el coche. "Nos dividiremos en grupos de dos, si alguien encuentra al lobo o al hombre que lo maneja, disparadle. Pero no lo matéis, tiene que presentarse ante un tribunal." a mi me había tocado un hombre de piel negra como compañero. "Como te llamas?" le pregunté. "Leroy, y concentrate, estamos trabajando..." "okey okey..." dije mientras buscaba pistas. Era de noche y no veíamos casi nada. Pero de repente, un grito humano, a lo lejos. Después otro y otro..." en guardia" dije a leroy "se lo que hacer capullo, tu centrate en encontrarles..." será imbécil dije a mis adentros. De repente, vi huellas de lobo. " Observa esto! Huellas de lobo! Deben haber ido por aquí " dije en alto "vamos" dijo leroy siguiendo la dirección que señalaba. Estábamos cerca, cuando una figura oscura salto sobre leroy. De un mordisco le arrancó la cabeza y la escupió a mis pies. Lo primero que pensé era que sería aquel lobo que buscábamos. Pero no era un lobo... Media mas o menos 4 metros, como un árbol. Su forma era como un lobo, con unos ojos rojos. Sus colmillos rezumaban vapor y sangre. Disparé hacia él, cuando me recuperé de la impresión, pero fallé. El era increíblemente rápido y grande... De repente por la espalda me embistió algo que me dejó en el suelo, apoyado a un árbol. Mi tobillo estaba lesionado, se había torcido. De repente la bestia se me acercó. Olía a muerte y sangre. Me miro directamente, dispuesto a matarme, cuando un sonido, como un silbido sonó a lo lejos. La bestia se fue corriendo a dirección del sonido, dejándome solo, anodado y confuso. Me apoyé  en una rama, volviendo de camino a casa. De repente, antes de llegar, vi huellas enormes, mas grandes que la de un lobo. Como la bestia. Lo mas extraño de esas huellas era que de repente se transformaban en huellas humanas. Huellas que se dirigían al interior de la ciudad.
 24 ene 22:38 - Ivan: Habían estado corriendo lo que quedaba de tarde. Aunque se notaba que Nira estaba cansada, había seguido corriendo a pesar de que Erik no dejaba de decirle lo contrario.
 - Creo que hemos estado vueltas en círculos unas horas ya. Para de una puta vez. Es de noche y...
 Al ver que sus últimos argumento no funcionaban, se apeó en plena carrera, obligando al lobo a parar. Hicieron como pudieron una hoguera y se limitaron a calentarse. El animal intentó acurrucarse al lado de Erik para darle calor, pero sólo recibió un empujón como agradecimiento.
 - Transfórmate - dijo Erik seguro. Nira emitió un gruñido leve en respuesta. - Hazlo. 
 Aunque volvió a gruñir, llegando a mostrar sus colmillos, finalmente accedió y en unos segundos ya eran dos humanos los que se sentaban al calor de la hoguera. Se quedaron un rato sin hablar, mientras volvía a nevar.
 - Qué ha pasado - dijeron a la par. Esto volvió a traer el silencio.
 - Me levanto por la mañana y lo primero que encuentro es la puerta llena de sangre. Dicen que han herido a un hombre y tu estás inconsciente en plena calle
 24 ene 22:39 - Ivan: se me fue, ñeh
 24 ene 22:39 - Ivan: eliminen el mensaje
 24 ene 23:24 - Ivan: Habían estado corriendo lo que quedaba de tarde. Aunque se notaba que Nira estaba cansada, había seguido corriendo a pesar de que Erik no dejaba de decirle lo contrario.
 - Creo que hemos estado vueltas en círculos unas horas ya. Para de una puta vez. Es de noche y...
 Al ver que sus últimos argumento no funcionaban, se apeó en plena carrera, obligando al lobo a parar. Hicieron como pudieron una hoguera y se limitaron a calentarse. El animal intentó acurrucarse al lado de Erik para darle calor, pero sólo recibió un empujón como agradecimiento.
 - Transfórmate - dijo Erik seguro. Nira emitió un gruñido leve en respuesta. - Hazlo. 
 Aunque volvió a gruñir, llegando a mostrar sus colmillos, finalmente accedió y en unos segundos ya eran dos humanos los que se sentaban al calor de la hoguera. Se quedaron un rato sin hablar, mientras volvía a nevar.
 - Qué ha pasado - dijeron a la par. Esto volvió a traer el silencio.
 - ¿Por qué estabas en...? - comenzó ella.
 - Me levanto por la mañana y lo primero que encuentro es la puerta llena de sangre. Dicen que han herido a un hombre y tu estás inconsciente en plena calle, herida y manchada de sangre. Y todo justo después de un secuestro por parte de los lobos. Nira, qué ha pasado. Por qué te fuiste.
 - No. Respóndeme tú primero. Cuando llego a tu casa no te encuentro, después me entero de que has estado en la cárcel y te están juzgando por asesinato. Más bien eres tú el que debe explicar qué ha pasado. Además, me he jugado el culo entrando ahí. Le he tenido que arrancar un brazo a uno de los guardias en la puerta y un loco me ha dado una paliza, y todo por ti. Así que ya sabes, larga.
 Erik emitió un pequeño suspiro, pero se quedó sin decir nada.
 - Capté un olor... distinto. Entre todo ese alboroto, había un olor peculiar. No era el de los lobos... o quizás sí. Era parecido, pero no igual. Venía del otro lado de la ciudad... 
 - ¡Y por qué no me...!
 - Cállate. El caso es que fui y oí a otro lobo en uno de los edificios. Para cuando llegué estaba saliendo por la ventana... Cuando le seguí me enfrentó. Y no duré ni un asalto. Suerte que tuve de llegar hasta la puerta de casa. Erik, esa mierda es fuerte. Estamos mejor fuera de la ciudad.
 - ...
 - Hemos sobrevivido a esto antes. Podemos seguir así. 
 - ¡¿Y qué, Nira?! ¡Es que es eso! ¿A cuántas personas nos hemos enfrentado por recursos? ¿Cuántas hemos dejado atrás a su suerte por tener algo para llevarnos a la boca los dos días siguientes? Y ahora justo que habíamos encontrado el Santo Grial de la civilización actual... tiene que venir todo esto. Tienen que venir todas estas cosas, estos nombres y estas gentes que ni siquiera...
 - ¿Por qué te juzgaron? ¿A quién asesinaste? - espetó descuidadamente.
 - ¡No lo sé, Nira! ¡No lo sé! - dijo llevándose las manos a la cabeza - Tengo un vacío. Grande. Nunca me había preocupado. Simplemente me limité a sobrevivir, como hacen todos. Lo que fuera que pasara, no tenía que volver... Joder. Sólo... no quiero recordarlo.
 - ¡Pero...!
 Entonces en mitad de la oscuridad que los rodeaba, empezaron a verse rayos de luz. Se dieron cuenta de lo que pasaba, pero antes de que pudieran pensar en dónde esconderse, unos gritos humanos llenaron el bosque.
 - ¡Vamos! - dijo ella empezando a correr en dirección contraria al sonido, pero Erik decidió hacer lo contrario - ¡Erik! ¡Erik, es el monstruo de...!
 Pero el muchacho ya estaba corriendo directamente. Las otras luces también se revolucionaban, y aumentaban el ritmo. Alguien silbó, y para cuando los dos llegaron a unos arbustos cercanos, sólo vieron un cadáver y a un herido que empezaba su camino.
 Ya estaban casi en las puertas de la ciudad, después de haberle seguido todo el camino. 
 - Estamos a tiempo, Erik. Déjales, se las apañarán.
 - No voy a volver a la vida de antes.
 Y sin darle tiempo a que le respondiera, cogió una bola de nieve y se la lanzó al cojo que miraba al suelo.
 26 ene 08:14 - ‪+34 622 62 04 46‬: Alexia no hablaba, no decia nada, solo cogiq la mano de kvothe. Tras un rato con un silencio que claramente incomodaba a las enfermeras le preguntaron.
 -¿Esas bien?
 -Si, eso creo...¿Donde esta su hermana? la otr chica.
 -Esta ahi.- dijo señalando una cortina que dividia en dos el cuarto mientras las dos enfermeras se marchaban.
 Alexia la aparto u sento junto a ella.
 -Perdoname.. No solo por el golpe, tambien por lo de hace 7 años. Os separe, os quite a kvothe de vuestro lado y nunca me lo hecho en cara aunque le notase que os hechaba de menos.
 Apollo su cabeza sobre el estomago de Adalia y empezo a llorar en silencio.
 -----npc-----
 -¿Donde est..?
 -En la carcel.-dijo un hombre sin dejarme acabar mi pregunta- Esperando a ser juzgados.¿Que has hecho?¿Robar un pan?¿Caminar sin su permiso?
 Iba ha empezar a gritar  pero un homhre dio un golpe a los barrotes.
 -Callate, pronto sereis juzgados.
 27 ene 18:21 - efewee: Ya habían de terminado de curarme. Me habían vendado el pie y limpiado los rasguños. Chris presentaba signos de mejora, lo que era un alivio. Pero, a pesar de todo, estaba asustado. ¿Que era eso...que vi? Chris se había enfrentado a él y mira como acabo. Todo era tan... Ahora mirara donde mirara, veía sospechosos. Uno de los hombres de esta ciudad guardaba un secreto, bueno, mas bien dos, porque hay algo que controla esa cosa. Decidí ir al banco, a ver a la mujer que detuvimos y asegurarme de su estancia. Mientras salia del hospital, un hombre de silla de ruedas estaba parado frente a una puerta cerrada. El hombre era viejo y de tez morena, como un antiguo indígena. "Necesita ayuda?" dije al acercarme a él. "Oh, gracias joven. Verá, mi silla es muy grande y no llego al picaporte..." "tranquilo, yo le ayudo" dije abriéndole la puerta. el entró, y se paro en el quicio "gracias efe" me paré en seco "como sabe mi nombre...?" el hombre soltó una risa tenue. "Tu fama te precede, chico." mi cuerpo se tensó ante ese ambiente. "Y quien eres tu...?" no volvió a hablar, sólo se limitó a mirarme a los ojos y a soltar una risa, antes de seguir el recorrido del pasillo con su silla, silbando una melodía bastante alegre. Al cerrarse la puerta, por curiosidad, mire el cartel que adornaba a esta. " MORGUE" ponía en letras grandes. Me detuve unos pocos segundos hasta recuperar el aire y relajar mi cuerpo. La energía que emitía...no era normal. Seguí mi camino al poco tiempo hacia el banco
 28 feb 18:39 - Ivan: La bola se desintegró en el suelo, sin haber encontrado un cuerpo en el que impactar. Nira dejó escapar una pequeña risa, pero Erik se limitó a devolverle el ceño fruncido, para después hacer el amago de gritar.
 - ¡Espera! - le tapó la boca - No tenemos que llamar la atención
 No pudieron hacer nada más que observar cómo el hombre se perdía de nuevo entre las puertas de la ciudad.
 
 Esperaron en unos arbustos cercanos, vigilantes, esperando cazar la mínima oportunidad para entrar. Cada tres horas las puertas se abrían, y entre cinco y diez personas salían, se internaban en el bosque, y regresaban. Una de aquellas veces no volvieron más de la mitad. 
 Y así pasaron 24 horas, hasta la noche siguiente. Harta de esperar en silencio, en aquella atmósfera recargada, Nira se encaramó al muro y lo escaló.
 - ¡¿Qué coño haces?! 
 - ¡EH! - se escuchó desde el otro lado. La figura de Nira quedó a contraluz.
 - Ve a la puerta - dijo antes de saltar al otro lado.
 
 Erik se tiró contra el muro, en un ilógico intento de poder agarrar a Nira, que ya caía hacia el otro extremo. Lo que sobrevino fueron gritos, a los que se unían más y más, e incluso un disparo.
 Como si fuera una máquina, Erik voló hacia la entrada. Se frotaba las manos, y la cabeza, pensando en lo inútil que podía resultar todo aquello. Y encima ahora acabaría sólo. 
 Le sobresaltó el sonido de la compuerta. Se le erizó todo el vello del cuerpo, y estuvo paralizado durante un buen minuto, hasta que comprobó que no pasaba nada.
 Se acercó corriendo, y traspasó las puertas para recibir una bola de nieve en la cara.
 - Hey - le sonrió Nira a pocos metros de él, mientras lanzaba y recogía otra bola una y otra vez. 
 - ¡POR AQUÍ! - se oyó al tiempo que una luz les iluminaba.
 - Vamos.
 Le cogió del brazo, y lograron esconderse en lo que parecían unas catacumbas. Recorrieron diversos pasillos sin encontrar a ningún ser vivo, hasta que dos figuras pálidas se les cruzaron en una intersección. Una de ellas se puso en posición de defensa, pero la otra mujer la contuvo.
 - Es de noche. Salid fuera. - soltó Nira sin tapujos.
 La tranquila se limitó a mirarles con desprecio, tiró de la otra y emprendieron la marcha, con la agresiva sosteniendo la mirada. Cuando ya se hubieron marchado, el lugar quedó en silencio.
 - Qué cojones, Nira.
 28 feb 20:11 - ‪+34 622 62 04 46‬: Adalia se desperto y vio a Alexia dormida con la cara llena de lagrimas en su regazo. Alexia desperto y se seco la cara.
 -¿Donde esta kvothe?
 -El esta... esta en coma...
 Dijo mientras se ponia a llorar de nuevo.
 ----npc----
 El hombre no paraba de hablar y entre tonteria y tonteria le pregunto su nombre.
 -No lo se.
 -¿No lo se?¿Como es posible?
 -No recuerdo nada de hace dos meses.
 1 mar 20:01 - Gomez: La noche acechaba. El Sol emepezaba a desaparecer por el horizonte cuando el convoy de coches de patrulla llegó a lo lejos desde el pueblo.
 Como medida de seguridad se habia decidido evacuar el pueblo a la ciudad durante el tiempo que reinase la ley marcial. Ley, todo sea dicho, que ya empezaba a verse reflejada tras un solo dia en la vida cotidiana de la gente. Los bares y restaurentes cerraron hacia ya una hora. Habia toque de queda y, salvo las patrullas y Álex, no quedaba nadie en la calle.
 Los vampiros, decididos a ayudar, formaban una de las fuerzas mas potentes de la ciudad: patrullaban la ciudad junto a los Vigilantes, para que estos pudieran descansar por la noche, y tambien, un par de ellos, junto un par de Vigilantes, vigilaba el pueblo, ahora vacio y desprovisto de vida, excepto por las cosechas vegetales que crecian en la fertil orilla del rio y el ganado que descansaba en sus cuadras sin saber si volverian algun día las manos que les dieron antaño de comer.
 El alcalde miraba al infinito, como terminaban de desaparecer los ultimos rayos de Sol en la lejania. Sabia que ganarian aquella guerra. Eso era obvio. ¿Pero a que costo?
 ¿Cuantos de sus compatriotas, compañeros o incluso congeneres fallecerian en aquel desproposito, ideado por la mente enferma de un animal que decidio ser bestia y perder su humanidad?
 “Los menos posibles” pensó. Y con paso decidido emprendió una busqueda breve, hallando en seguida su objetivo.
 -¡Sam!- gritó al vampiro que llegaba desde las catacumbas- Necesito que juntes unos cuantos vampiros, al menos cinco, de tu confianza y vayais al bosque a buscar a la partida de rastreo y les digais que abandonen su mision. El fugitivo no es nuestra prioridad ahora mismo.
 Sam no tuvo apenas tiempo de responder. Simplemente asintió, servicial. Y desplegando dos gigantescas alas comenzó la mision que se le habia encomendado.
 El convoy estaba aparcando en el parking cerca del parque. Álex fue a buscar a Lukas y le pidió que ayudase a los refugiados a establecerse y abastecerse.
 -Álex, ¿no vienes? Grace y Can vienen en esos coches- dijo el doctor, algo confuso.
 Pero el alcalde ni tan siquiera freno su paso firme y decidido.
 Fiona apareció de entre la nada e intento pararlo.
 -¡Álex!¡Álex! Sabes que soy una persona pacifica, y queria pedirte perdon por el golpe que te di antes, pero no podia soportar ver a esa joven rebotando por toda la habitacion… ¡Álex! Para. ¿Me estas escuchando?- decia la mujer mientras le daba alcance fatigada- ¡PARA!- dijo poniendose enfrente suya con los brazos extendidos.
 Álex no cambió el rumbo. Siguió hacia adelante sin posar su mirada en la extravagante mujer que tenia delante. Simplemente levantó un brazo y con un movimiento brusco creó una onda de energia psiquica que lanzo a la lider varios metros hacia la derecha.
 -Si ves a Sebastian dile que ya no es necesario buscar al fugitivo. Ni a la loba. Que concentre toda su operativa en defender esta puta ciudad- dijo el alcalde, ralentizando levemente el paso para volver a acelerarlo en cuanto la asustada mujer salió corriendo de alli.
 Y entonces paró en seco. Justo delante de la puerta de las catacumbas, donde en aquel momento no debia quedar practicamente nadie.
 Pero la puerta se abrió de par en par y mostró a ambos fugitivos. Nira con la mano donde antes se suponia que estaba el picaporte y Erik boquiabierto.
 Antes de que pudieran mover un solo musculo Álex levantó las manos y tambien a ambos muchachos en el aire. Una fuerte presión al rededor de sus cuellos impedia el acceso de sangre oxigenada a su cerebro y de aire a sus pulmones.
 -Yo tambien estaba en aquel juicio. Y se que no mentias cuando dijiste que no sabias nada de aquel asesinato. Pero tambien estaba delante cuando ocurrio y yo si que recuerdo todo acerca de la muerte de Vincent- ante esta declaración los ojos de Nira se abrieron de par en par. Gesto que no paso desapercibido a su verdugo- ¿Tanta impresión te produce ese nombre?- esgrimió una sonrisa casi sarcastica. Estaba cansado. Demasiado.
 Y entonces noto un sabor metalico. Bajo las manos, dejando caer ambos cuerpos. Se paso el dorso de una de las manos por el labio y noto como se le empapaba con un liquido templado. Sangre.
 Y sin tiempo a poder articular una sola palabra más, cayó al suelo.
 Nira solo pudo oir el golpe de Álex contra el suelo antes de perder tambien el sentido. Quedando los tres tendidos en la entrada de aquella iglesia.
 
 
 Poco a poco el sonido de metales chocando y los leves rayos de luz emitidos por el fuego de una vela sacaron de su onirico y forzoso descanso a Nira. Tardó un poco en reordenar todos sus pensamientos, pero al ver a Erik tirado en el otro sofa, sin sentido, todo volvió a ella de repente.
 Cogió un pequeño cuchillo de untar mantequilla que habia sobre la mesa y lo empuño como si de un arma mortal se tratase. Justo a tiempo para que su captor apareciese por la puerta sosteniendo dos tazas que desprendian humo.
 Era un hombre alto, con una barba muy superficial, como de tres dias. Ojos claros, y un pelo ligeramente anaranjado. Sus facciones muy marcadas, como su musculatura bajo la ropa.
 Tenia una espalda ancha, tanto que casi le costaba entrar por el marco de la puerta. Y segun comprobaria Nira acontinuacion una voz grave, profunda y mecanica.
 -¡Ey! Nira, tranquila. No hace falta que… bueno… que me golpees con el mango de ese cuchillo hasta hacerme un moraton, porque no se me ocurre que mas podri…- empezó a decir el hombre tranquilamente.
 -¿Como sabes mi nombre?- dijo ella, interrumpiendole y con la mirada clavada en su yugular, casi como un preludio a su pequeño cuchillo.
 -¿Que como…? ¿Nira? ¿No me reconoces? Soy yo. Terri.
 1 mar 20:43 - efewee: Me paseaba entre los pasillos, atestados de gente. Mis movimientos eran cansados y débiles. ¿Que me pasaba? Notaba como los pies andaban por si solos y el cuerpo me pesaba. Llevaba demasiado tiempo sin descansar, demasiado. Mi cuerpo, de repente, cayó desplomado al suelo. Lo ultimo que recuerdo es el calor de la sangre.
 1 mar 22:31 - Guio: Ada
 --------
 En cuanto desperté me echaron, si bien necesitaba descansar, "no necesitaba sus cuidado"
 Baje a las catatumbas y me encontré con ala, la note rara 
 Ala me abrazo y seguidamente me golpeo, lo cual me dolió bastante 
 "Pensé que no volverias" me dijo  "Y kvothe?"
 ...
 "Deberías de ir a verlo tu misma" 
 Se puso sería, pero no quise hablar del tema 
 "Toma" le dije, pasandole una caja "es mi nuevo juguete, pruebatelo cuando quieras 
 ----------
 (Aura) 
 Con una llave deje a mi antiguo compañero en el suelo y le puse un cuchillo en el cuello 
 "Heeeey, para, soy un poquito respetado Aqui, sabes?" 
 "Por que no estas muerto?!" 
 "Esa es tu forma de saludar a un antiguo amigo? No me extraña que no tuvieras novio jaja" 
 Le Di un puñetazo en la boca y lo volvi a agarrar 
 "Lo preguntaré de otra forma, y quiero una buena respuesta, por que mis compañeros estaban muertos?" 
 "Crees que yo los traicione? Y si fuera así, Qye pinto yo Aqui?" 
 "Claro, como que enviar espias a una base enemiga es algo que la orden nuuuunca haría" 
 "Fue por información, jefa, informacion que yo tengo y que tu no, al parecer, si descubren que estoy Aqui estaré muerto" 
 "Información"?
 "Mientras tu estabas por ahí divirtiendote, el experimento ax06 dio resultado" 
 Eso me hizo soltarlo 
 "El ax06?! Imposible, yo misma lo vi morir" 
 El se rio "tal vez un encanto como tu quiera a un hombre fuerte como yo para que la proteja" 
 "Pudrete" 
 "De acuerdo" dijo, se rio, me dio un beso en la mejilla que me repugno y se fue 
 "Eeeh! Espera!" Dije y empecé a seguirlo 
 "Tan irresistible soy? Jajaja" 
 --------
 Ala 
 Fui al hospital, y vi a kvothe en coma y a Alexia llorando 
 Sali corriendo en cuanto me enteré 
 Je, sigo siendo una cría 
 Me metí en unos baños y empecé a llorar 
 Mire el regalo de Ada 
 Era... Ropa? Unas botas y unas muñequeras "especiales", y más ropa normal y corriente 
 Me la puse y me yumbe en los baños 
 Después de un rato seguí dando vueltas y llegue a la habitacion de natsumi 
 Entre
 2 mar 17:29 - ‪+34 622 62 04 46‬: Alexia salio fuera del hospital, se sento en un banco y se intento calmar. Un enfermero se le acerco.
 -Siento mucho lo de... ¿Tu hermano?
 -Novio
 -Ah,-dijo mientras asentia desilusianado- no te preocupes, lo mas seguro es que salga del coma. Es solo cuestion de tiempo.
 -Eso espero, no puedo vivir sin el y menos ahora. ¿Tu te llamas...?
 Pregunto sin interes por simple cortesia aunque en verdad queria conversar para evitar deprimirse.
 -Jose, ¿y tu?
 -Alexia.
 -Es un nombre raro.
 Siguieron hablando durante un rato hasta que Jose volvio al hospital. "Je, me pregunto como reaccionaria kvothe si supieran que han intentado ligar conmigo, nunca lo he visto celoso".
 -----------Npc-------------

Tras seguir hablando con Nathan, decidieron que a partir de ahora y hasta que recordara su verdadero nombre seria Ariana. -La comida. Un guardia paso por debajo de los barrotes dos bandejas con lo que decia que era comida. Llevaban un rato comiendo cuando Nathan empezo a toser y a ahogarse. -Ayudadle!-Grito Ariana. El guardia entro rapidamente y tumbo a Nathan, pero antes de poder hacer nada Nathan le golpeo con un vaso en la cabeza y el guardia se desplomo en el suelo. -¡¿Que haces?! Prgunto histerica Ariana. -Salir de aqui. ¿Vienes? Ariana no tenia motivos para irse pero tampoco para quedarse. Le agarro la mano y salieron corriendo. 2 mar 21:21 - Gomez: -¡Sebastian! ¡Sebastian!- gritó Fiona mientras se acercaba a el aparcamiento corriendo- ¡Oh!, hola Grace, me alegra volver a veros por aqui- dijo al ver a la adolescente- Sebastian, he… “hablado” con Álex, y me ha dicho que retires las tropas de la periferia, la prioridad es defender la ciudad- dijo al otro lider, que estaba ayudando a los recien llegados a organizarse. Sebastian se limito a asentir y dar las ordenes.

-Fiona, ¿donde esta Álex?- le preguntó Can- ¿Esta bien? La mujer rehuyo su mirada. -Iba en direccion a la iglesia… creo… aunque estaba… parecia… bueno, tenia un poco de prisa- contesto por fin cabizbaja. Todos guardaron silencio por un momento- Grace, ¿por qué no vienes conmigo a la cafeteria y te repaso esas horrorosas raices que te asoman? -¡Oh! ¡Si! Y tambien llevamos a Harry- contesto ella agitada. El joven albino intento resistirse, pero al final accedió a ir con ellas. Mientras tanto Can observó como se alejaban, hasta que finalmente se hubieron perdido en la distancia. Entonces emprendió su camino hacia las catacumbas, intentando encontrar al alcalde. Dos personas pasaron corriendo por su lado, empujandole y sin siquiera pararse a ayudarle tras el golpe. -¡Eh! ¡Jefe! ¡Dos fugitivos más!- gritó uno de los Vigilantes al verles corriendo en dirección a la salida de la ciudad. -¡Eh! ¡EH! ¡DETENEOS!- gritó otro Vigilante más. -¡No les escuches, chica, si conseguimos salir de aqui…!- empezó a decir Nathan a su compañera de celda. Pero una bala atravesandole desde la frente a la coronilla hizo que se interrumpiese la frase a la mitad. El rojo regó en parte la nieve sobre el pavimento y en parte la cara desnuda de la joven Ariana. El cuerpo, aún con la fuerza de la velocidad que llevaba, cayó un par de metros mas adelante que donde se produjo el impacto. Ariana levantó la vista y vió a un hombre con el arma desenfundada y apuntando a donde ella estaba. -Ley marcial- contestó Sebastian mientras enfundaba su pistola- Cogedla. 3 mar 13:49 - efewee: Me levante de aquella cama de hospital, hasta las narices de aquél pitido. Mi brazo conectaba a una via y la vía al catéter. Además estaba conectado a una maquina donde se mostraban mis pulsaciones. Me quite todos los aparatos a los que estaba conectado y me levante, cuando un mareo sacudió mi cabeza. Iba vestido con la típica bata de enfermo que no le gusta a nadie, manchada con puntitos de sangre que no era mía. Busqué en toda la habitación pero nada, ni un poco de ropa. Decidí ir a ver a chris, pero tenia que ir con cuidado. Si algún guardia o enfermero me pillaba, estaba seguro de que me sedarian o me atarían. Y no podía descansar, no con esa bestia suelta, andando entre nosotros. Me movía por los pasillos, lentamente y con cuidado esquivando las miradas. Estaba a punto de llegar a la habitación de chris, cuando me di cuenta que él no estaba. Entré, rebusque en todos lados, pero nada. Fui a entrar al baño y vi un espejo roto y un montón de vendas manchadas de sangre sobre la pila. Mierda, debía de encontrarle... Él tampoco tenia nada de ropa, así que tenía que seguir con la bata. Estaba buscando mas pistas en el baño cuando escuche la puerta de la habitación abrirse. Cogí un trozo de cristal entre dos vendas y me escondí en un hueco al lado de la puerta del baño. Los pasos se hacían mas intensos cada vez, cuando de repente la puerta del baño empezó a abrirse poco a poco y agarré sin mirar a la persona que entró, poniéndola el cristal afilado en la garganta. Era Dana."que haces aquí novata?!" pregunté sobresaltado. "Yena me encargó venir a ver el estado de tu amigo..." respondió asustado "que haces tu medio desnudo amenazándome con un cristal en el baño de un hospital?!". La quité el puñal de la garganta, pero no la solté. " Necesito que me ayudes a salir del hospital novata, vamos." "A donde vamos?" preguntó asustada. "A encontrar a chris" 3 mar 16:42 - Guio: (Ala) Fui a la habitación de natsumi, y estuvimos hablando un rato "Vaya... Me contaron que os separaron, cuanto tiempo habías estado sin verlo?" Le conté que, en realidad, apenas lo conocía "Y entonces por que tanto drama? Por que es tu hermano? Bah, pasa, ni que la familia importará tanro, que tengas cuerpo de enana no tiene que hacerte eternamente tonta" Eso me sentó horriblemente mal abandone la habitación dando un portazo No podía imaginarme que, media hora después natsumi empezaría a temblar y en una hora sería su muerte ni mucho menos Lo que eso significaria


 (Ada)
 Todo el mundo estaba haciendo algo, Pero yo era nueva, lo que significaba que no tenía un jefe que me diera órdenes, ni tampoco me había ganado la confianza del pueblo...
 "A partir de ahora haré caso a lo que me digan" 
 Pero nadie me decía nada, así que fui a mi habitación 
 Estaba a punto de entrar en mi "casa" cuando un chico peli blanco se puso entre la puerta y yo 
 "No tienes nada que hacer?" 
 "Nueva" suspire
 "Oooh, vaya, yo también estoy "aburrido" me dijo 
 "Que lástima" le contesté, y abrí la puerta de una patada, no tenía ganas de hablar" 
 "Vamos, que sentido tiene sobrevivir si vamos a estar tristes? Vamos!" 
 Me llevó corriendo a la terraza
 3 mar 18:41 - ‪+34 622 62 04 46‬: -----Ariana------
 Nathan no se movio nada, solo sangraba, muerto. Ariana levanto las manos y se extiro.
 -Otra vez a la celda,¿No?
 -eh... Si.-respondio sorprendido el hombre ante la frialdad de la mujer.
 -Esta vez espero que no me pongais con pesado como ese, solo hablaba de una tia y un megro. Me aburria, por eso sali, a ver si encontraba algo interesante.
 El hombre no dijo nada, solo la llevo de nuevo a la celda y la dejo con dos vigilantes, uno joven de unos veintitantos y otro mayor de unos cuarenta.
 Ya pasaron las horas y Ariana se encontraba sola y aburrida dando vueltas en su pequeña celda.
 -Voy al baño, vigila y no te acerques a ella nohato.
 -Si.
 Ariana vio su opurtunidad y se acerco a los barrotes.
 -Me darias una vaso de agua?
 -Claro.
 El joven le paso el vaso pero Ariana le agarro de la mano y tiro de el. El desenfundo un cuchillo en un abrir y cerrar de ojos.
 -No creas que soy tan estupido.
 -No lo pienso, por eso me gustas.-paso su mano al cuello de la camisa y tiro de el hasta que pudo besarlo. El guardia respondio al beso lo que Ariana aprobecho para meter la mano en su bolsillo y sacar un paquete de cigarros. Ariana sintio coml tiraban de su brazo haciendo chocar su cara contra los barrotes.
 -Ahh!- Se quejo.
 -¡¿Se puede saber que haces idiota?!
 El otro guardia habia vuelto y sorprendio a Ariana quitandole el mechero.
 -Eh?.. yo solo...
 -¿Sabes que custodiamos a una maga de fuego?
 -Si.
 -Entonces porque no dejaste el mechero fuera y para colmo te dejas engatusar, por gilipollas como tu el culo de la gente corre peligro.
 -Era solo para defenderme si era necesario-se excuso Ariana cuando consiguio libraser del guardia-Ademas, ya os dije que me lleveis con vuestro jefe pronto para salir de aqui.
 3 mar 21:43 - πlar: Con la ayuda del poco pasillo que había visto al entrar trazamos un plan de salida, pero no nos sirvió de nada. En cuanto me asomé por la puerta del baño pude ver a dos guardias vigilando las habitaciones.
 -Mierda, ahora tendremos que esperar hasta la noche al cambio de turno. 
 -Ni hablar.- dijo F mirando una puerta que estaba justo enfrente de nosotros donde ponía "Vestuarios"
 
 Cogimos dos trozos más del espejo roto que había encima del esctorio y nos volvimos a asomar por la puerta. Uno de los dos guardias entró a una de las habitaciones y dejó al otro vigilando en la puerta, cuando este último se giró para mirar al otro lado del pasillo corrimos sin hacer ruido hasta los vestuarios que por suerte estaban abiertos. Allí encontramos perchas y perchas llenas de trajes limpios de enfermeros, así que nos cambiamos y escondimos nuestras ropas por si entraba alguien y sospechaba al verlas. 
 
 Salimos de allí con los trozos de espejo escondidos en las palmas de la mano. Conseguimos llegar al final del pasillo sin problemas, hasta que nos cruzamos con otros dos médicos. No podíamos crear sospechas, así que aceptamos su invitación de pararnos a hablar. Empezaron a hacernos preguntas sobre los nuevos pacientes que habían entrado. Llegó un punto en el que no sabíamos qué contestar. Uno de ellos se quedó mirando fijamente a F, le había reconocido. El médico miró hacia un guardia que andaba por allí y le hizo un gesto sutil que, por suerte, pude ver. 
 - ¡Corre!- grité.
 Cuando nos quisimos dar cuenta estábamos corriendo y teníamos a cinco hombres que rondaban los dos metros persiguiéndonos. 
 - Por allí.- avisó F.
 Conseguimos despistarles. 
 Entramos en un ala del hospital totalmente distinta a las demás. Era más vieja y estaba más descuidada. Entramos en la primera habitación que vimos por si nuestros perseguidores decidían pasar por aquel pasillo. Y nada más abrir la puerta, ahí estaba Cris
 4 mar 00:28 - Ivan: Nira abrió un poco los ojos, sorprendida ante el cambio esperable, pero radical. Poco duró la sorpresa antes de que volviera a su posición defensiva.
 - Se nos fue un bellezón - dijo provocándole. Él se limitó a hacer una mueca y señaló el cuchillo.
 - He preparado algo para comer y el fuego, ¿no sería mejor si bajaras el cuchillo y...? - se paró en seco - Mira, sé que no acabamos en buenos términos la última vez pero...
 Ante aquel comentario, Nira hizo descender el cuchillo instintivamente. Bajó todas sus defensas y fue echando un vistazo a todas las habitaciones rápidamente, sin quitar aun así el ceño fruncido. Terri se limitó a quedarse en aquel cuarto, sin cambiar la posición.
 Escuchó su suspiro proveniente del salón.
 - N...no te molestes... - soltó con su grave voz.
 La mano de Nira agarró el marco de la puerta a uno de los cuartos. Luego la cabeza. Y se quedaron en silencio unos segundos, hasta que volvió a retomar la conversación.
 - Después de que nos separáramos... o te dejáramos atrás... como lo veas...
 - No - dijo seca Nira, mientras salía del cuarto y se dirigía decidida hacia Erik - Simplemente no. 
 - Al menos deberías saber que...
 - Cállate.
 El sonido del metal se combinó con el bostezo de Erik, que poco a poco despertaba de su letargo. 
 - Hey - dijo restregándose los ojos - Huele bien...
 - Nos vamos - espetó Nira mientras le sentaba.
 - ¿Quién es este? - decía todavía con voz somnolienta - Tengo hambre...
 - No me hagas volver a repetírtelo - soltó ella, algo más cabreada y ya de camino a la puerta - No me hagas recordarte nuestra situación...
 Erik miró al extraño, todavía en el limbo, y se limitó a parpadear, como si le estuviera pidiendo explicaciones de la situación. Por su parte, Nira se encaminaba a la puerta...
 4 mar 17:10 - Gomez: Se abrió la puerta, arrojando un gran haz de luz al, por lo demas, oscuro sotano. Y seguido al resplandor emergente entró una mujer con el pelo alborotado y un monton de libros en su mano, acompañada de un chico joven con la cabeza rapada.
 Abrieron la puerta de la camara acorazada carente de barrotes porque es una camara acorazada de banco y no una celda de calabozo del pelicula del lejano Oeste y allí dentro estaba tirada la chica que se hacia llamar Ariana.
 -Hola, Ariana, mi nombre es Sara, soy una de las lideres de esta ciudad, mi cargo es el de DAI. Estoy aquí para considerar tu caso. Este es Zedd, el es psiquico y nos ayudara a que esto pase antes. ¿Comprendes?- dijo ella, mirando los papeles que llevaba encima y como si este fuese un pesado acto rutinario.
 La presa asintió con autosuficiencia.
 -¿Tienes algún reparo en que Zedd acceda a tu mente para determinar las circunstancias de tu caso?- Ariana negó con la cabeza- Zedd, procede.
 El joven se secó la mano en el pantalon y visiblemente nervioso la pusó en
la frente de la chica.

Permaneció asi durante unos segundos, con los ojos cerrados y moviendo los labios, como si susurrase algo. -Ella robó la furgoneta, a pesar de saber que pertenecia a alguien, pero en cuanto vió en peligro a el equipo de exploración volvió a ayudarles, llegando a arriesgar su vida- dijo por fin Zedd. -¿Algo que objetar?- dijo Sara, apuntando en un papel. -No, ocurrió así, pero quiero decir que…- empezó a objetar la chica. -Caso desestimado. Soltadla. Si decides quedarte en la ciudad permiteme darte la bienvenida. En dicho caso te aconsejo que te dirijas a donde Zebb te indicara para reunirte con los refugiados que acaban de llegar del pueblo. Te recomiendo seguir las indicaciones de cualquier figura de autoridad, en especial de los vigilantes. Que tengas un buen dia. Y tal y como habia llegado se fue de alli, enfrascada en sus papeles.


-Nira. ¿Puedes escucharme un momento?- dijo Terri, anteponiendose a su salida- No se que esta pasando, pero se que si sales por esa puerta ahora mismo lo más probable es que nos maten a los tres. Asi que haznos un favor a todos, relajate, tomate o no la puñetera infusion y cuentame qué ha pasado, a ver si asi puedo ayudar. Ella le miró con desconfianza, pero en consecuencia a las constantes insistencias de Erik decidieron quedarse alli y explicarle lo ocurrido a su anfitrion.


Can observó con horror el cuerpo de Nathan sobre la nieve, hasta que dos Vigilantes se lo llevaron en brazos a un coche. Para enterrarlo, supuso. Se levantó del suelo, se sacudió la nieve de la ropa y reemprendió su camino en dirección a la iglesia. Estaba a unos cuantos metros de ella cuando divisó un cuerpo tendido en el umbral mismo de la entrada. Era Álex. Salió disparado a socorrerle, casi resbalandose con la nieve. En cuanto estubo a su lado lo cogió entre sus brazos y vió la sangre fluyendo a través de su nariz. Le cogió en brazos y empezó a correr en dirección al hospital, a la vez que gritaba por ayuda.


La puerta se abrió casi de un golpe y dos medicos, un hombre y una chica, entraron al cuarto. -¿Quienes sois? ¿Y que haceis aquí?- dijo una voz tras de ellos. Ambos se giraron casi al mismo tiempo y vieron a una señora con una caja de vendas en sus brazos. -Ma… Margaret- dijo Dana casi en un susurro. -Vosotros dos no sois medicos… Tu eres Efe, ¿verdad? Y tu… ¿tu no eres una de las nuevas novatas de los Vigilantes? ¿Donde esta tu encargada? ¿Y por qué llevais ropa de medico? Ninguno de los dos contestaba. Estaban en silencio, sin saber que hacer. Entonces Efe empuñó el cristal y bajo la reprobadora mirada de Dana empezó a hablar. -¡Si, somos nosotros, y no teneis ningun derecho a retenernos aqui! ¡Nos vamos con él!- dijo señalando a Chris. Margaret rió levemente. -Pues ahi esta la puerta. Aunque la verdad es que vuestro amigo no deberia dar muchos trotes ahora mismo, pero eh, como veais- dijo ella, aun aguantandose la risa por lo extraño de la situacion.

Dana estaba roja de vergüenza. Hacer el ridiculo asi delante de la Jefa del Hospital. -No pretendas hacernos creer que somos libres de irnos. ¿Por qué esta él aquí, separado del resto? ¿Que quereis de nosotros?- continuó Efe. -A ver, inutil, nos sobran pacientes, haced lo que os venga en gana. Si esta aqui es porque según su ficha es un licantropo. No podemos arriesgarnos a que en un estado de inconsciencia despierte su lado primitivo y ataque a los demas pacientes. Pero vamos, que os esperais a que se le pase el efecto del sedante y os largais si quereis. Ale, ya le cambiais vosotros las vendas- dijo a la vez que le daba de mala manera la caja con vendajes a Dana- Ya informare a tu superior, jovencita. Y hablare de ti con el alcalde, Efe. Devolved los uniformes antes de iros. Y dicho esto salió por la puerta. 4 mar 17:59 - efewee: Dana, Chris y yo salimos de la habitación. "Zorra" dije bien alto, esperando que esa mujer me oyese. Entonces chris se desplomó. Le agarré antes de que cayese al suelo. "Que pasa chris? Por que te escapaste?" jadeaba muy fuerte. Se nota que su escapada le había costado un trabajo bastante fuerte... "Yo...olí la cosa que me atacó cerca...fui a por ella..." mi cabreo era visible "Tu eres subnormal?! No tenias posibilidades contra esa cosa! Y menos tú solo y en tu estado... Te llevaré a tu habitación." chris se agarró fuerte a mi y tiró para atrás. En cualquier otra situación, habría podido conmigo, su fuerza de licántropo era magnifica. Pero estaba tan débil... "Tenemos que encontrarlo..." "tranquilo amigo, ya me ocupo yo" fue lo último que dije, antes de que chris se desvaneciese. Le volví a llevar a su habitación con ayuda de Dana. La gente nos miraba raro, pero daba igual. Por fin encontré algo de ropa en una habitación cercana a la de chris. No era mía, pero si de mi talla, ya se lo devolvería. Dana estaba sentada al lado de chris, en un sofá. "Que vas a hacer? A donde vas?" me quité la camiseta de médico, dispuesto a ponerme la nueva ropa. "Por la noche en el descanso de los guardias iré al bosque. Tengo que buscar unas pruebas. Tu haz lo que quieras..." 4 mar 21:23 - Guio: Natsumi había muerto, y a pesar de que los Servicios se habian reducido por todo lo que estaba pasando, había dos médicos con ella y habían enviado a un ciudadano a buscarme Fui corriendo junto a mi antiguo aliado a ver que pasaba, pero cuando estaba a punto de entrar, una enfermera se puso en frente de la puerta "No puedes entrar hasta que investiguemos la causa De la muerte" "Joder, soy médico! Déjame entrar!" "No! No podemos..." "Venga, estuvo conmigo todo el esto y se que es buena, déjala entrar" La enfermera titubeo y se apartó, dejándome pasar, parecía que lo de que era un poco respetado no era mentira En cuanto vi a natsumi la causa de la muerte fue obvia "Veneno" "Veneno?" Dijo la médico "Si, pero no un veneno corriente, veneno De vampiro" "Como lo sabes?" "Por el olor" respondió mi compañero "bueno, y por la tonalidad de la sangre que escupió y de sus párpados" Seguidamente desnudando a natsumi, buscando unas marcas de colmillo que no encontraron Pero definitivamente era veneno Se escucharon unos gritos en la habitacion de al lado 4 mar 21:31 - Guio: Ada


 El chico me llevó a la terraza del edificio, donde sacó un montón de arena y se puso a hacer un espectáculo con ella 
 Bostece, y el aprovecho para intentar tirarme arena en la cara, la cual pare con mi magia 
 "Oooooh, así que Maga de tierra" 
 "Que haces?!" 
 "No se, pensé que a lo mejor necesitabas... Más arena!" 
 Y un pequeño montículo acabo encima mia, llenandome el pelo 
 "Te vas a enterar!" Le dije, y empezamos una pequeña batalla inofensiva con la arena, y, entonces, hice algo que hacia años que no hacía: reirme
 4 mar 23:31 - ‪+34 622 62 04 46‬: ----Ariana----
 -Al fin! ¿Que hay de interesante aqui... Zebb?
 -Hay unos bares y unos cuantos sitios para divertise pero no suelen llenarse mucho ultimamente. Eso significa que te quedas?
 -Dalo por hecho, llevo tiempo aburrida y quiero algo de diversion.
 -En este momento estamos en unos momentos delicados y no creo que te encuentres mucha gente que quiera lo mismo que tu.
 -Luchar tambien es divertido, soy buena cuerpo a cuerpo... o eso creo, solo luche una vez con un tipo.
 -Y vemciste?
 -Si, le rompi el brazo y unas costillas.¡Como gritaba!
 Zebb se quedo callado al no saber como reaccionar ante esa anecdota.
 -Cuando te acercastes a mi...¿Pensastes en cosas obscenas?
 -¿Como? ¡No, claro que no!
 -Que pena, pense que podiamos acerlas realidad...
 Dijo de forma traviesa mientras le besaba la mejilla. Zebb se piso colorado.
 -Oh, ¿te molesto lo que dije?
 -No, es solo que las chicas de aqui no son tan directas.
 -Yo no soy cualquier chica.
 
 ---Alexia----
 Estaba en la habitacion con kvothe cuando de repente se escucho un grito del final del pasillo, salio corriendo y abrio la puerta de donde procedia el grito.
 7 mar 21:34 - Gomez: -¡Ayuda! ¡Es Álex! ¡Ayuda!- gritaba un Can con los ultimos resquicios de aire en sus pulmones tras correr todo el camino hasta el hospital con el alcalde en brazos.
 Dos enfermeras fueron corriendo a recoger al paciente mientras que Can se derrumbaba en el suelo de la entrada.
 -¡Que alguien busque a Margaret! ¡Y dadle un poco de agua a este hombre!- empezó a dirigir una de las medicos que habia en el hall.
 Efe llegó a la entrada justo para ver como se llevaban a su excompañero en una camilla.
 
 -Veeeeeenga, Harry. Que te va a quedar genial, ya veras- rogaba Grace a su aprendiz.
 -Os he dicho que no. ¡Parad las dos! No bromeo- respondia el chico, que se escondia tras el mostrador del restaurante.
 -¡Ay, que si! ¡Que me hagas caso!- dijo Grace entre risas- ¡Soy tu superiora! ¡Y esto es una orden! 
 Fiona, que estaba preparando una mezcla en un bol rió tambien por la disputa entre ambos. 
 Pero su risa se vió entrecortada por un quejido que la hizo dejar caer el recipiente que tenia entre las manos, llevandose estas a el costado.
 -¡Ey! Fiona, ¿estas bien?- preguntó Grace, visiblemente preocupada.
 -Si… si… tranquila, debe de ser la energia de la ciudad, que me afecta negativamente esta noche.
 -Fiona, que tras estos años aun sigas intentando mentirme no se si me hace admirar tu fe o temer tu obstinacion. ¿Qué pasa? ¿El qué te duele?
 -No… no es nada, Grace… Es solo un golpe que me he dado…
 Con un movimiento de mano Grace levanto su blusa, lo suficiente al menos para dejar ver el tremendo moratón que tenia cruzandole el costado
 -¿Un golpe? ¿Si parece que te hayan dado una paliza, hija mia?- comentó sorprendida la joven psiquica.
 La lider desvió su mirada, intentando evitar esa conversación. Pero Grace lo notó, y supó que lo que en principio era un comentario jocoso resultaba ser la realidad.
 -¿Quien ha sido Fiona?- dijo con la mirada fija en ella.
 Y aunque la mujer no lo dijo en voz alta ahora la Vigilante lo sabia.
 Afortunadamente se vieron interrumpidas por la puerta abriendose.
 
 Una vez le hubieron contado todo a Terri, tanto la amnesia como el incidente con Álex, este repasó un segundo todo en su mente un momento.
 
 -En… entiendo… Vereis, quiza yo no sea el mejor ahora mismo para ayudaros con ese problema… ¡pero tengo una amiga que seguro que puede ayudaros!
 -¡No!- contestó al segundo Nira.
 -Tranquila, se puede confiar en ella, ya veras como nos saca de esta- dijo el joven con una sonrisa- Vosotros esperad aqui.
 Y una vez dicho esto salió por la puerta. Poco despues volvió a entrar por ella, pero esta vez acompañado con una chica joven.
 -Nira, Erik, esta es Grace.
 9 mar 16:23 - ‪+34 622 62 04 46‬: -Ah por cierto, ¿donde puedo comprar un mechero?
 9 mar 16:23 - ‪+34 622 62 04 46‬: Se me escapo perdonad
 9 mar 16:37 - ‪+34 622 62 04 46‬: -Ah por cierto, ¿donde puedo comprar un mechero?
 -Toma el mio, tengo mas en mi casa.
 -Muchas gracias.
 Tras un rato hablando Zebb paro en frende de un edificio.
 -Aqui estan los refugiados, es donde te quedaras.
 -Jo, no conozco a nadie. Dejame irme contigo, ademas necesito ducharme y no se que clase de pervertido habra alli.
 -¿Como que irte conmigo?
 -Vivir en tu piso un tiempo.
 -No se, no es muy grande y solo hay una cama. Yo no estoy dispuesto a dormir en el sofa.
 -Ni falta hace, dormiremos juntitos para no pasar frio.
 Zebb sin saber como negarse emitio un profundo suspiro y acepto. "De todas formas si piensa algo raro lo sabre" penso.
 Llegaron a la casa y Ariana se ducho, mientras Zebb estaba en su cama.
 -¡Que a gusto me quede!
 -Espero que no me dejases el cuarto hecho un desas... ¡Aah!-grito mientras miraba para otro lado.
 -¿Que?
 -Estas desnuda.
 -No tengo ropa para cambiarme y no quiero ensuciar tu cama, ademas duermo asi.
 -Creo que deberias ponerte algo.
 -Estoy bien-dijo mientras entraba en la cama.
 -Buenas noches.
 -Buen... Buenas noches.
 11 mar 22:02 - efewee: Salí de la habitación sin mirar atrás. Ella había decidido quedarse con Chris, lo cual entendía... Se disponía a salir cuando vio un tumulto de gente y decidió ir a ver que pasaba. Entre la gente, estaba Grace. Se hizo paso y vio a Alex en una cama y a Can a su lado. Empujó rápidamente y entró en la habitación "¡¿que coño ha pasado?!" le pregunté histérico a can.
 13 mar 17:29 - Ivan: - Yo soy... Erik - dijo extendiendo su brazo.
 La chica mostraba cierta molestia en su cara, pero no dudó en cambiarla para saludarle. Después ella misma desvió su brazo, tratando de hacer que Nira se presentara y le estrechara la mano también, pero esta se limitó a mirarla, como si no supiera que hacer. Ante esto, Grace se encogió de hombros y se giró hacia Terri, volviendo a cambiar la cara a una más cabreada.
 - Terri, ¿dónde está Alex?
 Mientras estos dos iniciaban una conversación, en la que Grace dejaba escapar de vez en cuando algún aspavimento, Nira y Erik se mantenían en silencio.
 - Sé un poco más amigable, ¿quieres?
 Nira se limitó a mirarle por el rabillo del ojo y puso los ojos en blanco mientras se explayaba en el sofá. 
 - Terri dijo que podía sacarnos de esta, joder. ¿Es que no quieres tener un sitio estable para...?
 - Me valgo con estas - dijo mientras mostraba las uñas.
 - No me seas tan sumamente...
 En vistas de la charla que iba a darle Erik, Nira se levantó, ligeramente más cabreada, y fue directa a Grace, cortando la conversación que tuviera con Terri.
 - Nira - espetó mientras extendía el brazo.
 La chica se limitó a darla la mano y siguió con la conversación.
 - Estos dos tienen un problema... - dijo Terri tratando de desviar el tema que estuvieran teniendo.
 - Mira, luego lo resolvemos. Ahora tengo que patearle el culo a ese gilipollas. ¿Dónde está?
 Terri miró a Nira, tratando de que esta interviniera y le explicara su problema, pero ni hoy era el día de Terri, ni Nira quería andar dando explicaciones a ninguna desconocida.
 - Díselo - le dijo completamente seria.
 - Vale, vale. El hospital.
 - Me cago en... - dijo mientras se dirigía a la salida.
 El portazo resonó por todo el bloque. Nira y Terri emprendieron su regreso con Erik.
 - Gracias - soltó mosqueado Terri.
 Nira no dijo nada; simplemente se limitó a sentarse - o tumbarse, más bien - bajo la mirada inquisitiva de Erik.
 - Ya la has cagado ¿verdad? - tomó un último sorbo - Joder.
 22 mar 18:47 - ‪+34 651 99 92 84‬ salió
 24 mar 21:51 - ‪+34 622 62 04 46‬: Era mas de medianoche, ariana se vistio con un chandal de Zebb y salio por la ventana a la escalera de incendios. 
 Puso el pie fuera e instantaneamente lo levamto de aquel suelo pegajoso debido a la suciedad, busco dentro unos calcetines y se los puso. Salio fuera, sus pies seguian pegandoseles a la estructura de metal pero al menos ahora sus pies estaban limpios. Una vez en la azotea saco el mechero y empezo a jugar con el fuego formando palabras, formas de animales o al menos intentos y otras cosas. Una vez que estaba cansada mentalmente se dedico a algo que no podia hacer en aquella pequeña sala dnde la habian encerrado con ese hombre, extirar y emtrenar su cuerpo.
 Empezo a extirar sus musculos entumecidos y una vez terminado se puso, como si de papel se tratase, a doblar su cuerpo y hacer posturas facilmente que para otros le seria imposible. 
 Concentrada en mantener el equilibrio en una pierna mientras la otra la tenia enrollada al cuello, Zebb subio.
 -Que flexible.
 -Eh?!-grito sobresaltada intentando ponerse normal pero en vez de eso desplomandose en el suelo.
 -¿Que haces aqui?
 -Eso querria saber yo, no se puede subir a la azotea.
 -Queria extirar.
 -Conseguir esa flexibilidad te debio de llevar años.
 -Seguramente.
 -¿Seguramente?
 -No recuerdo nada de hace dos meses pero tengo la constumbre de hacer esto, si no se me engarrota el cuerpo.
 -No lo sabia.
 -Tampoco me importa saber lo que no recuerdo.
 -¿No sientes curiosidad?
 -Si, pero nadie me dice que lo que recuerde sea bueno.
 -Cierto...
 Ariana se acerco a Zebb.
 -Tengo frio, porqie no entramos den...
 Antes de que acabase Zebb la beso.
 Lo unico que dijo Ariana fue "Al fin"